Trasplantan con éxito un corazón de cerdo a una persona en EE.UU.


Un equipo médico de Estados Unidos logró transplantar el viernes con éxito el corazón de un cerdo modificado genéticamente a un paciente, al que le salvó la vida. Es la primera vez que se completa con éxito un trasplante de corazón de este tipo. La operación, realizada en Baltimore, duró unas siete horas.

Es aun muy temprano para saber si la operación, de alto riesgo y considerada muy experimental, será un éxito a medio o largo plazo, pero los médicos de la Universidad de Maryland dijeron ayer que en sí mismo se trata de un paso importante en el uso de animales modificados genéticamente para poder llegar a salvar vidas.

«Se trata de una cirugía revolucionaria y nos acerca un paso más a la solución de la crisis de escasez de órganos», dijo Bartley P.

Griffith, el médico que trasplantó quirúrgicamente el corazón de cerdo al paciente. «Lo cierto es que no hay suficientes corazones humanos de donantes disponibles para cumplir con la larga lista de posibles receptores», añadió el doctor. «Estamos procediendo con cautela, pero también somos optimistas de que esta cirugía, al primera en el mundo de su tipo, pueda brindar una nueva e importante opción para los pacientes en el futuro».

El paciente se llama David Bennett, tiene 57 años, y es residente de Maryland, donde trabaja como operario de mantenimiento. Antes de la cirugía hizo unas declaraciones al equipo de la Universidad de Maryland, que las difundió en el comunicado en el que anunció el éxito inicial del trasplante: «Era morirme o hacer este trasplante. Quiero vivir. Sé que es una posibilidad muy remota, pero es mi última opción».

Este mismo lunes, según los doctores, el paciente respiraba por sí mismo. Las próximas semanas serán cruciales, a medida que Bennett se recupera de la cirugía y los médicos siguen de cerca la evolución de su capacidad coronaria.

En general, hay una gran escasez de donantes para trasplantes en todo el mundo, lo que en años recientes ha llevado a los científicos a investigar si se puede usar animales en su lugar, y si estos se pueden modificar genéticamente para que sus órganos se asemejen a los humanos.

El año pasado hubo 3.800 trasplantes de corazón en los EE.UU., una cifra récord, según el supervisor del sistema de transplantes del país.

En este caso, el gobierno autorizó el trasplante por medio de la Agencia del Medicamento, que supervisa este tipo de tratamientos e intervenciones.

Según un informe de los doctores de Maryland, se hicieron 10 modificaciones genéticas al cerdo donante. Primero se eliminó del animal tres genes que son responsables del rechazo humano de los órganos de cerdo mediante anticuerpos. Además se insertaron en el genoma seis genes humanos responsables de la aceptación inmunológica del corazón de cerdo. Por último, se eliminó un gen adicional en el cerdo para evitar el crecimiento excesivo del tejido del corazón animal.

A la derecha David Bennett, paciente que ha recibido el corazón porcino

Hasta ahora, estos médicos habían logrado trasplantar corazones de cerdo modificado en simios, que han llegado a vivir hasta nueve meses. Según Muhammad M. Mohiuddin, profesor de cirugía en la misma Universidad de Maryland, «esta es la culminación de años de investigación muy compleja para perfeccionar esta técnica». Además, añade este investigador que este procedimiento, «exitoso, proporciona información muy valiosa para ayudar a la comunidad médica a mejorar este método que puede salvar vidas en futuros pacientes».

Este tipo de trasplantes de animales a personas se probó por primera vez en la década de los 80, pero se abandonaron en gran medida después del famoso caso de Stephanie Fae Beauclair. El bebé, que nació con grave dolencia de corazón, recibió en California un trasplante de corazón de simio y murió un mes después del procedimiento debido al rechazo del sistema inmunitario al corazón.

Varias empresas de biotecnología han desarrollando ahora órganos de cerdo para trasplantarlos en humanos, aprovechando que las válvulas de estos y las del animal son similares. El cerdo que se usó para la operación del viernes provino de Revivicor, una subsidiaria de la empresa United Therapeutics.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *