Examinamos la GoPro Hero ocho Black a lo largo de unas semanas, la última cámara de la firma estadounidense, que como sabéis se renueva anualmente. Prosigue fabricando las mejores cámaras de acción del mercado, ha creado un estándar que ya antes no existía, tanto con las uniones de la cámara como el mercado de cámaras deportivas. Sí, existen mil opciones alternativas y copias más asequibles, mas la calidad del hardware no tiene contrincante. Para sacar 4 fotografías en la playa, mejor probar con una opción alternativa más económica. Mas para actividades más serias, esquí, buceo, surf… y un largo etc., es la opción mejor.

La nueva GoPro Hero ocho Black tiene ciertas y también interesantes actualizaciones sobre la siete. La más interesante está en su exterior, en su diseño, la carcasa que une la cámara a las distintas uniones de la marca, desaparece tras una década. Seguramente, el sistema que probaron en la Fusión lanzada el año pasado, a la que carecía de sentido por su tamaño incluir una carcasa y también hicieron que la unión se pudiese eliminar, es la razón del nuevo diseño, donde estas se pueden sacar y meter cuando sea preciso. El sistema es un acierto, suprime un componente auxiliar superfluo, es sencillísimo de emplear y también igualmente efectivo en la unión de la cámara.

La próxima actualización esencial sobre la GoPro siete es el modo perfecto Hypersmooth que pasa a ser veinte, mejora agregando una mejor estabilización y ahora es capaz de grabar a cualquier resolución en este modo. El Hypersmooth es un efecto fabuloso, con el que se consigue vídeo acelerado con un alto grado de estabilización, por servirnos de un ejemplo, mientras que paseamos, con un resultado prácticamente cinematográfico. En comparación con su precursora, sí que se aprecia una mejora, mas solo en situaciones con un alto grado de inclinación o bien balanceo, caminando por servirnos de un ejemplo, el resultado es exactamente el mismo. Lo que sí que nos ha agradado mucho, es que en el nuevo modelo el Hypersmooth se puede interrumpir, grabar a velocidad normal y regresar otra vez al mismo formato; todo en exactamente el mismo vídeo, con un resultado pasmante.

Otra de las novedades que nos encontraremos en GoPro Hero ocho Black es el menú de la propia cámara que se ha simplificado al límite. Para mudar los ajustes de la cámara, previamente debíamos navegar sobre unos cuantas opciones en el menú para dejar todo listo, lo que era poquísimo diligente al pasar de una manera de grabación a otro. Ahora se pueden crear diferentes perfiles de grabación, y prácticamente con 2 toques se puede mudar de una manera a otro.

Como veis no hemos hablado de resoluciones ni calidad de la imagen que, si bien seguro que hay mejoras en el HDR y el Protune, estas son mínimas y la resolución de imagen y vídeo exactamente los mismos que los modelos precedentes. En suma, es un paso adelante y una nueva generación de cámaras GoPro con actualizaciones interesantes, mas difícilmente justifica una actualización.

Deberemos ver qué sucede cuando GoPro lance los accesorios de la GoPro Hero ocho Black para los «youtubers», consistentes en un micrófono, una segunda pantalla abatible para el modo perfecto selfie y un foco de iluminación. ¿Van a dejar los perfiles más activos de las redes sociales de emplear el móvil para emplear una GoPro? Esa es el interrogante. Estos accesorios aún no están libres, mas estamos deseoso por probarlos.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *