ABCVALLADOLID
Actualizado:16/10/2020 15:01h
Guardar

Mandar nueva por e mail
Tu nombre *
Tu e mail *
Su e mail *

Noticias relacionadas
Los obreros que descubrieron 237 monedas de oro en una casa en ruinas en Valladolid se repartieron el botínUna sentencia de ocho de octubre de 2020 dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia con sede en Valladolid reconoce que unas monedas de oro de entre 1773 y 1882, halladas en 2016, en una panera situada en Valoria la Buena, son dominio público de la Junta y son parte del Patrimonio Cultural, en frente de un recurso de la titular del inmueble en el que fueron encontradas.
En el año 2016, la dueña de una panera situada en Valoria la Buena, ayuntamiento valisoletano, confió la realización de las obras de derribo y desescombro a 2 obreros, que hallaron encerrada en una pared del edifico una vasija de barro que contenía monedas de oro genuinas, y se las repartieron. Tras distintas contrariedades, se recobraron 237 piezas, que fueron depositadas en el Museo de Valladolid del Servicio Territorial de Cultura de la Junta en Valladolid, y los obreros fueron condenados por sentencia de 19 de enero de 2018 del Juzgado de lo Penal tres de Valladolid por delito de robo.
La dueña de la panera, en la actualidad solar, presentó un recurso contencioso contra la resolución del viceconsejero de Cultura y Turismo de data tres de marzo de 2020, que desechó el recurso administrativo contra la resolución del directivo general de Patrimonio Cultural de 29 de noviembre de 2018 que le rechazaba la devolución de las monedas de oro. La reclamante pidió en vía judicial la devolución de las monedas, o bien subsidiariamente que se las abonaran por su valor real.
Como defendieron los Servicios Jurídicos de la Consejería de la Presidencia, la resolución judicial recoge que las monedas tienen un incuestionable valor histórico, acuñadas a lo largo de los reinados de Carlos III, Carlos IV, Isabel II y Alfonso XII, con una cronología comprendida entre 1773 y 1882, y que aportan datos sobre la acuñación de España en oro durante más de 100 años, como sobre cuestiones económicas y comerciales particulares de esa temporada en el ambiente geográfico del descubrimiento.
Reconoce la sentencia, conforme con la argumentación de la letrada de la Junta, que las monedas de oro forman dominio público, y también integran el patrimonio cultural de Castilla y León, sin que sea preciso que hayan sido declaradas de interés cultural o bien catalogadas, con lo que «no procede la devolución de las monedas a la demandante, se desecha su recurso y le impone las costas».
Para finalizar, con respecto a que se le paguen las monedas por su valoración real, tampoco procede acceder a dicha intención, conforme la sentencia. A este respecto, la resolución recuerda que solo tiene derecho, tratándose de un descubrimiento casual, y como ya se le comunicaba en la resolución del directivo general de 29 de noviembre de 2018, a pedir la participación en un premio en metálico, conforme con la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León del 2002, cosa que no ha realizado.
Al respecto, la letrada de los Servicios Jurídicos de la Junta defendió, en cualquier caso, que la valoración de las monedas a tomar en consideración es la realizada por la directiva y el conservador del Museo de Valladolid en un informe de mayo de 2016, inferior más o menos en una tercera parte al pretendido por la reclamante a través de un informe numismático que aportó, y que no es acogido por la Sala al comprender que la cualificación técnica de los funcionarios es mayor y más especializada.
Ver los
comentariosTemas

Castilla y León
Patrimonio cultural
Monedas
Junta de Castilla y León

Comentarios

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *