#viajandodesdecasa

Día 6 de confinamiento. ¿O bien ya van 7? Las fronteras europeas han cerrado y poquito a poco se anulan los vuelos hacia cualquier rincón del planeta. Viajar, salir de casa y mirar lejos, impresionarse con lo nuevo mientras que degustamos apetecibles platos, todo ello se ha visto de manera brusca frenado por la crisis del coronavirus. Ahora toca poner los sueños en la lista de espera. A partir de este punto, los españoles nos dividimos en 2 ramas: los que aún salen a la calle, transgrediendo el decreto de alarma establecido por el gobierno, y aquellos llenos de ilusión a pesar de las consecuencias que insisten en recoger el lado bueno de la situación. La aplicación de viajes Passporter pertenece al segundo conjunto y miles y miles de usuarios amenizan su día tras día desde su nuevo movimiento #viajandodesdecasa.

Más de un millón de experiencias compartidas

Tras poco más de un año en el mercado, la aplicación de viajes cuenta con centenares de miles de usuarios repartidos por todo el planeta, y a través de ella ya se han compartido más de un millón de experiencias de sus usuarios basándonos en los más de 50.000 destinos que enseñan. No es poca cosa. Mas debemos reconocer que el planeta es muy grande, más grande que la imaginación del más excelente de los artistas, y hacen falta aplicaciones como esta para hallar esa esquina, ese punto minúsculo en el mapa ignoto de la tierra ignota que va a hacer de nuestra vida una más apasionante. Más completa. Passporter lo prueba habiendo sido 8 veces la aplicación de viajes más descargada. ¿Y por qué razón Passporter y no cualquier otra? Es sencillísimo. Todo depende de la ilusión que le pongas a la vida.Mientras los escritores de viajes, las agencias, los hoteles, todo el mundo nuestro de aventura y misterio que tan extensamente gozamos a lo largo del año, nos rompemos la cabeza por hallar formas de proseguir sosteniendo viva la ilusión de viajar, Passporter ha dado con la fórmula conveniente y desde La Razón, desde nuestra casa, más bien, deseamos agradecerle y contarle a España entera su iniciativa. Deseamos que prosiga vivo el entusiasmo de viajar y abrirnos al planeta, con exactamente el mismo anhelo que aportan . Porque esto es algo temporal, solamente, y cuando concluya vamos a poder regresar a caminar por el Louvre con las manos echadas a la espalda, galopear en las llanuras mongolas y bajar haciendo culebrilla las pistas de esquí en los Pirineos. Solo que esta vez lo vamos a hacer con más ganas que ya antes, pues ahora vamos a ser siendo conscientes de la fortuna que implica haber natural de un planeta tan globalizado y fantástico como el nuestro.

El horario de viaje

La idea es bien simple y ordenada, como todo en estos días. Nuestros amigos de Passporter han comenzado su nuevo movimiento ofertando un ameno horario para cumplir en el día tras día, y así no perder ni un minuto el entusiasmo de la vida. Este es el plan de ataque que plantean contra las limitaciones de viajes:10 AM: Cuéntales qué harás el día de hoy con el hastag #viajandodesdecasa. Puede que este sea el instante que afirmábamos aguardar para adecentar el garaje, y que acumulando cacharros hallemos arácnidos dignos de la selva congoleña. El almendro que siempre y en toda circunstancia estuvo en frente de tu ventana puede ser tan precioso como todos y cada uno de los de el país nipón.12 PM: Sueña. Comparte con ellos cuál es el primer destino al que vas a ir cuando todo esto pase y con quién. Aguardamos 2 grandes conjuntos de viajeros: los que han pasado un mes encerrados con la familia y la pareja, y de forma rápida procurarán unos días de vacaciones; y los que no tuvieron tiempo de reunirse con los seres queridos y también van a ir con ellos a gozar de los días de aventura que el coronavirus les ha arrebatado. Los dos conjuntos son bienvenidos en Passporter.14 PM: Cuéntales cuál es tu lugar preferido de España, dónde te agradaría ir, qué echas de menos y de qué manera acostumbraban a ser tus fines de semana. La añoranza no siempre y en toda circunstancia es mala. A la inversa, deja recoger de nuevo los mejores instantes de nuestra vida, los que más gozamos en compañía de los seres queridos que el día de hoy pueden estar lejos. Ese recuerdo nos arranca una sonrisa. Compártela con el planeta y arráncale una sonrisa a el resto.16 PM: Compartirán todos y cada uno de los stories de Instagram uniendoos al movimiento #viajandodesdecasa. Esto es esencial. Esto es crear comunidad, hacer piña. Justo lo que precisamos las semanas que se aproximan.18PM: Aconsejarán una película para poder ver desde casa, día tras día de un destino nuevo. ¡Esto es excelente! Las nuevas tecnologías salen en nuestra ayuda y nos dejan proseguir viajando, baratísimo y sin peligro de contagio. De esta forma vamos a poder conocer nuevos destinos y apuntarlos en nuestra lista de deseos, y compartirlos al día después, puntual a las 12 PM, con la comunidad de Passporter. El día de ayer aconsejaron La Playa, mítica película de un muy joven Leonardo DiCaprio. Yo les hice caso y pasé una noche realmente agradable en las playas de Tailandia.20 PM: Tómate un segundo para viajar desde casa. Busca la fotografía más brutal de su aplicación y compártela con tu familia y amigos para hacerles soñar. Un segundo, en silencio, con la fotografía conveniente, es capaz de obsequiarnos ese instante que semeja inaccesible en frente de la pared del salón. No dejes de gozarlo.

Un aplauso al lado bueno de la vida

Debo reconocer que siempre y en toda circunstancia he sido un incrédulo de las campañas de marketing, básicamente pues estudié publicidad y conozco de qué manera marcha el juego. No obstante, la mercadotecnia asimismo tiene las herramientas, cuando se usa de forma responsable y solidaria, para hacer felices a miles y miles de personas. No dudo que a lo largo de los próximos días, Passporter va a tener una subida de usuarios a pesar de la crisis actual en el campo de viajes. Y que desea que le afirme, se lo merecen. Por sostener viva la ilusión palpitante en el corazón de todas y cada una de las personas con ganas de salir, viajar, comerse el planeta a mordiscos. Porque están enseñando al planeta esa faceta tan fantástica del humano en el momento de restituirse, medrar aun en las situaciones más desfavorables y lo que es más esencial en el momento de viajar: tener ilusión por la vida, no importa cuál nos toque.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *