Yolanda Díaz atrae a Izquierda Unida y a Ada Colau mientras Podemos se distancia


En Comú Podem e Izquierda Unida están dando en los últimos días muestras de respaldo a la autonomía de Yolanda Díaz y al ‘proyecto amplio’ de reunificación en los términos en los que ella lo visualiza. En contraposición, en Podemos se percibe cierto desasosiego. La vicepresidenta segunda tiene a su disposición a la marca catalana que lidera Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, y también la colaboración del ministro de Consumo, Alberto Garzón, a la sazón líder de IU.

Colau mostró su respaldo expreso sentada al lado de Díaz el sábado pasado en el acto de Valencia, en el que ya se conoce como
el embrión de su candidatura. Y Garzón, que no estaba presente

 allí, lo hizo esa misma tarde por Twitter. ABC tiene constancia de la connivencia que tiene la vicepresidenta con ambos dirigentes determinantes en Unidas Podemos.

Ahí va otro detalle. Izquierda Unida celebra entre los próximos días 19 y 21 su ‘Escuela de Otoño’, unas jornadas de reflexión en Sevilla que reúnen a perfiles de diferentes formaciones de izquierdas, no solo de Unidas Podemos. Diversidad en la línea que plantea la vicepresidenta y de lo visto en Valencia. En una de las mesas estará Jorge Moruno, diputado de Más Madrid. Una nueva puesta en escena de la disposición al entendimiento. También se busca ese ejercicio este domingo en el acto de los Comunes que se celebrará en Barcelona, donde también están invitadas sensibilidades de toda la izquierda. Díaz y Garzón intervendrán en él.

Pero las ministras de Derechos Sociales, Ione Belarra, e Igualdad, Irene Montero, número uno y dos de Podemos, descartaron asistir por incompatibilidad de agendas. Aunque Belarra mandará un vídeo. En su lugar, irá la número tres, Lilith Verstrynge. En Podemos restan importancia a la ausencia de sus dirigentes: «habrá muchos más actos».

Esta semana, el exvicepresidente segundo y exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, está intensificando sus mensajes sobre el proceso de reunificación, incluso metiendo presión a Díaz para
cerrar cuanto antes el «papel importante» que tendrá Podemos en ese proyecto amplio.

Iglesias además se está esforzando en plantear un debate, lo que también se está interpretando en algunos sectores de UP como un intento por sembrar dudas sobre el proceso de reconstrucción. «Creo que es fundamental que esas cuestiones se resuelva y todos los partidos y los liderazgos se sientan respetados», expresó el expolítico en la Ser.

En el entorno de la vicepresidencia reconocen en ello una estrategia de presión, pero se insiste en que Díaz tiene sus planes y no admite intromisiones. «¿Pero Pablo Iglesias no había dejado la política?», satirizan, y descartan dar mayor trascendencia. La vicepresidenta es autónoma.

Ambivalencia sospechosa

La falta de proactividad de Podemos para respaldar en público el proceso de reunificación de la izquierda alternativa al PSOE evidencia las dificultades que tienen para afrontar el fenómeno. La facilidad con la que Garzón, Colau y otros dirigentes del espacio Unidas Podemos saludaron la iniciativa y la reivindican choca con la actitud ambivalente de los otros.

Los portavoces morados han tenido dos ruedas de prensa para valorar la actualidad desde que ella se erigiese en Valencia como la candidata aglutinadora capaz de arropar a sensibilidades de Más Madrid y Compromís. En ninguna de estas dos intervenciones se hizo mención alguna al encuentro por iniciativa propia, al contrario, tienen que ser los periodistas quienes les arrancan el tema. Los detalles en los próximos actos serán clave.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *