Los autolavados o bien túneles de lavado son la manera más cómoda de lavar el vehículo. Además de esto, estas máquinas de lavado automático tienen una enorme ventaja y es que dismuyen mucho el consumo de agua, lo que es un factor asimismo esencial.

Los autolavados de rodillos no son todos iguales y son máquinas que están muy optimados. El inconveniente, más que utilizar este género de lavados, es cuál empleamos. Hay centros de lavado que son nuevos o bien que están realmente bien mantenidos y que marchan realmente bien y los hay que llevan con exactamente los mismos rodillos desde hace unos años y que sí pueden deteriorar nuestra carrocería.

Conforme explican los especialistas de Autocasión El primordial inconveniente de los túneles y autolavados es que no estén bien mantenidos y sus rodillos estén sucios o bien demasiado gastados, lo que desgasta mucho la pintura de nuestro vehículo. En nuestros días, hay otros 2 factores añadidos para escapar de los autolavados mal mantenidos: Los faros de los turismos actuales son de material plástico y, además de esto, la pintura en los turismos actuales cada vez es más fina por motivos ecológicos y económicos en el proceso de fabricación

Estas 2 peculiaridades se llevan bastante mal con los autolavados, sobre todo el tema de los faros delanteros de policarbonato. Las cerdas de los rodillos son muy abrasivas con ellos y suprimen la capa superficial que los resguarda de la radiación ultravioleta. El resultado es que, cuando la han perdido, se ponen velozmente mates y amarillentos.

En cambio, en el caso de los lavaderos manuales, el cepillo de esos lavaderos acostumbra a estar muy sucio y con las cerdas gastadas y, además de esto, bastante gente frota con demasiada presión el cepillo de la pistola contra la pintura. El resultado es que terminan rayando más el vehículo que los autolavados de rodillos, que acostumbran a estar calibrados y con sensores que evitan que se haga demasiada presión sobre el vehículo.

Trucos para lavar el vehículo
Con multitud de opciones y productos para tener el vehículo a punto en este sentido, existen algunos aspectos prácticos que es conveniente tener en psique.

¿Se puede lavar el vehículo al sol?
Por norma general, es ineludible, mas en las horas de mayor incidencia el calor puede dejar o bien provocar máculas, estropeando, en definitiva, la carrocería.

Dar cera, pulimentar cera…
No es mala opción para resguardar la carrocería de agentes externos, siquiera aplicándola de vez en cuando y con tino, a propósito, siempre y cuando la carrocería esté con perfección limpia. Una opción alternativa en este sentido son los lavados automáticos que incluyen una capa de este material, bastante mejor solución para no complicarse la vida propagando el material.

Agua caliente
Su empleo no es conveniente, si bien en pequeñas dosis no va mal para eliminar máculas resistentes. Asimismo fun
cionan bien las toallitas de bebé para ahuecar excrementos de ave y restos de mosquitos particularmente engastados.

Lavado a presión
Son la opción más veloz y económica, si bien fuerzan a emplearse a fondo y no es bastante difícil terminar mojándose o bien manchándose. Los hay solo de agua, con jabón y cepillo, con función de aclarado e incluso de encerado. Como no tienen secado, no está de sobra hacer esto último con una gamuza limpia. En un largo plazo, la coloración del vehículo lo agradecerá.

Túneles de lavado
Es conveniente no abusar de ellos, puesto que la creencia popular de que acaban rayando la carrocería es cierta, especialmente si no están en buen estado. Esto se aprecia sobre todo en tonalidades oscuras. En cualquier caso, ofrecen una buena relación precio/resultado. Ojo a las antenas y accesorios externos, como alerones y otros: pueden dañarlos y, en general, la estación de servicio dueña de la instalación no se hace responsable. Son preferibles aquellos en los que un obrero enjabona anteriormente el vehículo con una manguera a presión: la limpieza final es más eficaz. A propósito, muchos no aceptan automóviles con ruedas externas de repuesto, como los 4×4, ni tampoco vehículos y furgonetas de determinado tamaño, al estilo de las autocaravanas, entre otros muchos.

Lavado a mano
Si el dinero lo deja, es sin duda la opción mejor, si bien hay quien lo hace por su cuenta. En este supuesto, ojo, puesto que adecentar el vehículo de cualquier forma y en la vía pública puede conllevar sanciones municipales de hasta tres.000 euros. Asimismo hay situaciones de falta de agua, por sequía, en las que está terminantemente prohibida esta y otras modalidades de limpieza. En los establecimientos dedicados a adecentar turismos de forma manual hay diferentes tratamientos, ciertos aun sin agua (que en cualquier caso cuidan de forma más eficaz) para dejar el vehículo a punto.

Encerados, limpieza de máculas de todo género internas y externas… Costes hay para todos y cada uno de los gustos y bolsillos, desde unos 10 euros hasta más de 100, en el caso de las limpiezas que incluyen las tapicerías y los guarnecidos interiores del vehículo. En verdad, hay tratamientos reparadores que pueden lograr los 300 euros, mas que dejan el vehículo con una apariencia de primera para proseguir utilizando el vehículo y, sobre todo, cuando la idea pasa por venderlo con el mejor aspecto posible, algo muy a tener en consideración en esta situación.

No te olvides del interior
Si no se encarga a un especialista, la limpieza del habitáculo debe entender desde los vidrios (las llamadas gamuzas ecológicas marchan bien para este cometido, aun con suavidad para dejar listo el vidrio trasero con el frecuente sistema de desempañado eléctrico adosado, sencillamente humectadas con agua, y el papel de periódico o bien el de cocina no van nada mal para secar el cristal cuando queda mojado o bien goteado).

Ojo a los bordes internos de puertas (y a sus cantos) y maletero, que sobre todo en turismos de color claro acostumbran a terminar muy sucios transcurrido el tiempo y los km, mas que en todos y cada uno de los casos, especialmente en automóviles como SUV y todoterreno, pueden amontonar barro y suciedad que terminaremos limpiando con faldas y pantalones al acceder y salir. Además de esto, por nuestra salud es recomendable adecentar el polvo del salpicadero y la consola para eludir que acabe en nuestros pulmones. Como siempre y en toda circunstancia, la aspiradora de estaciones de servicio o bien la que tengamos en casa va a ser una leal aliada para suprimir restos del piso interior. Un truco para adecentar las alfombras que no marcha mal es dejarlas boca abajo en un tramo de suelo limpio y saltar sobre ellas.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *