David Guerrero Guevara, conocido como el ‘niño pintor’, continúa en sitio desconocido desde el seis de abril de 1987 . Su caso es parte del listado de desapariciones más misteriosas de la historia de España. La familia de este artista malagueño de 13 años le perdió el indicio una tarde cuando salió de casa para dirigirse a una esencial galería. Más de 30 años después, una ex- compañera de clase del pequeño ha encontrado en el buzón de su casa un dibujo original que David le obsequió días ya antes de desaparecer.
La amiga de David, Gema, ha explicado diariamente SUR que, tras la desaparición, los estudiosos interrogaron a múltiples chicos de la clase, a quienes solicitaron que les entregasen los dibujos que pudiesen tener de David. Desde ese momento no volvió a ver la caricaturiza hasta hace dos semanas, cuando la hoja de bloc de notas apareció en su buzón.

La pista de la caricaturiza

El dibujo se transformó en una de las pistas más esenciales del caso. La policía lo relacionó con una fotografía de un hombre suizo que se hospedaba -en la temporada de la desaparición- en un hotel de Málaga. 3 años después, una camarera de piso notificó del descubrimiento de una servilleta en la habitación donde se leía “David Guerrero. Huelin”, mas para entonces el turista ya había fallecido.
Gema recuerda que todos y cada uno de los compañeros de clase deseaban tener algún dibujo firmado por David. Se da el en caso de que la tarde de su desaparición tenía previsto otorgar una entrevista a un cronista en tanto que terminaba de exponer su primera obra -Cristo de la Buena Muerte- en una famosa galería de arte malagueña.

Recrean el recorrido que hizo el pequeño la tarde de su desaparición

La ex- compañera de clase de David Guerrero asegura que se quedó “helada” al revisar que el dibujo que había en el buzón era exactamente el mismo que entregó a la policía. Después, procedió a informar del descubrimiento a Jorge Guerrero, hermano mayor de David. Junto a él y el cronista Daniel Carretero consiguieron reconstruir el recorrido que hizo David el día de su desaparición.
Además, ha explicado que en el buzón de la casa no reza su nombre y apellido y no está censada ni censada en ese inmueble, con lo que no sabe quién ha podido poner el dibujo en el buzón. Asimismo se siente sorprendida de que alguien pusiese en su buzón un dibujo que, teóricamente, debería estar a cargo de la policía o bien el juzgado.

Hace un par de meses la madre de David recibió otra pista anónima

Aparte de la caricaturiza, la madre del pequeño recibió hace un par de meses otra pista anónima: una carta que apuntaba a un tal Gervasio, una persona vinculada a la peña El Cenachero, donde David debía asistir aquella tarde del seis de abril para sus clases de pintura. Sin embargo, por el momento, no se ha logrado identificar ni encontrar a esta persona.
La familia se pregunta quién está tras estas 2 pistas y por qué razón las manda cuando han pasado tantos años desde la desaparición. De ahí que ha entregado la caricaturiza al conjunto de homicidios de la Policía Nacional encargado de investigar el caso.
“Lo curioso es que en 32 años no ha ocurrido nada extraño y curiosamente, en el último año, en el momento en que nos hemos puesto a investigar -yo con el hermano mayor de David- nos hallamos con el detalle del anónimo y ahora la caricatura”, ha puntualizado Gema. Y ha añadido: “La familia está pendiente, sencillamente, y preocupada. Lo que precisa es una explicación, que la Policía pueda dar las explicaciones oportunas pues me semeja un hecho muy grave que 32 años después estemos aún con estas cosas”.

Gema y la familia de David han entregado la caricaturiza al conjunto de investigación que lleva el caso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *