Los inconvenientes sobre contenido protegido por las leyes de derechos de autor se han transformado en un quebradero de cabeza enorme para los que publican vídeos en YouTube. Tanto es conque se ha llegado a casos tan inusuales como el del videoblogger Paul Davids. Este debió enfrentarse a una reclamación sobre derechos de autor por una canción que había compuesto mismo.
Todo sucedió cuando Davids, que acostumbra a tocar la guitarra en su canal, publicó un vídeo con un fragmento de una canción que otro videoblogger versionó. El rastreador de infracciones automático de YouTube informó a Paul Davids de que estaba utilizando la canción que mismo había compuesto sin permiso.

Aun en el momento de grabar debemos tomar en consideración que si por servirnos de un ejemplo estamos en un concierto el material puede estar protegido.
(Ramón Peco)

Paul Davids debió apelar y ponerse en contacto con la persona que había versionado su canción para eludir que YouTube le sancionase. Puesto que algo de esta manera puede acarrear la desmonetización del vídeo en cuestión o bien aun que sea eliminado. La cosa acabó bien, mas habla del inconveniente que ataca a ciertos autores de vídeos. Y no solo por el sistema que rastrea de forma automática las infracciones de derechos de autor.

Hay genuinos profesionales a la caza y atrapa de material que puede haber sido copiado. Es lo que YouTube llama reclamaciones manuales. El inconveniente de esta práctica es que la persona denunciada debe empezar un proceso de apelación que puede no ser fácil. Sobre todo por el hecho de que hasta la data bastaba con denunciar un vídeo absolutamente, sin detallar la parte en la se estaba generando la infracción.

data-YouTube-vid>

Lo que hacía muy complicado para el creador en cuestión saber precisamente qué infracción estaba cometiendo. YouTube ha decidido poner freno, por lo menos en parte, a estas reclamaciones indiscriminadas. Ahora los que denuncien el empleo de material protegido por derechos de autor deberán indicar precisamente la una parte del vídeo en la que se halla ese fragmento.
¿De qué manera saber cuando se hace un empleo ilícito de los derechos de autor?
No todo el planeta es especialista sobre el material que puede y no puede emplearse legítimamente en los vídeos. YouTube apunta 4 casos en esta web en la que notifica sobre el empleo que puede hacerse del material audiovisual. Y en que casos sería lícito emplear ciertas imágenes o bien material sonoro.

data-YouTube-vid>

Muchos videobloggers para ahorrarse inconvenientes emplean material con contenido Creative Commons. Mas YouTube asimismo advierte sobre esta clase de material. Puesto que si el que publica en YouTube un vídeo etiquetado como Creative Commons emplea material protegido por derechos de autor, el que lo use debería contrastar por su cuenta que esas imágenes de veras están amparadas por esa clase de licencia.

Si el material publicado con esa clase de licencia realmente oculta en una parte de su metraje material protegido por las leyes de Copyright va a ser responsabilidad nuestra. Ni que decir debe descubrir esto en ocasiones puede ser formidablemente complejo, por lo menos para quien no es un profesional.

data-YouTube-vid>

Debemos tomar en consideración que por más que se hayan democratizado las herramientas para la grabación y el montaje de vídeos, efectuar una producción audiovisual y propagarla prosigue siendo un tema complejo cuando no se cuenta con una productora audiovisual y un departamento jurídico.
De ahí que, para eludir esta clase de inconvenientes, lo mejor es recurrir a material creado integramente por nosotros. Y para cuestiones como la música o recurrir a la biblioteca sonora de YouTube, que es bastante extensa, o bien adquirir una licencia de material sonoro o bien audiovisual susceptible de ser difundido. Lo que es totalmente desaconsejable es descargar un vídeo de YouTube o bien de cualquier otro lugar y emplear fragmentos de él de manera indiscriminada.

Es totalmente desaconsejable descargar un vídeo de YouTube o bien de cualquier otro lugar y emplear fragmentos de él de manera indiscriminada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *