Un informe revela que España reduce sus emisiones de CO2 mientras China sigue como líder mundial



Los millones de toneladas de CO2 emitidas por España en 2016 fueron más de 324, un tres con tres % menos en comparación con año precedente, al paso que China se sostiene en primera situación de países transmisores con poco más de nueve.000 millones de toneladas, conforme una investigación publicado este viernes.

En la presentación del «Informe de situación de las emisiones de CO2 en el mundo», patrocinado por Global Omnium, en el marco de la COP25 de la capital de España, su organizadora y directiva de la Fundación Empresa y Tiempo, Elvira Carles, ha comentado que su pretensión en esta décima edición es que para «aplicar políticas, primero debemos medir y saber qué sucede en nuestra casa».

En el caso de España, los datos reflejan una estabilización de las emisiones que oscilan «según los años sean más lluviosos o bien menos y se pueda emplear aproximadamente energía hidroeléctrica», lo que nos ubica como número 23 del planeta y siete del continente europeo.

Alemania (935 millones de toneladas de CO2), el R. Unido (516) y Turquía (506) son los 3 europeos que mayor nivel de emisión presentan, si bien salvo el país otomano -con un aumento del 139 %- se observa una tendencia a la baja general.

Exactamente, esta semana, la Comisión Europea presentó frente al Parlamento el Acuerdo Verde con el que los Estados miembros se comprometerían a hacer en frente de la ambición de lograr la neutralidad de CO2 en el año 2050.

Carles ha advertido, tras los resultados electorales de el día de ayer en el R. Unido, que si por último los británicos salen del conjunto de la UE, el resto de países va a deber aceptar «el esfuerzo» que hasta el momento están efectuando , con una baja del 36 %, para cumplir el compromiso.

A nivel del mundo, 5 países se reparten más del 60 % del total de las emisiones, con una cantidad final superior a los 1.000 millones de toneladas.

Pese a que la cantidad china, líder de la tabla de CO2, se sostiene estable con respecto a los últimos años, el aumento prosigue siendo superior a la base del estudio -tomada en 1990- cuando presentaban unos números de dos.000 toneladas; con el segundo país transmisor a larga distancia (U.S.A. con cuatro.833 toneladas).

La Cima del Tiempo de Naciones Unidas se halla bloqueada en sus negociaciones sobre el Artículo seis del Pacto de la ciudad de París, referido a los mercados de carbono y su metodología, pues países como la India, Brasil o bien Rusia se niegan a fiscalizar dicha fuente de energía.

El informe, que recoge datos de fuentes como la Agencia Internacional de la Energía (IEA) o bien la Agencia Europea de Medio Entorno (EEA), ha estipulado el costo de emisión del CO2 en 14.000 millones de euros, solo en Europa, con un costo por tonelada de 15 euros en 2018, cuando estaba en cinco euros en 2017.

De esta manera, el consejero encargado de Global Omnium, Dionisio García Comín, primordial patrocinador del estudio, ha comentado a Efe que «se debe proseguir trabajando», sobre todo en medidas específicas, pues «a pesar del esfuerzo», en los últimos tiempos ha seguido habiendo desarrollo.

«Probablemente si no hubiera concienciación serían peor, mas el informe marca la fotografía de de qué manera estamos y que se debe proseguir trabajando», ha añadido.

Desde su empresa, encargada de la administración de recursos hidráulicos, han rebajado las emisiones del carbono en un 14 % , a través de la mejora de los procesos y la renovación de las infraestructuras que les dejan ser más eficaces y sustentables.

García Comín ha agradecido que en esta COP25 las compañías hayan tenido un mayor estrellato, pues, a su parecer, en el diálogo contra el cambio climático han de estar presentes «todos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *