Un estudio demuestra que tener seis dedos aumenta las habilidades con las manos



Tener un ‘dedo extra’ en las manos, una enfermedad extraña que se conoce como polidactilia, puede extender significativamente las habilidades y habilidades de manipulación con las manos, conforme ha probado un trabajo internacional de estudiosos de la Universidad de Friburgo, el Imperial College London, el Centro de salud Universitario de Lausana y la EPFL. En su estudio de caso, publicado en la gaceta ‘Nature Communications’ y recogido por Ep, estos científicos han examinado por vez primera las habilidades motoras y las áreas sensoriales del cerebro en personas con polidactilia. Conforme con sus descubrimientos, esto deja a las personas con 6 dedos efectuar movimientos con una mano, al paso que las personas con solo 5 precisarían las 2 manos. Para descubrir el alcance de sus capacidades, los estudiosos hicieron que los sujetos del estudio realizasen múltiples ensayos conductuales, y su actividad cerebral fue monitoreada utilizando resonancia imantada funcional (fMRI, por sus iniciales en inglés). Los resultados muestran que los dedos auxiliares de los sujetos son movidos por sus músculos. Esto deja que muevan sus dedos auxiliares lo más lejos posible, con independencia de todos los otros dedos. «Pueden utilizar sus dedos extra de forma independiente, afín a un pulgar auxiliar, así sea solos o bien así como los otros 5 dedos, lo que hace que la manipulación sea extraordinariamente polivalente y hábil. Por poner un ejemplo, en nuestros ensayos los sujetos pueden efectuar una labor con una mano, para la que en general precisamos 2 manos», explican. Pese a que el dedo extra aumenta el número de grados de libertad que el cerebro debe de supervisar, los estudiosos no hallaron desventajas en comparación con las personas que tienen 5 dedos.» En resumen, es sorprendente que el cerebro tenga la capacidad suficiente para hacerlo sin sacrificarse en ningún otro sitio», resumen. Para comprender de qué manera el cerebro de las personas con polidactilia controla los dedos auxiliares, emplearon resonancia imantada funcional de alta resolución (fMRI). «Hallamos recursos neuronales dedicados que controlan el sexto dedo, y la corteza somatosensorial y motora están organizadas precisamente para permitir las habilidades motoras auxiliares», comentan. Los responsables del trabajo piensan que este estudio de las manos polidactilares podría avanzar en el desarrollo de miembros artificiales auxiliares para expandir las habilidades motoras. Por poner un ejemplo, un brazo extra para asistir a trabajar solo en un ambiente estrecho, o bien para permitir a un cirujano efectuar operaciones sin un asistente. «Las extremidades auxiliares han sido entrenadas desde el nacimiento. Esto no significa necesariamente que se pueda conseguir una funcionalidad afín cuando se complementan las extremidades artificiales más adelante en la vida. No obstante, las personas con polidactilia dan una ocasión única para examinar el control neuronal de las extremidades auxiliares y las posibilidades de las habilidades sensorimotoras», concluyen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *