Llevamos algún tiempo oyendo que sacarse el permiso de conducir en 2019 será más difícil y más caro. Y, según parece, va a ser así. La Dirección Universal de Tráfico (DGT) presentó hace unos meses un boceto del Existente Decreto por el que se modifica el Reglamento Universal de Conductores y que podría entrar en vigor el 1 de julio de 2019.
Con esta reforma la DGT pretende que los españoles que quieran sacarse cualquier tipo de permiso de conducir tengan una formación obligatoria teórica presencial de ocho horas. Esto significa que ya no será posible presentarse al examen escrito con una preparación monopolio por cuenta propia u online. Sí o sí será imprescindible suceder por una autoescuela y, por lo tanto, fertilizar la cantidad correspondiente por las clases recibidas.

La DGT pretende que los españoles que quieran sacarse cualquier tipo de permiso de conducir tengan una formación obligatoria teórica presencial de ocho horas
(tommaso79 / Getty Images/iStockphoto)

En cuanto al contenido, la formación teórica dará mucha más importancia a cuestiones como las distracciones (entre ellas el uso del móvil al volante), los factores de aventura en las vías, los sistemas de seguridad, etc. Asimismo, para una maduro concienciación de los nuevos usuarios, se organizarán sesiones con testimonios de víctimas de accidentes de tráfico.

Con los errores igualmente serán más estrictos. El colegial no deberá arreglar más del 10% de las preguntas para aprobar, reduciéndose así el beneficio de error del 20% que hasta ahora conocíamos. El examen práctico igualmente sufrirá algunas modificaciones. Suspender la primera vez obligará a los alumnos a esperarse un leve de 15 días para retornar a presentarse. En el caso de suspender dos veces este espacio temporal se aumentará a 30 días y, si vuelve a suspender, el beneficio de calma será de 20 días entre prueba y prueba.
Con esto, el nuevo reglamento persigue mejorar la formación de los futuros conductores a través de un cambio en el estudios. Un procedimiento que va a ser más puro y profundo, y que según Europa Press, ya ha sido adoptivo en más de 20 países europeos. No obstante, delante este cambio, las autoescuelas digitales han manifestado su desacuerdo con la nueva medida defendiendo el maniquí formativo online, ya que no creen que se pueda explicar científicamente que la formación presencial garantice una mejor calidad educativa para obtener el carnet. Adicionalmente, denuncian que la formación presencial propuesta incrementa el precio del carnet de conducir, añade costes de desplazamiento y dificulta el camino a colectivos especialmente vulnerables.

Suspender la primera vez obligará a los alumnos a esperarse un mínimo de 15 días para volver a presentarse

Suspender la primera vez obligará a los alumnos a esperarse un leve de 15 días para retornar a presentarse
(David Airob)

Otra de las novedades que presenta la nueva medida es que se incrementan el número de vehículos que se podrán conducir con el permiso B. Según Europa Press, los usuarios que dispongan de este permiso y que posean una decrepitud mínima de dos primaveras con esa abuso, estarán autorizados para conducir vehículos ecológicos de entre 3.500 y 4.250 kilos.Este cambio quedará reflejado en el Reglamento Universal de Conductores una vez que se modifique la directiva europea del CAP, que ya ha consentido la UE.
El objetivo de esta medida, propuesta por la Estructura Empresarial de la Provisión y el Transporte (UNO), es fomentar la expansión de vehículos híbridos, eléctricos y de gas natural, cuyas baterías y depósitos de combustible incrementan el peso del conjunto, de tal modo que obligan a disponer de la abuso C, estipulada para los vehículos de más de 3.500 kilos de masa máxima autorizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *