Todo está a punto para el inicio de la misión «Demo 2», en la que un cohete de la compañía SpaceX lanzará a 2 astronautas a la Estación Espacial Internacional. Pese a los inconvenientes ocasionados por la pandemia de COVID-19, el vuelo de este miércoles es considerado como histórico por la parte de la NASA, por el hecho de que va a ser el primer lanzamiento de astronautas a un vuelo orbital en E.U. desde el 21 de julio de 2011, data en la que un transbordador espacial voló por última vez.

A las 22.33 de este miércoles, un cohete Falcon nueve reutilizable lanzará a los astronautas Robert Behnken (49) y Douglas Hurley (53) desde la Plataforma de Lanzamiento 39, en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, en el que va a ser esencialmente un vuelo de prueba de la cápsula «Crew Dragon».

El lanzamiento, al que asistirá Donald Trump, presidente de E.U., y Mike Pence, vicepresidente, es esencial por el hecho de que va a poner punto y final a la dependencia de la NASA de las naves rusas Soyuz para mandar sus astronautas al espacio. Además de esto, por vez primera, los astronautas de la NASA van a ser mandados al espacio por una compañía privada, SpaceX, que va a poner tanto el cohete como la cápsula.

Está previsto que 19 horas tras el lanzamiento, los 2 astronautas lleguen a la Estación Espacial Internacional, donde van a pasar de 6 a 16 semanas apoyando a los 3 tripulantes que se hallan allá. Merced a los datos recabados esos días, la agencia espacial espera preparar los próximos vuelos tripulados de la cápsula «Crew Dragon», que empezarán a fines de agosto.

«Un instante único»
En una conferencia de prensa festejada este martes por la tarde, Jim Bridestine, administrador de la NASA, anunció que el parte meteorológico es tenuemente conveniente y que la probabilidad de que las condiciones atmosféricas acompañen es del 60%. Caso de que el lanzamiento se cancele por la meteorología, el despegue se postergará por fin de semana.

El representante de la agencia espacial, que lamentó que la sala donde daba la conferencia de prensa tuviese que estar vacía por el coronavirus, afirmó que E.U. «está pasando una situación muy dura», mas que están en «un instante único en el que todo el país puede vernos lograr algo impresionante».

Primer vuelo tripulado
Verdaderamente, el de mañana es el primer vuelo tripulado de la cápsula «Crew Dragon», que se lanzó de forma exitosa en el tercer mes del año de 2019, y la primera misión tripulada del cohete Falcon nueve, usado extensamente para lanzar cargas militares y civiles.

La misión «Demo 2» asimismo supone la consolidación de unas operaciones que SpaceX ha hecho más de diez veces con sus envíos de mercaderías a la estación espacial con sus cápsulas «Dragon», no tripuladas. Por ende, desde determinado punto de vista técnico, el lanzamiento de este miércoles es relevante para validar el sistema de transporte de SpaceX para futuras misiones tripuladas, a un costo considerablemente más bajo que el que dejaban los transbordadores espaciales.

Para la NASA esto va a marcar un jalón en el Programa Espacial de Vuelos Comerciales, lanzado a lo largo de la administración de Barack Obama, por el que la agencia espacial se transforma en usuario de compañías privadas para mandar tripulaciones y cargas a la órbita.

«Estamos convirtiendo la manera en la que viajamos al espacio», afirmó Jim Bridenstine este martes. La finalidad, tal y como siguió, es «comercializar la órbita terrestre».

La comercialización del espacio
Conforme comentó, esta comercialización dejará explorar la Luna de forma sustentable, a lo largo del programa Artemisa, sucesor del honorable programa Apolo.

Asimismo va a ser imprescindible para fundar múltiples estaciones espaciales comerciales en la órbita terrestre y fortalecer la explotación económica del espacio. Tal y como apuntó Bridestine, la meta es pasar de un mercado de 400.000 millones de dólares estadounidenses, incluyendo satélites de comunicaciones y observación, a un mercado de un billón.

Finalmente, el administrador de la NASA repitió que el país nipón va a ser el primer asociado internacional que va a viajar a bordo de la «Crew Dragon», si bien están mateniendo conversaciones con otros países, como Rusia, para futuros lanzamientos.

La misión «Demo 2»
El lanzamiento está previsto para las 22.33 de este miércoles, hora de España. El cohete Falcon nueve va a despegar desde la plataforma 39A, exactamente la misma que las empleadas por las misiones del programa Apolo, y alcanzará una velocidad de más de 27.000 km/h.

La cápsula «Crew Dragon», de seis con dos metros de altura y con capacidad para 7 tripulantes, se apartará y va a poner con rumbo a la Estación Espacial Internacional, a la que va a llegar unas 19 horas después y donde los astronautas continuarán entre uno y 4 meses efectuando trabajos científicos y técnicos.

Mientras que, el Falcon nueve empezará su descenso para aterrizar en la plataforma robótica flotante de SpaceX «Por supuesto aún te quiero», en el Atlántico.

De vuelta a la Tierra, la cápsula se desajustará de forma autónoma de la estación espacial para reingresar a la atmosfera terrestre y desplegar los 2 primeros paracaídas a más de cinco.400 metros de altura.

Otros 4 paracaídas se desplegarán a 1.900 metros, antes que la nave aterrice en frente de la costa atlántica de Florida y entre en el agua a 27 quilómetros por hora.

Los astronautas van a ser recogidos por el navío «Go Navigator» y devueltos a salvo a Cabo Cañaveral. La cápsula asimismo se salvará, pues es reutilizable, como el cohete. Notifica EFE.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *