Nueva vida para el vehículo comercial más mítico. Volkswagen Automóviles Comerciales ha presentado el y también-BULLI, un vehículo absolutamente eléctrico que no produce emisiones en la carretera. Pertrechado con los componentes del sistema de propulsión de los últimos automóviles eléctricos de Volkswagen, el prototipo está basado en un T1 Samba Autobus producido en 1966 y restaurado a conciencia.

El estreno mundial debería haberse festejado en Techno Classica 2020, mas puesto que ha sido postergado, Volkswagen Automóviles Comerciales presenta ahora los primordiales datos del y también-BULLI en formato virtual. El modelo va a estar libre para su venta. El asociado de Volkswagen Automóviles Comerciales, eClassics, tiene previsto ofrecer conversiones del T1 y automóviles T1 completos al estilo del nuevo y también-BULLI.

Todo comenzó con la supuestamente valiente idea de convertir un histórico Bulli en un vehículo con un sistema de propulsión que no produjese emisiones en la carretera, para alinearlo con los retos de una nueva era. Para esto, los ingenieros y diseñadores de Volkswagen Automóviles Comerciales formaron equipo con los especialistas en sistemas de propulsión de Volkswagen Group Components y la compañía eClassics, que se especializa en la conversión de automóviles de combustión en automóviles eléctricos. Como base para el futuro y también-BULLI, el equipo eligió el T1 Samba Autobus producido en Hanover en 1966, que ya antes de su conversión ya había pasado medio siglo en las carreteras de California. Una cosa era segura desde el principio: el y también-BULLI sería un T1 que utilizase los últimos componentes de los sistemas de propulsión eléctrica del Conjunto Volkswagen. Ahora, este proyecto ha sido efectuado con el y también-BULLI. El vehículo sirve como un ejemplo del gran potencial que ofrece este término.

En el y también-BULLI, el motor bóxer de 4 tubos de 32 kW (44 CV) ha cedido su sitio a un sigiloso motor eléctrico Volkswagen que entrega 61 kW (81 CV). La comparación entre las potencias de los dos motores prueba de forma evidente que el prototipo tiene peculiaridades de conducción totalmente nuevas, puesto que el motor eléctrico es casi un par de veces más potente que el bóxer. Más todavía, con un par motor máximo de 212 Nm, el nuevo propulsor da un par de veces más fuerza que el motor T1 original de 1966 (102 Nm). También, como es propio de los motores eléctricos, el par motor máximo está libre de manera inmediata. Y eso lo cambia todo. Jamás ya antes ha habido un T1 «oficial» tan potente como el y también-BULLI. En esta nueva forma, se transforma en un sigiloso vehículo que combina un alucinante sistema de propulsión sin emisiones con el estilo inigualable de un Bulli tradicional.

La transmisión marcha a través de una caja de cambios de 1 velocidad. El sistema de propulsión se combina con una palanca de cambio de marchas, que ahora está ubicada entre el conductor y el asiento del acompañante. Los selectores de la transmisión automática (P, R, N, D, B) están ubicados al lado de la palanca. En la situación B, el conductor puede cambiar el grado de restauración, esto es, la restauración de energía a lo largo del frenado. El y también-BULLI alcanza una velocidad punta de 130 km/h (limitada electrónicamente). Con el sistema de propulsión original, el T1 alcanzaba una velocidad punta de 105 km/h.

De la misma manera que con el motor bóxer del T1 de 1966, la combinación entre la caja de cambios con el motor eléctrico integrado en la parte posterior del y también-BULLI de 2020 impulsa el eje trasero. El suministro de energía del motor eléctrico viene de una batería de iones de litio, con una capacidad de energía aprovechable de 45 kWh. Adaptado para el y también-BULLI en cooperación con eClassics, un sistema de electrónica de potencia ubicado en la parte posterior del vehículo controla los flujos de energía de alta tensión entre el motor eléctrico y la batería y, en el proceso, transforma la corriente continua (DC) guardada en corriente alterna (AC). Además de esto, la electrónica de a bordo marcha con los 12 voltios de energía suministrados por un convertidor DC/DC.

Todos y cada uno de los componentes de serie del sistema de propulsión eléctrico son producidos por Volkswagen Group Components en Kassel. A estos se aúnan los módulos de iones de litio diseñados en el centro de componentes de Braunschweig. eClassics los traslada a un sistema de baterías apropiado para el T1. Como asimismo ocurre en el nuevo ID.3 y el futuro ID. BUZZ, la batería de alta tensión está alojada centralmente en el suelo del vehículo. Esta predisposición rebaja el centro de gravedad del y también-BULLI y, por consiguiente, mejora sus peculiaridades de conducción.

La batería se carga a través de un enchufe de sistema de carga combinada (CCS). Deja cargar el vehículo con corriente alterna o bien continua. Corriente alterna: la batería se carga por medio de un cargador AC con una potencia de carga de entre dos con tres y 22 kW, dependiendo de la fuente de energía. Corriente continua: merced al enchufe CSS del y también-BULLI, la batería de alta tensión asimismo puede cargarse en puntos de carga veloz de hasta 50 kW de potencia de carga. En un caso así, puede cargarse al 80% en 40 minutos. La autonomía con una batería absolutamente cargada es de más de 200 quilómetros.

Equiparado con el T1, conducir el y también-BULLI es totalmente diferente. Esta sensación es todavía mayor debido al chasis, que asimismo ha sido rediseñado: los ejes multibrazo delantero y trasero, con amortiguadores y puntales de suspensión coilover graduables, aparte de un nuevo sistema de dirección de cremallera y 4 discos de freno ventilados interiormente, contribuyen a que la nueva conducción activa se transmita a la carretera con aplomo y serenidad.

Cambios en el diseño
Paralelamente al nuevo sistema de propulsión eléctrico, se ha creado un término interior para el y también-BULLI que es tan muy elegante como vanguardista. El nuevo look y las soluciones técnicas pertinentes han sido desarrolladas por el centro de diseño de Volkswagen Automóviles Comerciales en cooperación con Volkswagen Automóviles Comerciales Vintage Vehicles y el departamento de Comunicación. Los diseñadores han actualizado el exterior del icónico vehículo con gran sensibilidad y tacto, incluyendo los acabados de pintura de 2 tonos «Naranja Metálico Energético» y «Metálico MATTE Arena Dorada». La transición cara la era moderna se comunica exteriormente con detalles como los nuevos faros delanteros led redondos, que incluyen las luces diurnas. En el exterior de la parte posterior asimismo hay indicadores de carga led. Señalan al conductor que se aproxima al y también-BULLI el nivel de carga de las baterías de iones de litio, ya antes aun de que llegue al vehículo.

Solo cuando se echa una ojeada al interior de 8 de plazas por medio de las ventanas es posible percatarse de que ciertas cosas no son como cabría aguardar que fuesen en un T1. Los diseñadores de Volkswagen Automóviles Comerciales han repensado una gran parte del interior, sin por esta razón perder ni un segundo de vista el término original. Los asientos son una de las nuevas peculiaridades. En la línea del acabado exterior, asimismo vienen en 2 colores: «Saint Tropez» y «Naranja Saffrano». La nueva palanca de cambios de la transmisión automática está ubicada entre el conductor y el asiento del acompañante. El botón start/stop del motor eléctrico asimismo está integrado en la consola. El suelo está cubierto con madera sólida, que imita el aspecto de la cubierta de un navío. A resultas de esto y de los agradables tonos claros de cuero, este Samba Autobus electrizado transmite sensaciones marítimas. La impresión se ve reforzada por el enorme techo panorámico retráctil.

La cabina asimismo se ha actualizado sensiblemente. El nuevo cuentakilómetros está basado en el original, al paso que una pantalla de 2 dígitos, integrada en este último, crea un vínculo con la era moderna. Esta pantalla digital en el cuentakilómetros analógico da diversa información al conductor, incluyendo la autonomía. Unas LEDs asimismo señalan, por poner un ejemplo, si el freno de mano está activado o bien si el cable de carga está conectado. Hay un pequeño mas cautivador detalle en el centro del velocímetro: un símbolo Bulli afinado. Un sinnúmero de información está libre por medio de la tablet integrada en la consola del techo. Por medio de «We Connect» de Volkswagen, el conductor del y también-BULLI asimismo puede acceder, a través de una aplicación para móvil inteligente o bien por medio de un computador y del portal web pertinente, a información on line, como por poner un ejemplo el tiempo de carga sobrante, los quilómetros recorridos, los tiempos de desplazamiento, el consumo de energía y la restauración. La música a bordo viene de una radio de estilo retro con un look genuino que, no obstante, está pertrechada con la última tecnología, como un receptor DAB+, Bluetooth y USB. La radio está vinculada al sistema de sonido a través de componentes ocultos a la vista, incluyendo un subwoofer activo.

eClassics ofrece la conversión del T1, completa con ejes delantero y trasero rediseñados, desde 64.900 euros. eClassics asimismo ofrece las conversiones del T2 y del T3. La compañía asimismo ofrece concesionarios especializados y kits de piezas listas para el montaje.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *