El conjunto parlamentario Vox ha registrado este jueves en el Congreso una proposición no de ley en la que solicita «la construcción de muros en la frontera de España con Marruecos», en Ceuta y en Melilla, de «un grosor, resistencia y altura que lo haga inescrutable y también inabordable» y que el Ejército vigile las fronteras. Es lo que consta en el texto de la iniciativa que el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y el miembro del Congreso de los Diputados y líder de la capacitación, Javier Ortega Smith, han presentado en conferencia de prensa. Aparte de levantar muros en la frontera, la capacitación que encabeza Santiago Abascal aboga por «contar con la cooperación del Ejército de España» para «la vigilancia de las fronteras por tierra, mar y aire». El texto, recogido por Ep, cuenta con diez puntos entre aquéllos que se solicita la construcción de este muro y se demanda que tenga el «grosor», la «resistencia» y la «altura» que lo haga «inescrutable y también inabordable». «Se ha probado hasta la saciedad la ineficacia de las vallas actuales», ha apuntado el secretario general del partido, Javier Ortega Smith. El miembro del Congreso de los Diputados ha explicado que, con esta construcción, pretenden eludir que los migrantes que procuran saltar la valla y se quedan en su parte superior, lancen a los agentes «piedras», «cal viva» o bien «ácido», tal como, han explicado, hacen ahora. Ortega Smith apunta que, mientras que atacan a los cuerpos de seguridad, otros «asaltantes» hacen orificios en internet metálica con radiales de batería. «De ahí que deseamos que los 5 o bien 6 primeros metros de frontera sean de hormigón, a fin de que no se puedan hacer butrones», ha indicado. MÁS AGENTES Y AYUDA DEL EJÉRCITO Preguntado por quién costeará esta propuesta, el líder de Vox ha señalado que España tiene los recursos suficientes para hacerlo, si bien asimismo «debe demandar la cooperación económica» de la Unión Europea, puesto que «Ceuta y Melilla son la frontera sur de Europa». En este sentido, ha rechazado que Marruecos se encargue de la construcción por el hecho de que, conforme ha apuntado, desean hacer «las cosas bien» y el reino africano «pone vallas que no sirven para nada». Entre su decálogo de solicitudes asimismo se demanda un mayor número de agentes para supervisar la frontera y que las dotaciones sean permanentes, como la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional o bien los Conjuntos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guarda Civil, por el hecho de que, conforme apuntan, este inconveniente «no es puntual». Hoy día, demanda la capacitación, los agentes «tienen una falta brutal», sin chalecos antibalas, ni guantes anticortes, sin máscaras antigás, ni trajes para repeler las quemaduras, entre otros muchos medios, conforme ha señalado Ortega Smith. De esta manera, ha pedido al Ejecutivo que deje emplear en frontera el material antidisturbios, algo que, en nuestros días tienen prohibido. «Solo solicitamos que se actúe como en los países civilizados», ha apuntado, ya antes de apuntar que emplear pelotas de goma a fin de que 2 agentes se defienda de una avalancha de 700 personas es «proporcionado y hasta deficiente». En este sentido, el miembro del Congreso de los Diputados ha reclamado que se dejen asimismo las pistolas eléctricas. DEVOLUCIONES INMEDIATAS De igual forma, los de la ciudad de Santiago Abascal demandan más material colectivo –automóviles– y que se cuente con la cooperación del Ejército. Las Fuerzas Armadas, conforme apunta Vox, pueden asistir con el control aéreo, control de radares o bien en la logística para la retención de personas o bien el control sanitario. El texto asimismo recoge la solicitud de que «se cumpla» con la Ley de Extranjería y de Seguridad Ciudadana, como con los pactos firmados con Marruecos en 1992 y 2012 por los que, conforme ha explicado Espinosa de los Monteros, se deja las devoluciones automáticas de los migrantes una vez detenidos en el intento de saltar, incluyendo los Menores Extranjeros no Acompañados (MENA). «En esos ataques no sabemos quién entra, si vienen atraídos por las mafias, por una necesidad económica o bien si asimismo se están infiltrando personas relacionadas con conjuntos terroristas», ha declarado Ortega Smith, para apuntar que no hay que olvidar el riesgo de «las enfermedades graves». Por último, el secretario general del partido ha señalado que su capacitación «va a entrar a fondo» en la querella de investigación del Open Arms «a fin de que se descubra quién financia a este navío» y para descubrir la conexión que, a su juicio, tiene esta organización sin ánimo de lucro con las mafias que trafican con humanos «bajo la apariencia de acción humanitaria». «Saben dónde dejarán los gomones, dónde dejarán las pateras, dónde los deben recoger», ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *