«Vamos a cerrar esto antes de que nazca tu hijo»

Publicado el Por Marina S.


Teodoro García Egea y Félix Bolaños se sentaron a la misma mesa el miércoles por la tarde en terreno ‘neutral’ del Congreso de los Diputados. «Vamos a cerrar esto antes de que nazca tu hijo», comentó el ministro de la Presidencia al secretario general del PP. «Que luego te coges la baja y nos quedamos sin acuerdo», añadió. El número dos del PP tenía el móvil encendido, pendiente de que su mujer, que sale de cuentas hoy, pudiera llamarle en cualquier momento.
Ambos querían llegar a un consenso cuanto antes. Bolaños tenía prisa por la renovación de instituciones que, en algunos casos, como el del Defensor del Pueblo, llevaban bloqueadas hasta cuatro años y demostrar así que el Gobierno

 tenía la mejor disposición al acuerdo. Y el PP quería que todo el mundo viera que es un partido que está en el sistema y se preocupa por el prestigio de las instituciones y su fortalecimiento.

La relación entre Bolaños y García Egea es buena y su comunicación ha sido fluida en los últimos tres años. Es la línea de contacto abierta entre La Moncloa y el PP. No hay más, pero esa existe. Los jefes no hablan desde mayo, pero no todo está perdido entre el Gobierno y la oposición. En las conversaciones de las últimas semanas, entre las cuestiones de actualidad que comentaban salía el bloqueo en la renovación de los órganos constitucionales. «Tenemos que verlo ya», decía uno. «Sí, hay que hablar», contestaba el otro. Y así pasaban las semanas, mientras todo seguía bloqueado, con el PP inflexible en su condición para que los jueces elijan a los jueces en el Consejo General del Poder Judicial, y el Gobierno rígido en el ‘no’ permanente como respuesta.

El Gobierno desconocía la propuesta concreta que iba a lanzar Pablo Casado el miércoles a primera hora en el Pleno del Congreso. García Egea no se lo desveló a Bolaños en ningún momento. En el PP tenían claro, después de su convención nacional, que debían dar un paso adelante y tomar «decisiones valientes». «El PP tiene que verse claramente como un partido del sistema, institucional, y la propuesta de Pablo fue en esa dirección», señalan fuentes del partido. «Necesitamos que se vea que el PP es garante del refuerzo de las instituciones, y lo que estaba ocurriendo hasta ahora era un debilitamiento institucional».

«Hay que ser audaces»

«Después de la convención había que ser audaces», explican los populares. En el núcleo duro del partido se debatió de forma intensa sobre cuál debería ser la fórmula idónea para dar un paso adelante y demostrar que el PP es un partido de Estado. Finalmente, Casado decidió que sería en la sesión de control del Congreso donde tendería la mano a Sánchez. «Allí vieron que íbamos en serio, con soluciones, y por eso aceptaron rápidamente una reunión».

El encuentro entre Bolaños y García Egea se produjo esa misma tarde en terreno ‘neutral’ del Congreso, después de una llamada para concertar la cita. Durante tres horas exponen sus posiciones y acercan posturas, hasta coincidir en que pueden cerrar un acuerdo para todas las instituciones bloqueadas, excepto el Consejo General del Poder Judicial, que se deja aparte. Es un cambio decisivo.

García Egea habló con Casado el miércoles a las 6.30 horas y el líder del PP, mientras iba a Yuste, dio el visto bueno al acuerdo

La reunión acaba a la espera de lo que decidan los jefes de ambos. En el caso del PP, García Egea llamó a Casado a las 6.30 horas del miércoles, mientras hacía su entrenamiento matutino. El líder del PP se dirigía ya a Yuste, a la entrega del premio Carlos V a Angela Merkel. «Teo, hay que cerrar el acuerdo. Será el Pacto de Yuste», comentó. Poco después, Casado y Sánchez corroborarían el pacto con un apretón de manos que fue mucho más que un saludo protocolario.

Bolaños y García Egea mantuvieron su segunda reunión ayer por la mañana en el Congreso. En este caso duró aproximadamente dos horas y acabó con fumata blanca. «Hay un entorno de pacto, y por eso vamos a seguir hablando sobre el CGPJ». Ambos consensuaron el comunicado que confirmaba la noticia del acuerdo y se citaron para la próxima semana. En principio, a partir del martes volverán a sentarse y pondrán los nombres que entrarán en las instituciones sobre la mesa:«Todos los nombres serán de consenso», aseguran. Y ya no descartan que el pacto final incluya, ahora sí, la renovación del CGPJ.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *