El hombre que disparó el último día de la semana a la noche desde la ventana de su casa de Aranjuez a múltiples familiares,
matando

a 2

cuñadas
e hiriendo en una pierna su suegra, ha llegado a los juzgados de Aranjuez custodiado por la Policía y bajo los chillidos de saña de los familiares de las fallecidas, entre ellos los de uno de sus viudos.
A las puertas de los juzgados se hallan congregados desde primera hora de la mañana familiares de las 2 víctimas. La Policía ha desplegado un amplio dispositivo precautorio formado por agentes antidisturbios para eludir altercados.

El viudo ha debido ser reducido

Se han vivido instantes de tensión cuando los agentes han debido intervenir tras observar de qué manera un turismo llegaba a alta velocidad por unos de los laterales de las vallas que rodean los juzgados donde durante la mañana declarará el supuesto asesino.
Tras estacionar con brusquedad, un hombre ha salido del vehículo y ha sido reducido de forma inmediata a pesar de su resistencia por los antidisturbios. Según lo que parece, es el marido de una de las fallecidas. Protegido por múltiples agentes, el hombre ha sido introducido a los juzgados mientras que se escuchaba chillar a otros allegados de las fallecidas.

El hombre que mató a balazos a 2 cuñadas en Aranjuez pasa a predisposición el juez
(PolicÍa Nacional / EP)

El acusado ha entrado llorando a los juzgados

Asimismo se han podido ver escenas de saña y frustración por la parte del viudo de otras de las fallecidas, que a su llegada le ha reprendido al grito de “pueril, mis hijas se quedan sin su madre”. “Ellas no tienen la culpa”, ha chillado entre gimoteos. Otros familiares le han conminado con vengarse y matarle en la prisión.

El acusado, que fue detenido el último día de la semana a la noche, ha entrado llorando a los juzgados, protegido por múltiples agentes. El presunto atacante, Juan M.J., de 38 años y abundantes antecedentes penales, fue detenido tras el tiroteo tras haber continuado atrincherado a lo largo de múltiples horas dentro de su piso.

Dos cuñadas muertas

Disparó a su familia política con una escopeta

Los hechos tuvieron sitio sobre las 21.50 horas del domingo en un bloque de residencias ubicado en la calle Victoria Khami de Aranjuez. El creador de los hechos cogió una escopeta de caza y empezó a disparar desde la ventana de su casa contra una parte de su familia política, que vive cerca y que en ese instante estaba en la calle.
De esta manera, alcanzó a una de sus cuñadas, Lisette F.J., de 35 años, que recibió disparos en cuello y tórax; y a Montserrat F.J., de 23, que padeció otro impacto en el abdomen. Asimismo dio a su suegra, y madre de las dos jóvenes, Consuelo J., de 51 años, que presentaba una herida de bala en la pierna izquierda.
Cuando los sanitarios del Summa-112 llegaron al sitio Lisette se hallaba en parada cardiorrespiratoria y, pese a efectuar a lo largo de más de media hora las maniobras de resucitación cardiopulmonar avanzada, por último solo pudieron confirmar su fallecimiento, señaló a Europa Press un portavoz de Urgencias 112.

Disputa sentimental

La otra cuñada, Montserrat, fue trasladada por sus familiares al centro de salud del Tajo. Debido a la gravedad de sus heridas, fue dirigida de madrugada al Centro de salud 12 de Octubre, donde el día de ayer a mediodía murió. La tercera mujer fue derivada con pronóstico reservado asimismo al 12 de Octubre, donde mejora propiciamente de sus heridas. El detenido cuenta con antecedentes por tráfico de drogas, posesión ilegal de armas y contaba con una orden de ingreso en cárcel por una sentencia por posesión de drogas. Juan M.J. y su exmujer fueron apresados en 2013 en una operación contar el tráfico de droga y les incautaron de su casa droga y armas.
Los testimonios recabados en el sitio señalan que los hechos del domingo se desencadenaron tras una disputa sentimental entre 2 familias de etnia gitana. El atacante se apartó de su mujer últimamente y, al enterarse de que estaba con otro hombre, por venganza disparó a la familia de ella tras la asamblea familiar del domingo, a la que culpaba de su divorcio, conforme las primeras pesquisas.
Al sitio asistieron agentes de la Policía, que se han hecho cargo de la investigación, específicamente el Conjunto VI de Homicidios. También, el día de los hechos fue preciso desplegar efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos como antidisturbios. La Policía asimismo desplejó el día de ayer un dispositivo de seguridad en el tanatorio y sitio del entierro de la primera víctima y asimismo esta mañana en torno a los Juzgados de Aranjuez.

¿Se persigue y castiga lo bastante la violencia sexista?

No

La encuesta está cerrada

Votar
Total votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *