Volkswagen se ha marcado unos ambiciosos planes de expansión que contemplan la meta de vender un millón de vehículos anuales alimentados a través de baterías desde el 2025. Con la finalidad de acercarse aceleradamente a tan insólita meta, este enorme conjunto empresarial tiene previsto invertir nueve.000 millones de euros en movilidad eléctrica hasta 2023.
Para enseñar al gran público su estrategia, la firma alemana muestra en su espacio de Automobile 2 de los concept-cars más sugerentes de la muestra, como son el ID. BUZZ y el I.D. CROZZ. El primero es un flamante monovolumen cuyo diseño se ha inspirado en la mítica furgoneta que otrora se transformó en el estandarte de la movilidad para el movimiento hippy.

Basado en la plataforma MEB del conjunto Volkswagen, destinada a la producción de vehículos eléctricos, el ID. BUZZ está pensado para satisfacer las necesidades de movilidad de las familias numerosas, el brillante prototipo firmado por Volkswagen cuenta con 8 asientos.

Sus prácticamente cinco metros de largo dejan que el interior sea extenso y espacioso
(Volkswagen)

El secreto primordial de la optimización del espacio interior radica en la singular configuración del sistema motriz, compuesto por 2 motores eléctricos de mesurado tamaño que se montan en cada uno de ellos de los ejes y que dan una autonomía de marcha cercana a los 600 km. El I.D. BUZZ dispone de tracción integral permanente, una virtud que mejora exponencialmente el índice de seguridad de cualquier turismo cuando se circula sobre superficies escurridizas.

La suma de los 2 motores eléctricos del ID. BUZZ deja lograr una potencia máxima de 374 CV. Con una velocidad punta limitada electrónicamente a 160 km/h para resguardar el consumo de energía, este vehículo podría apresurar de 0 a 100 km/h en solo 5 segundos. Y para conseguir que aun un monovolumen destaque por su estabilidad en cualquier condición de empleo, se ha montado el conjunto de baterías bajo el piso, rebajando en consecuencia el centro de gravedad.

La velocidad máxima está autolimitada a 160 km/h y la aceleración 0-100 km/h es de 5 segundos.

La velocidad máxima está autolimitada a 160 km/h y la aceleración 0-100 km/h es de cinco segundos.
(Volkswagen)

En paralelo al desarrollo de una completa familia de vehículos eléctricos, Volkswagen está configurando su interpretación sobre el cosmos de la conducción autónoma, un futuro al que asimismo semeja que nos dirigimos a ritmo de vértigo. En el caso del I.D. BUZZ, cuando el usuario decide que el vehículo actúe por sí solo, el volante se oculta para pasar a ser parte del propio tablero de instrumentos. En modo automático de guiado, se puede virar aun el asiento del conductor para charlar frente a frente con los pasajeros traseros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *