Toyota ya conocía lo que era trabajar en cooperación con PSA de cara al desarrollo de sus modelos comerciales medianos, los Toyota Proace, mas por vez primera se extiende este matrimonio a los más ligeros como es el caso del
Toyota Proace City Verso de esta prueba.

Para la fábrica viguesa ha supuesto un reto cumplir con las demandas de una de las marcas que más se asocia al término de calidad de producto, de forma que el que este Toyota se genere en exactamente la misma planta que los modelos de Citroën Berlingo, Opel Combo y Peugeot Rifter/Partner afirma mucho y bueno sobre sus hermanos y contrincantes al unísono.

GALERÍA
Durante esta semana de pruebas, el Toyota Proace City Verso con el motor quince diésel de 130 CV y cambio automático de ocho marchas ha dejado claro que no tiene por qué razón tener complejos en frente de SUV o bien turismos de categoría afín.

Es más práctico y más espacioso que , tan agradable como y con unos consumos comparables. Solo las tendencias y los prejuicios justifican que no nos decantemos más por este género de modelos mixtos.

Ficha técnica del Toyota Proace City Verso 1.5d 2020
Motor:
quince diésel 130 CV automático
Consumo:
cuatro,2 l/100 km
Medidas:
cuatro,40 x 1,84 x 1,88 metros
Maletero:
597 litros
Precio:
desde 24.504 euros
En frente de sus contrincantes primordiales, decidirse por el Toyota o bien sus hermanastros de Citroën, Opel o bien Peugeot depende más de nuestros gustos o bien de la calidad de la red comercial en nuestra zona que de cualidades o bien calidades objetivas.

Salvo detalles de diseño, realmente se trata precisamente de exactamente los mismos automóviles, elaborados por exactamente las mismas manos, con exactamente las mismas herramientas y exactamente la misma materia prima.

Toyota Proace City Verso: cuestión de maquillaje

El Toyota Proace City Verso se distingue poco de sus hermanastros, con los que comparte prácticamente todos los elementos de la carrocería. Donde más diferencias vamos a ver es en el frontal, con un parachoques delantero, faros, parrilla y, como resulta lógico, distintivos exclusivos de su marca.

Asimismo hay diferencias en el lateral, que cuenta con unas llantas concretas del modelo de Toyota. En cuanto al resto, es el mismo vehículo que sus otros 3 hermanastros. Así como el Citroën Berlingo, es posible que el Toyota Proace City es el que tenga un diseño más atractivo y alegre.

En lo que se refiere a la calidad de fabricación, nada nuevo tampoco. Sus puertas laterales correderas son muy prácticas, los ajustes son buenos y solo me ha rechinado un tanto la diferencia de tonalidad en la pintura del paragolpes delantero, que se puede estimar en las fotografías de la galería.

Otro detalle de su diseño está en el portón trasero. Es enorme y deja un acceso fenomenal al maletero, mas lo atractivo está en que la luneta trasera se puede abrir de forma independiente del resto del portón, lo que facilita bastante el meter y sacar bultos pequeños, especialmente cuando aparcamos contra una pared, por el hecho de que el portón es tan grande que necesitaremos dejarlo bastante distanciado de esta para abrir el portón completo.

Toyota Proace City Verso: espacioso y pertrechado

Si en el exterior las diferencias son mínimas, al abrir las puertas solo el logotipo en el volante nos da una pista de que no nos subimos en un Berlingo de Citroën sino más bien en un Toyota. El resto es idéntico al interior del modelo francés, incluyendo la consola central que, así como el techo panorámico, me semejan los elementos peor resueltos de este vehículo.

El Proace City tiene una enorme anchura para dejar espacio en la parte posterior a un europalet. Esto causa que asimismo pueda alardear de poder llevar 3 sillas infantiles en las plazas traseras por el hecho de que el ancho da de más. No obstante, la consola central hace que los pasajeros viajen con las piernas continuamente rozando contra ella y con más estrecheces de lo deseable. Lo peor es que el hueco interior no es tan grande como su enorme volumen podría hacernos opinar.

En lo que se refiere al techo panorámico, tiene un plafón interior de plástico que solo sirve para recoger polvo y moscas fallecidas en él, podrían ahorrárselo.

La postura de conducción es cómoda, si bien el espacio es tan extenso que ciertos mandos quedan lejos y para, por servirnos de un ejemplo, regular el retrovisor, deberemos separar la espalda del asiento.

Las plazas traseras son más espaciosas que en los SUV y monovolúmenes, lo mismo que el maletero, que es enorme o bien de forma directa una caverna si abatimos los respaldos traseros.

En lo que se refiere al equipamiento, este acabado dispone de un buen nivel de sistemas de asistencia a la conducción como el asistente de mantenimiento en el carril, la alarma de colisión con frenado de urgencia, el asistente de parking con cámara de marcha atrás, etc.

El sistema de infoentretenimiento es bastante completo y dispone de Apple Car Play y Android Auto, con múltiples tomas USB distribuidas por el vehículo. A propósito, quizá la única ventaja de la consola central tan grande es que gracias a ella tenemos salidas de aireación en las plazas traseras y tomas de corriente en ellas.

Climatizador de doble zona, control de crucero automático, limitador de velocidad, head up display, llave con manos libres… no está nada mal en lo que se refiere a equipamiento, a la altura de un SUV o bien un sólido equivalente, mas considerablemente más práctico que .

Toyota Proace City Verso: parco en consumo

El motor del Proace City asimismo es obra del consorcio francés y es la mejor opción alternativa para este género de automóviles que acostumbran a ir cargados y con una mala aerodinámica, a pesar de los que, el quince BlueHDi lanza unos buenos consumos.

Esta unidad cuenta con la mecánica de 130 CV diésel y el cambio automático EAT8 de ocho marchas, indudablemente uno de los autores de sus buenos consumos en autopista, al viajar a los máximos legales con el motor apenas a dos.000 rpm.

Los 130 CV mueven con suficiente alegría al Proace City Verso, con solvencia para superar los puertos de montaña y asimismo para efectuar adelantamientos seguros.

La caja de cambios es agradable de usar y facilita mucho las cosas en el cada día, quitándonos mucho agobio en la conducción.

En lo que se refiere al gasto de comburente, los consumos reales a lo largo de la prueba de este Toyota Proace City Verso han sido:

Ciudad: seis l/100 km.

Carretera: cuatro,4 l/100 km.

Autopista: cinco con ocho k/1oo km.

Son cifras buenísimas y que, así como los 50 litros de capacidad del depósito de comburente, dejan que el Toyota Proace City Verso tenga una autonomía cerca de los 700 km.

Toyota Proace City Verso: para día a día

Toda vez que pruebo uno de estos vehículos derivados de modelos comerciales me sorprendo muy agradablemente con su conducción, que habitualmente es considerablemente más agradable aun que en los SUV equivalentes, como me sucedió con el Fiat Dobló, sorprendentemente diligente.

En el caso de este Toyota, sorprende que en urbe se mueva con tanta soltura a pesar de su anchura. El truco está en que su dirección vira mucho y su radio de giro es muy sólido. Las suspensiones son agradables y la visibilidad es buena, si bien de noche se echa de menos el poder contar con de faros led o bien xenón.

En carreteras secundarias es más diligente de lo que sus formas puedan sugerir, su conducción es muy simple y es un vehículo agradable en el que viajar, con una baja rumorosidad interior y una desprendida amplitud.

En el momento de viajar por autopista, en curva veloz da confianza, si bien me agradó más el comportamiento del Fiat Dobló. Su «kryptonita» es el viento lateral. El Proace City ofrece una enorme superficie lateral que lo transforma en una candela cuando Eolo sopla fuertemente.

En suma, el Toyota Proace City es un vehículo considerablemente más aprovechable y más agradable para el cada día de lo que los prejuicios puedan hacernos meditar y, a cambio, tenemos un vehículo muy práctico y polivalente.

Nuestra Valoración
seis,siete

Diseño:

siete

Motor:

siete

Comportamiento:

7

Interior:

seis

Equipamiento:

seis

Consumo:

siete

Resaltable

Utilidad

Imagen de marca

Aislamiento acústico

Mejorable

Consola central exagerada

Iluminación

Techo panorámico

Fuente: Autocasión.com

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *