El empleo de las redes sociales ha alterado nuestra forma de comunicarnos y también interaccionar con la otra gente. Las generaciones jóvenes han integrado estas plataformas en su cada día de forma prácticamente natural. No obstante, esto no implica que el empleo que hacen de ellas sea el adecuado. Estar continuamente conectado y tener la necesidad de exponer tu identidad digital para lograr la aprobación del resto de usuarios, a veces, motiva acciones irresponsables que pueden resultar peligrosísimas.
A lo largo de los últimos años el empleo del móvil en el turismo se ha multiplicado, pese a que la sanción se eleve a 200 euros y que implique la retirada de 3 puntos del carnet. Conforme la DGT, las distracciones al volante son la primordial causa de accidentes (33%), por delante de la velocidad (29%) y el alcohol (26%). Una situación que, conjuntada con conductas peligrosas, excesos de velocidad y una conducción imprudente, pueden llevar a casos como los que está estudiando la Guarda Civil este verano en Galicia.

A lo largo de los últimos años el empleo del móvil en el turismo se ha multiplicado, pese a que la sanción se eleve a 200 euros y que implique la retirada de 3 puntos del carnet
(Geber86 / Getty)

El más reciente ha sido el caso de una joven de 21 años que ha sido identificada y también investigada por circular de forma imprudente llevando a un joven sobre el capó de su turismo a lo largo de múltiples quilómetros en Negreira (A Coruña).
La Guarda Civil pudo identificar a los infractores por el hecho de que la conductora grabó los hechos y después los colgó en las redes sociales. El teniente coronel Francisco Javier Molano, jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guarda Civil en Galicia, que ha agradecido la cooperación ciudadana para encontrar infracciones subidas en redes sociales, ha precisado que en el caso del hombre se le puede aplicar solo una sanción administrativa, que sería de 80 euros. Mas a la conductora, estos hechos le podrían suponer la retirada del carné de conducir a lo largo de 6 años y una pena de cárcel de 6 meses a un par de años.

Tras lo sucedido, el teniente coronel ha incidido en la relevancia de la responsabilidad en la carretera. “El año pasado la distracción estuvo tras el 56% de los accidentes mortales en Galicia”, ha expuesto.
El otro caso ocurrió el pasado 20 de julio en el momento en que un joven de 24 años, localizado y también investigado en la capital de España, circuló por la AC-410 en Ponteceso a 201 km/h en una vía limitada a 80 km/h. El conductor ya ha sido condenado por un delito contra la seguridad vial a una pena de 8 meses de retirada del permiso de conducción y al pago de una multa de 480 euros, conforme ha explicado, en conferencia de prensa, el teniente coronel Molano.

El diario El Progreso de Lugo ha compartido un vídeo donde aparecen los dos casos.

data-YouTube-vid>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *