M. GajateValladolid
Actualizado:02/05/2021 20:21h
Guardar

Mandar nueva por e mail
Tu nombre *
Tu e mail *
Su e mail *

Noticias relacionadas

4 de cada diez castellano y leoneses no pueden entrar en los bares y restoranes de su localidad
Estos son los planes de las comunidades autónomas para contener la pandemia tras el fin el estado de alarma
Ha sido indudablemente uno de los campos más perjudicados. Llevan un año cerrados o bien a medio gas con su actividad limitada a exteriores y con una clientela que si bien expectante de recobrar toda normalidad asiste con precaución en instante de picos de contagios. El ocio nocturno todavía no ha reabierto y el subsector de los banquetes se encara a un instante definitivo. «Variopinta», peleona y también imaginativa, la hostelería se ha buscado la vida para subsistir en esta pandemia. Todavía de esta manera, cerca de cuatro.000 negocios han cerrado, colgado cartel de se traspasa o bien buscado financiación para dejar atrás la barra en Castilla y León, explica el presidente de la Confederación Regional de Asociaciones de Hostelería y Turismo (Hosturcyl), Fernando de la Varga.
— Se cumple un año de los primeros paseos tras la cuarentena. ¿Imaginaba que un año después proseguiríamos de esta manera?
—Cuando se dictaminó el estado de alarma todos creíamos que era para 15 días o bien un mes. Ahora el campo hostelero lleva 14 meses entre cierres y estados de alarma sin poder trabajar en condiciones dignas.
—Desde el primer instante han protegido que eran espacios seguros y que solo un tres% de los casos brotan en estos establecimientos. No obstante, asimismo hay informes científicos que apuntan a los espacios cerrados como foco de los contagios. ¿Puede comprender que los cierres tenían una base?
—Esos informes no dejan de ser un tanto curiosos. El ejemplo más claro es Francia, Italia o bien R. Unido, que a lo largo de meses han estado cerrados y las olas y también índices de contagio han sido manifiestos. No sé dónde se hacen esos informes. Me agrada ponerlos en cuarentena pues no todos y cada uno de los países o bien comunidades tienen exactamente la misma activa.
—Su crítica ha apuntado de manera directa a la Junta. Le acusaban de discriminación, mas otras comunidades y países se tomaban afines medidas…
—Hay comunidades en las que no se ha cerrado y los ratios son iguales o bien mejores que los que hemos tenido en Castilla y León.
—Ahora es el Consejo Interterritorial el que ha marca la recomendación del cierre de la hostelería de interior. ¿Se sienten huérfanos del apoyo político?
—Castilla y León aplica todo cuanto marca el Consejo Interterritorial así sea obligatoria o bien una recomendación. No nos sentimos abandonados, mas sí somos una de las comunidades más restrictivas y después los datos no acompañan. Habría que examinar realmente bien y ver por qué razón se nos está condenando.
—¿Piensa que se ha demonizado y actuado contra la hostelería?
—No estamos reculando para examinar las medidas que han sido buenas o bien malas y buscando el equilibro de convivencia entre pandemia y economía. Hoy día el único campo que tiene unas medidas restrictivas tan severas es el hostelero. En este juego estábamos considerablemente más campos y al que se le prosigue cerrando y apuntando en la diana es al hostelero.
¿Prefieren el modelo Ayuso?
—Al final no únicamente . A nivel nacional todos y cada uno de los hosteleros deseamos una Ayuso en nuestras comunidades, simplemente pues ha buscando un equilibro entre el campo económico y la pandemia. Las cantidades se van a estudiar en un futuro y vamos a ver de qué forma determinadas medidas han tenido un impacto económico severísimo y donde ha convivido el equilibrio han tenido mejores resultados.
—¿Piensa que la hostelería de Castilla y León votarían a la aspirante del Partido Popular si pudiesen hacerlo?
—Vista la actual situación, sí. Al campo se le está privando de trabajar. No charlaría de Ayuso. A aquella persona que nos deje trabajar la votaríamos.
—¿A quién votarían en Castilla y León o bien piensa que ningún partido en la Comunidad ha protegido sus intereses?
—Ese ha sido el enorme fallo de la pandemia. Se ha llevado todo al plano político. No nos decantamos cara unas iniciales. Hablamos de salvar vidas humanas y economía. No debemos caer en ese fallo de politizarlo.
«Éramos más campos y al que se le prosigue apuntando en la diana es al hostelero»—Ha habido municipios que han facilitado la actividad más que otros. ¿Han echado de menos asimismo esa ayuda a nivel municipal?
—En un primer estadio los municipios, en su gran mayoría, fueron más flexibles, con más medidas fiscales para salvar el campo. ¿Podrían haber dado más? Sí, mas en líneas generales es el organismo público con más sensibilidad con el campo hostelero.
—Tras meses de tensión, ¿están ahora mejor las relaciones con la Junta?
—Siguen tensas pues se nos prosigue comunicando las cosas con carácter impositivo. Deseamos sentarnos en la mesa y entre todos llegar a un acuerdo. Vienen, te explican sus medidas y las coges o bien las dejas y esto son lentejas. Y hay mucho miedo. Todos estamos a la expectativa sobre lo que pasará desde el día nueve.
—Han denunciado una y otra vez que las ayudas eran deficientes
—Hasta día de el día de hoy han sido muy, muy escasas. De los conocidos siete.000 millones del Gobierno central aún no nos hemos sentado a charlar por la lentitud de la burocracia en este país. La única ayuda que precisamos es que se nos deje trabajar y no charlaría de ayudas, sino más bien de compensaciones pues no se nos ha tolerado efectuar nuestra actividad. Se han seguido cobrando todos y cada uno de los impuesto y gastos fijos mas con la puerta cerrada.
—¿Si hubiese habido un plan más ambicioso de ayudas o bien compensaciones que les hubiese tolerado abonar facturas habrían admitido los cierres?
—Éramos siendo conscientes de que estábamos en una pandemia y lo más esencial era nuestra salud. Todas y cada una aquellas medidas que se nos han impuesto las hemos admitido y también incorporando. Si hubiesen sido cooperadores hubiéramos negociado de otro modo. En Navidades era sencillísimo. ¿Deseamos una Navidad cerrada para eludir peligro? Paga la factura que produce cerrar.
—Además de hosteleros en este último año han tenido asimismo que ser vigilantes de seguridad.
—La ciudadanía no ha admitido que estamos en una pandemia. En los negocios hemos ejercido de fuerza de la autoridad.
—¿Ha habido suficiente control?
—La Policía no puede estar de mesa en mesa. Es que en la ciudadanía deberíamos ser todos responsables.
—También ha habido incumplimientos en el propio campo.
—Pasa en todas y cada una de las familias y se solicitó mano dura contra todos. Por culpa de un hostelero que haga las cosas verdaderamente mal y sea un caso negativo para el campo no podían condenar al resto que lo hacía bien.

«Volver a los orígenes»

—¿Y ahora qué? ¿Qué futuro le espera el campo?
—Volver a recobrar ese gran término que tiene la hostelería. Producimos experiencias, interaccionamos, somos el ocio tras el trabajo. Regresar a recobrar la idiosincrasia del campo, que hace que la hostelería sea muy, muy diferente y puntera a nivel del mundo. Recobrar los orígenes.
—¿Confían en un verano con turismo que llene la hostelería?
—De cara al verano aguardamos que sea como el último. No fue inusual mas habitualmente sirvió para sostener vivo el negocio. Confiamos a nivel nacional en que haya movimiento y Castilla y León es número uno en turismo de interior. Ver los
comentariosTemas

Castilla y León
Isabel Díaz Ayuso
Covid-19
Hostelería

Comentarios

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *