Le hurtó el asiento a Valentino Rossi. mas la presión es una materia que está aprendida. Si el año pasado padeció de lo bonito cuando se vio líder, y con holgura, del Mundial tras granar las 2 primeras carreras, en este 2021 Fabio Quartararo sienta la cabeza con madurez de especialista. Le hurtó el asiento a Valentino Rossi, mas ha sabido manejar la Yamaha hasta la victoria en el Gran Premio de Doha, con una paciente y estudiada carrera, para frustración de la velocidad de las Ducati.

Es Quartararo ese conduzco con mucho desenfado y pocos años (21) que se brincó deprisa etapas pues su extensión le impedía moverse con soltura en Moto3 y Moto2. Sin títulos en esos peldaños de aprendizaje, libró buenas batallas, con bastantes victorias, a los más veteranos en su aterrizaje en Primera división en 2019. Sobre todo en cada sábado de clasificación. Mas le faltaba ese plus el último día de la semana que al fin llegó el año pasado en Jerez, con 2 triunfos seguidos.

Mas todos esos focos se apagaron por carencia de estabilidad, mental por una parte, y técnica por otra. Le vino la presión de cuajo y la Yamaha satélite no asistió a compensarla. Se diluyó entre la marea de quienes tenían más ganas y más seguridad en un Mundial orate, mas ya afina candidatura en este recién estrenado torneo de 2021. Y lo hace con una victoria muy semejante a la que consiguió Viñales hace 7 días en este circuito de Probar. Paciencia, cabeza, estudio de los contrincantes, de los neumáticos y de sus fuerzas. Perseverancia en los ritmos, buenas formas para zigzaguear por las curvas con margen suficiente para no descolgarse de las Ducati cuando estas se imponían en la recta.

Le costó llegar a estos cohetes colorados que, el día de ayer como el último día de la semana pasado, sobrevolaron Losail con una superioridad frustrante para el resto. Cualquier intento de superar a Jack Miller, Johann Zarco y Jorge Martín era cancelado en ese quilómetro infinito de meta. Mas ahí se sostuvo, despacio, involuntariamente correr más de la cuenta, hasta ponerse en situación de ganar los metros precisos en las curvas para no perderlo en las rectas. Quinto en parrilla, soportó la presión de las Suzuki y de Aleix Espargaró y midió fuerzas. Cuando supo que lo tenía todo, atacó la cabeza hasta llegar al sorprendente Martín, al que solo se le nota que es novato pues lo afirma su historial, en primera situación 18 vueltas. Faltaban 5 y su primer intento quedó frustrado en la recta. A falta de 4, premio. Superó a un Martín con el jergón de energías y metros suficientes para llegar a la meta primeramente. Segundo en la general, tras Zarco y empatado con Viñales, la celebración llegó en forma de hamburguesa para la cena.

Honores asimismo para Martín, segunda carrera en MotoGP y lección de veterano: pole, salida brillante y 18 vueltas de líder. «Me da un tanto de saña, mas hubiese firmado ser tercero. Trabajamos creando nuestro forma de conducir y hemos dado pasos desmedidos en un mes. Liderar tantas vueltas ha sido complicado, mas me ha venido bien para aprender y administrar. Me faltan vueltas para ganar, y un tanto de velocidad al final. Mas contentísimo de mi estilo y de prosperar día a día. Y no existen límites, siempre y en todo momento se puede mejorar». Triunfo dedicado a Fausto Gresini -fallecido por Covid hace unas semanas-, que lo asistió en los primeros años, y, como aviso, mensaje de ambición: «Si hubiese sido otro conduzco lo hubiese atacado, mas me quedé en la tercera plaza pues era mi compañero y es esencial para el equipo». «No somos equipo oficial, y si para nosotros es bastante difícil de comprender lo que ha hecho Jorge, imagínate para él. Es tremendo», admitía Fonsi Nieto, consultor del Pramac, satélite de Ducati.

16 años
La categoría de Moto3 prosigue recogiendo los frutos que siembra el motociclismo de España, una estructura que saca intereses desde hace unos años. En su segunda carrera en el Mundial, Pedro Acosta, 16 años, firmó su primer triunfo, y saliendo desde el corredor de garajes. «No sé de qué forma lo he logrado. Cuando trabajas con los mejores puedes lograr algo de este modo. Lo veía bastante difícil por la penalización, mas el día de hoy me he levantado con ganas». Y se acuesta con su primera victoria.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *