Cuatro personas han perdido la vida por el paso del temporal Gloria. El último de ellos fue un hombre de 71 años que murió por hipotermia en la localidad valenciana de Moixent. Horas anteriores se tuvo el conocimiento de otro varón de 63 años que murió al caerle una teja en la cabeza en la localidad de Pedro Bernardo, en Ávila, debido al fuerte viento que se registraba en la zona. Los hechos ocurrieron el pasado domingo, mas fue el día de ayer cuando se tuvo conocimiento de lo sucedido. El varón fue encontrado en un huerto de su propiedad al que había acudido para podar los limoneros. Asimismo el día de ayer se comunicó la muerte de una mujer de 54 años que dormía al raso en un parque de Gandía, en Valencia. Los servicios municipales la hallaron sin vida, víctima, según lo que parece, de hipotermia. Fuentes municipales notificaron a Efe de que se trata de una indigente que dormía desde hacía tiempo al lado de su marido en el parque de la Estación, y que tenía inconvenientes anteriores de salud. Los dos, conforme exactamente la misma fuente, habían rechazado asistir a dependencias sociales. En verdad, el Municipio había pedido al juez una orden para incapacitarlos y poder llevarlos de esta forma a un albergue, puesto que ninguno de los 2 deseaba ser atendido por los servicios sociales. El pasado domingo, sobre las 7 de la tarde, se les insistió para que acudieran a un centro de atención social y, tras su negativa, se les dejó comida y mantas. La autopsia determinará la causa del fallecimiento mientras un juzgado se ha hecho cargo del suceso para depurar responsabilidades. Estas víctimas mortales se suman a la primera que causó el pasado domingo la borrasca: un hombre de 44 años estaba poniendo las cadenas a su vehículo cuando fue arrollado por una furgoneta en el puerto de San Isidro (Asturias). Aunque en principio se pensó que había pedido el control a causa de la nieve, el conductor ha dado positivo en drogas y se le investiga por un homicidio imprudente.Gloria dejó ayer más de una treintena de carreteras cortadas, 10.000 personas sin luz por la caída de dos torres, aeropuertos cerrados, cortes en el tráfico ferroviario. Además, se procedió a la suspensión de clases y al cierre de juzgados. Al cierre de esta edición, la peor parte del temporal se la había llevado la Comunidad Valenciana. Así, el río Júcar se desbordó por la margen derecha en Cullera e inundaba las zonas del Marenyet, l’Estany y el Brosquil, donde se procedió a la evacuación del vecindario de esta pedanía de forma preventiva.

¿Cuándo termina?

Gloria comienza a remitir hoy salvo en el nordeste peninsular. No obstante, hay 27 provincias en alerta, siendo cuatro de ellas en alerta roja por riesgo extremo. «Empieza a remitir pero todavía va a ser un día complicado. Lo más adverso del temporal se desplaza al nordeste. Aún habrá nevadas intensas en el sur de Aragón y norte de Castilla-La Mancha, nevadas que podrán acumular hasta medio metro de nieve en tan solo 24 horas (entre ayer y hoy). Además, la nieve hará este martes acto de presencia en Cataluña, donde la cota al principio estará muy baja, llegándose a acumular más de 20 centímetros de nieve en 24 horas en puntos del Pirineo y Gerona y zonas cercanas», explicó ayer a este periódico Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Respecto a la mala mar, «el oleaje más intenso se desplaza hacia Cataluña, no obstante, aún podrán registrarse olas de cinco o seis metros en Comunidad Valenciana y Baleares (en Galicia también de 6 metros), pero en el litoral de Cataluña, especialmente en Barcelona y Gerona podemos tener olas de más de 7 metros». Ayer mismo se registró una de 12 frente al cabo de Begur en Gerona.Ahora bien, está previsto que la borrasca se rellene, léase, se vaya desdibujando. El anticiclón muy potente situado en las islas británicas «continuará unos cuantos días más por lo menos hasta el miércoles o el jueves. Lo que nos va a quedar es una DANA, una depresión aislada en niveles altos, que el martes será responsable de las lluvias que puedan registrarse en el este peninsular. El miércoles se desplazará hacia el suroeste. Esta borrasca débil en superficie va a hacer que siga lloviendo todavía con intensidad el miércoles en el nordeste peninsular, sobre todo en Cataluña, donde las lluvias seguirán siendo fuertes y persistentes y empezará a llover en el suroeste peninsular, sobre todo en Extremadura, Huelva y sur de Andalucía, principalmente en el entorno del Estrecho y Málaga, mientras que que en el resto del país las precipitaciones irán cesando».En cualquier caso, «el día de hoy mismo empiezan a subir las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas», asegura Mar Gómez, responsable de Meteorología de Eltiempo.es. También remitirá la cota de nieve, que «pasará de estar a entre 500 y 600 metros a estar a unos 1.200 o bien 1.400 metros a lo largo del día por lo que notaremos menos frío. Al hacer una temperatura más alta y haber menos viento, que irá poco a poco amainando, en general tendremos una sensación de frío menos acusada», añade Del Campo.De cara al jueves, «las lluvias se centrarán en el suroeste peninsular, nevando en el sistema central. Bajarán las temperaturas en interior norte peninsular y en Extremadura. Y de cara al fin de semana el viernes pueden seguir dándose estas lluvias y se espera que el sábado y el domingo la situación sea más tranquila», informa Gómez.

¿Por qué la «ola récord» es la de 8 y no la de 14?

Pese a haber habido una ola de 14 metros en Baleares, es más importante «el récord batido en Valencia, donde ha habido una altura significativa de ola de 8,44 metros cuando el anterior récord era de seis,5 en 2017. La razón es que no se trata solo de una tercera parte, sino coge la altura de una tercera parte de las olas más altas y extrae el promedio. Este dato da una idea de de qué forma de intenso es el oleaje más que una ola puntual», explica Del Campo.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *