Posiblemente, cuando Brian Acton y Jan Koum crearon WhatsApp en 2009, no tenían la menor idea de que 10 años después sería la aplicación más popular y uno de los medios más extendidos a nivel global. En caso contrario, es bastante probable que se lo hubieran pensado mejor ya antes de vender la plataforma a Fb por 22.000 millones de dólares estadounidenses. Ahora recogemos ciertos jalones más esenciales de la compañía con ocasión del décimo aniversario de su llegada a iPhone, que tuvo lugar el 30 de noviembre.

¿Te puedo llamar?
Cuando nació la plataforma, su objetivo no era el de marchar como un servicio de correo. Por contra, pretendía asistir a los usuarios a saber si sus contactos estaban libres. Estos podían informar a través de etiquetas sobre lo que hacían en todos y cada instante.

Una buena parte de la culpa de que la plataforma se transformase en lo que es hoy, fue de Apple y sus iPhone. Cuando los de Cupertino empezaron a dejar que a los usuarios les brincasen notificaciones, Koum y Acton cayeron en la cuenta de que el futuro pasaba por crear un servicio de correo que explotara dicha funcionalidad.

Quedamos acá
La posibilidad de mandar una ubicación llegaba a la plataforma en el año 2010. Desde ese momento, se ha transformado en una de las funcionalidades más jaleadas para los usuarios merced a su utilidad. Y es que no es moco de pavo quedar con una persona en un punto específico si ciertas 2 no conoce bien la zona en cuestión.

Creamos un conjunto
Al poco tiempo, en 2011, la plataforma empezaba a permitir la creación de conjuntos. Desde ese momento, las conversaciones entre múltiples usuarios en WhatsApp se ha transformado en algo sumamente frecuente. Y es que, ¿quién puede decir que no tiene un conjunto con sus compañeros de universidad o bien con los amigos con los que se reune los fines de semana para tomar algo?.

Pese a la relevancia de esta funcionalidad, desde la plataforma prosiguen entendiendo las conversaciones entre 2 únicos usuarios como el pilar más esencial del servicio. De este modo lo prueba el que más del 90% de la actividad que tiene sitio en la aplicación sea de esta clase. Últimamente, la aplicación daba la posibilidad de que los usuarios eligiesen quiénes pueden incorporarles a un conjunto. Todo con el propósito de prosperar la experiencia cuando se emplea el servicio.

¿Te envío un audio y te lo explico mejor?
Un año después, WhatsApp empezaba a permitir a los usuarios mandar chats de voz. Desde ese momento, la funcionalidad se ha vuelto muy poular. Tanto que ciertas personas ya ni tan siquiera emplan el servicio para mandar mensajes de texto. Resulta considerablemente más cómodo pulsar sobre el símbolo del micrófono y decir lo que sea.

¿Has leído mi mensaje?
Uno de los cambios más controvertidos de la historia de la aplicación. En 2014 la aplicación empezó a marcar con un doble «check» de color azul los mensajes abiertos por un usuario. No obstante, dio la opción de evitarlo a aquellos que no quisieran descubrir dicha información. Si un usuario tampoco desea aparecer «en línea», asimismo se puede conseguir siguiendo un truco sencillísimo.

Asimismo 2014 fue el año en el que Mark Zuckerberg se hizo con la aplicación de correo. Para adquirirla, Fb debió abonar 22.000 millones de dólares estadounidenses.

Asimismo en el PC
Desde el instante en que WhatsApp Web está libre se ha transformado en una de las herramientas de comunicación más empleadas en las compañías. La aplicación apostó por permitir a los usuarios emplear la plataforma en su PC a través de el escaneo de un código QR. Algo que viene bien, en especial para los más despitados. Lo malo es la cantidad de batería del «smartphone» que consume.

De extremo a extremo
En 2015, WhatsApp empezó a cifrar los mensajes de los usuarios de extremo a extremo. Un mecanismo que fortalece enormemente la seguridad de las conversaciones y que garantiza la amedrentad de quien escribe. Y es que la plataforma de correo guarda una cantidad de información enorme, y sensible, sobre aquel que día sí y día asimismo la emplea.

Como en Instagram
Por año siguiente, la plataforma dejó agregar en los estados historia fugaces al estilo de plataformas como Snapchat o bien Instagram, esta última asimismo propiedad de Fb. Para emplearlas, el usuario solo debe hacer «click» en «Estados» y allá va a poder subir la suya. Asimismo se pueden efectuar ajustes de privacidad para elegir quiénes pueden verlas.

Stickers
Solo era cuestión de tiempo que los emoticonos contaran con competencia. En 2018, la plataforma empezaba a poner diferentes stickers a predisposición de sus usuarios. Aquellos que sean usuarios de dispositivos iPhone, asimismo pueden crear Memojis desde en la plataforma. Acá explicamos de qué forma hacerlo.

Conjuntos, destrucción de mensajes, modo obscuro…
2019 ha sido un año muy movido en la aplicación de correo. En su décimo aniversario, la «app» ha empezado a permitir a los usuarios que elijan qué contactos pueden incorporarlos a un conjunto. Asimismo está cerca la llegada de los mensajes que se autodestruyen y de una manera obscuro que lleva tiempo testándose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *