Cuando todavía repiquetean los ecos de la presentación de su último Redmi Note 10, Xiaomi vuelve a la carga con un nuevo terminal, esta vez destinado a fortalecer su ya poderosa gama media. Se trata del nuevo Redmi Note 9T, donde la «T» implica, como resulta lógico, una batería de mejoras respecto al resto de terminales de la familia, que ha vendido más de 20 millones de dispositivos en el mundo entero.

¿Mas cuáles son esas mejoras? La primera es la conectividad, que es 5G. Un paso, el de agregar las redes veloces a la gama media, que habían dado otras marcas. 5G significa, ya se sabe, más velocidad de navegación y descarga, menos tiempo de latencia y una cobertura de 360 grados que hace considerablemente más bastante difícil perder la conexión. El nuevo terminal, además de esto, acepta 2 tarjetas SIM 5G al tiempo.

En el corazón del dispositivo un procesador Mediatek Dimensity 800U, fabricado con tecnología de siete nanómetros y un 40% más potente, afirman en Xiaomi, que el Snapdragon 865 que generalmente se incorpora a los teléfonos de media gama. El procesador, además de esto, deja un desempeño gráfico que es un 280% superior al de generaciones precedentes, y todo sin que el teléfono se caliente merced a un nuevo sistema de refrigeración.

Otro de los puntos fuertes del Redmi Note 9T son sus cinco.000 miliamperios de batería, que garantizan un par de días completos de empleo sin precisar pasar por el cargador. Lógicamente, contamos con un sistema de carga veloz, de 18 W, y la caja incluye un cargador de 22,5 W.

En lo que se refiere al diseño, el nuevo Redmi Note 9T llega en 2 colores, Daybreak Purple y Nightfall Black. El acabado en policarbonato texturizado garantiza, conforme el fabricante, que no se van a quedar impresas las marcas de nuestros dedos, y asegura además de esto resistencia a polvo y salpicaduras. El lector de huellas se ubica en el botón lateral de encendido. Y sí, el teléfono prosigue incluyendo un puerto de tres con cinco mm para auriculares externos,

Por detrás, y en un módulo redondo, hallamos un sistema triple de cámaras. Incluye un sensor primordial de 48 megapíxeles, un sensor de profundidad de dos megapíxeles y una cámara macro de dos megapíxeles. La cámara frontal es de 13 megapíxeles.

La pantalla es de seis,53 pulgadas FHD+ y en sus extremos, arriba y abajo, hay 2 altífonos duales, que dan un sonido inteligente que distingue entre izquierda y derecha si bien volteemos el terminal.

En lo que se refiere al costo, Xiaomi lo ha vuelto a hacer: 229 euros en la configuración con 4GB de RAM y 64 GB de almacenaje y 269 euros si optamos por el modelo con 128 GB de memoria interna. Unos costos verdaderamente competitivos, tal como nos tiene habituados la marca.

Redmi 9T, otra vuelta de tuerca
Xiaomi asimismo presentó un gama más «vitaminada» de su Redmi 9T, llamada «Power Up». Cuenta con una cuatriple cámara trasera (con sensor primordial de 48 megapíxeles, ultra gran angular de ocho y macro de dos), una cámara frontal de ocho megapíxeles y una increíble batería de seis.000 miliamperios, que deja un par de días y medio de empleo continuado. Y eso sin acrecentar el peso, que se queda en 198 g.

En un caso así, el procesador escogido es el Qualcomm Snapdragon 662, menos potente que el de los Note 9T mas que cumple de más en el momento de manejar aplicaciones muy exigentes,

Asimismo acá, los costos son imbatibles: 179 euros en la configuración con cuatro GB de RAM y 64 GB de memoria interna y 199 si preferimos 128 GB para almacenaje. Los nuevos teléfonos van a estar libres en el mes de febrero.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *