Cuando se genera un accidente o bien hay una incidencia viaria en la carretera aparecen retenciones debido a que el resto de automovilistas dismuyen la marcha para poder ver lo sucedido. En general esto sucede en exactamente el mismo sentido de la marcha de donde han tenido sitio los hechos, si bien asimismo se puede dar en el sentido contrario. Este “efecto mirón” no solo produce atascos, sino acarrea el riesgo auxiliar de provocar nuevos siniestros.
Y la mejor prueba de ello la ha compartido en forma de vídeo la Dirección General de Tráfico (DGT) en sus redes sociales. Indudablemente, una imagen vale más que mil palabras. La grabación, efectuada con una dashcam situada en el habitáculo de un vehículo, muestra de qué manera este vehículo circula por una autopista y se halla con un accidente. Reduce sutilmente el ritmo y de súbito choca contra un vehículo detenido allá mismo. Esto nos conduce a inferir que el conductor se distrajo observando la escena y fue inútil de advertir el vehículo precedente para frenar a tiempo.

Indudablemente, es un caso clarísimo de que el morbo de ver lo acaecido es peligroso. Desviar la vista y la atención de la carretera acarrea peligros, con lo que se debe continuar la marcha sin ceder a la curiosidad. Es esencial mantener siempre y en toda circunstancia la distancia de seguridad con el vehículo de delante. Acomodar la velocidad deja contar con del espacio suficiente para detener el vehículo en el caso de efectuar una frenada de urgencia.

Jamás desvíes tu atención de la circulación. Y mucho cuidado con la #velocidad y la #distancia de seguridad . El #EfectoMirón ➡️👁️ puede provocar retenciones y choques. ¡ATENTO! pic.twitter.com/pEgHMh8Gmw— Dir. Gral. Tráfico (@DGTes) siete de junio de 2019

A ritmos más elevados, mayor recorrido efectúa el vehículo ya antes de frenar absolutamente. Cabe indicar que a la distancia de detención hay que incorporar la que transcurre hasta el momento en que el conductor de percata del riesgo y se percata de que debe frenar (esto tiene por nombre el tiempo de reacción). Para calcular cuál es el espacio de seguridad conveniente, es conveniente que pasen 2 segundos (3 en vías mojadas) desde el instante en que el vehículo que nos antecede pasa por un punto hasta el momento en que pasamos .
El inconveniente del efecto voyeur no comprende de edades, sexo ni nacionalidades. La curiosidad es algo propio del humano. Hace algunos días se viralizó un vídeo protagonizado por el policía alemán Stefan Pfeiffer. En la grabación se puede ver al agente arremetiendo contra los conductores mirones. “¿Deseas ver el cadáver?”, le llega a decir a una persona que hacía fotografías de un accidente en el que murió un conductor húngaro. “Es una ocasión para enfrentar a la gente por su comportamiento”, explica Pfeiffer, quien defiende que “tienen que caer en la cuenta de lo que están haciendo”.

Frente a un accidente o bien un accidente en #carretera, es muy frecuente el #EfectoMirón. Y no nos conformamos con mirar. Asimismo se quiere retratar. Este comportamiento provoca retenciones, choques y en ocasiones, accidentes graves. En Alemania han lanzado esta campaña ¿qué te semeja? pic.twitter.com/wcvOINKshj— Dir. Gral. Tráfico (@DGTes) 28 de mayo de 2019



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *