Valentino Rossi se retira



A principio de temporada Valentino Rossi indicó que decidiría sobre su futuro con los resultados y las sensaciones de las primeras carreras, que sería para el verano cuando anunciaría qué iba a hacer con su vida. Y cuando todos esperaban que este anuncio se haría en Misano, en su casa, sorprende el italiano con una rueda de prensa extraordinaria nada más volver de las vacaciones, en el Gran Premio de Estiria. Viendo el panorama de MotoGP, no había muchas opciones para Rossi, 42 años, 26 temporadas en el Mundial, millones de seguidores por todo el mundo. Y la decisión es la esperada: se retira a final de este curso.

En una silla en el escenario de la sala de prensa del Gran Premio de Estiria, tomó la palabra Rossi: «Ya dije a principio de año que en el parón de verano tomaría mi decisión: He decidido parar a final de temporada. Esta es la última vez que pilotaré y es un momento muy triste. Es difícil decir que el año que viene no estaré compitiendo con la moto, que es algo que llevo haciendo 30 años».

«El año que viene mi vida cambiará. Ha sido fantástico, lo he disfrutado, ha sido un largo recorrido y verdaderamente divertido. He tenido una carrera muy larga. He ganado mucho y he tenido muchas carreras en las que salía sonriendo y diez días después seguía sonriendo, ¿por qué? Por esa carrera. Echaré de menos la vida de atleta, levantarme, entrenarme, intentar ganar. Me gusta esta vida», continuó después de un vídeo preparado por la organización.

El impresionante palmarés de Rossi

Con 42 años, el piloto italiano no tienen nada más que demostrar. Son nueve títulos, siete de ellas de la máxima categoría, 89 victorias y 199 podios. Así que sigue encima de la moto simplemente porque puede, se divierte y ya está. Pero en este 2021 el sufrimiento por no ser competitivo, más caídas que nunca en su vida (3), y un décimo puesto en el Gran Premio de Italia como mejor resultado.

«En el deporte te mandan los resultados. Y creo que es la decisión correcta. Porque podía haber estado bien competir con mi hermano, pero está bien así. Ahora solo quiero anunciar mi decisión. No me puedo quejar acerca de mi carrera», prosiguió en su explicación.

A los seguidores les mandó un mensaje: «Siempre lo he dado todo, durante mucho tiempo, siempre he intentado entregarme a tope para estar en la lucha. Ha sido un viaje juntos muy largo. He sentido un grandísimo apoyo. Conseguí hacer algo al principio de mi carrera que emocionó a la gente, y eso es algo que me sorprende y me enorgullece. Lo hemos disfrutado mucho».

Primero miró hacia el pasado: «Hace dos años no estaba preparado para retirarme. Tenía que intentarlo todo. Ahora no estoy feliz, pero si hago un año más tampoco estaría contento porque no me daría nunca por satisfecho, pero creo que este es el momento adecuado. Quería continuar al principio de temporada. Pero tenía que entender si era lo suficientemente rápido y desafortunadamente los resultados han sido inferiores a los esperados. Y de carrera a carrera comencé a pensar»; y sobre el futuro: «Me encanta competir y lo haré en coches a partir del año que viene. Me divierte solo un poquito menos que pilotar en motos. Estamos en proceso, cómo lo haremos. Voy a ser piloto, solo voy a cambiar de vehículo, pero seguiré compitiendo».

«Destacaría el título de 2001, que fue el último de 500; el de 2004, el primero con Yamaha; y el de 2008, ya era viejo y estaba acabado. perdí durante dos años y eso parecería que iba a acabar mi carrera, pero luché con Lorenzo, Pedrosa, Stoner y gané dos veces más. Estos son los hitos más grandes de mi carrera», recordó el italiano sobre su larguísima trayectoria, en la que no tiene arrepentimientos. «No pudimos ganar con Ducati, que hubiera sido épico, pero fue un reto. Me siento un poco triste por no ganar mi décimo título, por mi velocidad y talento me lo merecía. Y las dos veces he perdido en la última carrera. Pero así son las cosas y no me puedo quejar de mis resultados».

«Tenía una oferta para continuar. Me habría gustado competir en mi equipo, tener mis motos en Tavullia, con toda la gestión allí. Tenemos un equipo fantástico en Moto3 y Moto2. Habría sido fascinante competir con mi equipo, por diversas razones. Es un buen proyecto si tienes dos o tres años, pero si solo tienes uno, creo que había más desventajas que beneficios».

Se queda un vacío en el paddock, pues muchísimos de los pilotos de las parrillas de las tres categorías han crecido con el italiano como ídolo, como referente y como rival.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *