Los pequeños aparejos de empleo rutinario, como los molinillos de café, ocultan, en su interior, una serie de engranajes que han de ser ensamblados con una extrema precisión para poder marchar adecuadamente. Los primeros modelos contaban con una caja por entero hecha de madera, mas la gama de materiales se fue ampliando con modelos hechos con porcelana, vidrio, hierro y baquelita.

Después, al lado de la gama para empleo familiar brotó prontísimo la gama «profesional», de mayores dimensiones y dotada de anclajes para fijarse de una manera estable sobre un mostrador. Hace unas décadas, al entrar en una tienda de supermercado o bien de nutrición, era muy usual ver una fila de estas máquinas sobre un mostrador, cada una de ellas con un género de producto: café, azúcar, pimienta, avena, cebada, mostaza… Los productos molidos caían sobre una hoja de papel de estraza para ser pesados y vendidos.

Peugeot concentra lo esencial de su actividad en este campo en Francia, en la zona de Quingey, donde se hallan sus actividades de diseño, desarrollo técnico y servicio logístico para todo el planeta. Para la fabricación de sus molinillos, Peugeot usa una madera con certificación PEFC que procede en su mayor parte de los bosques locales de «Franche-Comté», conocidos por su durabilidad, su solidez y su calidad.

En la actualidad, la producción de molinillos de café Peugeot se sostiene con exactamente la misma calidad técnica, mas con una mayor atención al diseño, hasta el punto de haber cosechado múltiples premios. Con el savoir-faire de 180 años de perfección técnica, la gama comercializada por Peugeot Saveurs deja recobrar, en casa, aromas y sabores que parecían haber desaparecido en la temporada de nuestros abuelos o bien bisabuelos.

La estética es uno de sus puntos fuertes. Resaltan por la pluralidad de materiales, la riqueza de siluetas o bien la presencia de múltiples tamaños: desde molinillos que simulan las creaciones originales de 1874 con la utilización de madera de haya, hasta ciertos que dejan observar el café en todo instante merced a su cuerpo en plástico acrílico (material asimismo usado en el ámbito automovilístico para, por servirnos de un ejemplo, los faros) o bien otros con un cuerpo de acero en su totalidad.

Los molinillos Peugeot resaltan por su componente renovador y es que existen modelos con mecanismo manual, para los amantes de la tradición, o bien eléctricos, con el sistema exclusivo «u’Select» la cima de toda esta tecnología basada en los molinillos. Este adelanto deja ajustar, con un simple ademán, la molienda para granos machacados o bien molidos finamente conforme gustos o bien aspiraciones.

Para todos y cada uno de los gustos
Para los amantes de lo «vintage», molinillos como los modelos Antique (170 euros), Roellinger (89 euros), Cottage (desde 92,40 euros), Brésil (110 euros) o bien Nostalgie (120 euros), recobran la manera y los materiales más tradicionales.

Para los más sibaritas, el molinillo Kronos (99 euros) ofrece 43 modos diferentes de moler café, al tiempo que el moderno L’Arbre à Café (140 euros), deja regular el granulado para 11 preparados diferentes: desde un expreso a una infusión fría. Finalmente, los más prácticos van a poder seleccionar la Paris Press (120 euros), una sorprendente combinación de molinillo y máquina de café.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *