El fin de semana pasado, los USA padecieron dos tiroteos masivos en zonas públicas en las que murieron, por lo menos, 31 personas. De manera rápida, miembros señalados del Partido Republicano – entre los que, el presidente Donald Trump – acusaron a los juegos de ser, en parte, los culpables de estas matanzas.
Mas los datos y múltiples estudios científicos desmienten estas aseveraciones. El expresidente de Nintendo en América, Reggie Fils-Aime, publicó un tweet que se ha viralizado en el que asevera que “Los hechos son que en los países con elevados beneficios por cápita procedentes de los juegos hay menos muertes por disparos de arma de fuego. Salvo en los USA, donde el cuatro% de la población tiene el 43% de las armas”.

En exactamente la misma línea, la Asociación de Software de Entretenimiento (ESA por sus iniciales en inglés) – que representa a la industria de los juegos en los USA – publicó el próximo comunicado: “Como compartimos con la Casa Blanca en la asamblea que hicimos sobre juegos en el mes de marzo de 2018, muchos estudios científicos han constatado que no existe ninguna relaci
ón causal entre los juegos y la violencia”.

¿Se debería supervisar más el acceso a las armas?

No

La encuesta está cerrada

Votar
Total votos: 0

Uno de estos estudios, por servirnos de un ejemplo, se publicó en el primer mes del año de este año en la revista Royal Society Open Sciencie bajo el título “La participación en juegos violentos no está asociada con las conductas violentas de los adolescentes”. El estudio comprueba que jugar a juegos violentos no está relacionado con una “variación perceptible del comportamiento beligerante de los adolescentes”.

Frente a las declaraciones de Donald Trump y otros miembros del Partido Republicano, el politólogo y columnista del Washington Blog post, Brian Klass, ofreció más datos sobre la relación entre los juegos y tiroteos masivos equiparando el R. Unido con los USA. El país americano tiene una población 5 veces mayor a la del R. Unido y lo mismo sucede con las ventajas generados por los juegos – en los USA se multiplican por 5 –. Mas las cosas cambian con las estadísticas de homicidios con arma en 2017, que en el país de Donald Trump suceden 469 veces más que en el Reino Unido, conforme Klaas.
Un artículo de la BBC publicado hace 3 días asimismo equipara la cantidad de homicidios con arma que hubo en 2017 en los dos países. En los USA esta clase de homicidios suponen el 73% del total, al tiempo que en el R. Unido la cantidad disminuye hasta el tres%.

Atendiendo a los estudios y a los datos, se observa que no hay demasiada relación entre el consumo de juegos y los asesinatos con armas de fuego o bien los tiroteos masivos. En el mundo entero se juega a juegos, mas solo en los USA hay tantos atentados de esta clase. Conforme el The New York Times, el único país con más tiroteos masivos que el Estado regido por Donald Trump es el Yemen, que resulta ser el segundo país con más armas por cada ciudadano. El primero de la lista son los Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *