La compañía de Elon Musk siempre y en toda circunstancia va asociada a un cierto estrellato, tanto en lo positivo como en lo negativo. En proceso de llenar la primera planta de vehículos de la compañía en China, un nuevo percance ha manchado el nombre de Tesla. Esta vez, un Model S de 85kWh se ha incendiado de forma repentina en un párking de Hong Kong.
Conforme el diario local, Apple Daily, el vehículo se incendió 30 minutos después de ser estacionado en el distrito de San Po Kong, generando tres explotes. El percance ocurrió el último día de la semana 12 de mayo y conforme notifican los bomberos tardaron 45 minutos en apagar el fuego. Por suerte, no hubo ningún herido.

Estos incidentes se generan en la mitad de la construcción de la planta de vehículos de Tesla en China
(Qilai Shen / Bloomberg)

Conforme el medio digital, Quartz, el dueño del vehículo explicó al periódico que ya antes de aparcar el vehículo lo había recargado en una estación de Supercharger de Tesla en el complejo de pisos donde vive. Media hora después, un guarda de seguridad lo llamó al ver que su vehículo emitía humo y reventaba en llamas.

Este no es un caso apartado. Hace unas semanas, un vídeo mostraba la explosión de otro Model S de forma espontánea mientras que estaba estacionado en un parking subterráneo de Shanghai.La grabación fue registrada por una cámara de circuito cerrado instalada en el aparcamiento del edificio residencial donde sucedieron los hechos. Conforme se puede ver en las imágenes, un ejemplar de la berlina eléctrica de Tesla empieza a echar humo y segundos despuésse incendia, ocasionando daños a los automóviles lindantes.

El creador de la compañía usó su perfil en Twitter para enseñar su indignación sobre la influencia que ha tenido el percance sufrido por el Model S. “Más de un millón de vehículos con motores de combustión -jamás mejor dicho- se incendian y ocasionan miles y miles de fallecidos al cabo del año, mas un Tesla que se quema sin provocar heridos es el que llena los grandes titulares. ¿Por qué razón este doble rasero? Esta es la auténtica cuestión”, afirmaba Musk, quien asegura que como la mayor parte de vehículos eléctricos, los Tesla tienen un 500% menos de probabilidades de incendiarse que un vehículo usual, lleno de comburente inflamable.

Tras la divulgación del vídeo, las acciones de la compañía empezaron a bajar en un descenso agudizado asimismo por los resultados financieros negativos del primer trimestre del año que la compañía hizo públicos el día de ayer. La firma de Norteamérica ha perdido 702 millones de dólares americanos a lo largo de los 3 primeros meses de 2019, debido, en parte, a infringir con el propósito de entregas previsto.

Estos incidentes se generan en la mitad de la construcción de la planta de vehículos de Tesla en China, acontencimientos que acentúan la preocupación de ciertas personas sobre la seguridad de los automóviles eléctricos que usan baterías de litio de alta densidad energética para conseguir más autonomía de conducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *