Los cambios en las condiciones de empleo de WhatsApp, que se generarán el 15 de mayo, han provocado un incremento enorme en el número de usuarios de aplicaciones de correo opciones alternativas, como Telegram, que ha crecido exponencialmente. Específicamente, la herramienta creada por los hermanos Durov avisó el pasado domingo un desarrollo de 25 millones de usuarios nuevos en apenas 72 horas, lo que hace que la «app» tenga en estos instantes más de 500 millones de navegantes activos en el mundo entero.

Pese a que, sobre el papel, la aplicación es respetuosísima con la privacidad del usuario, en tanto que no comparte ningún dato con terceros, no cuenta con cifrado de extremo a extremo en las conversaciones, que es el más seguro conforme con los especialistas y es una herramienta de la que sí dispone WhatsApp. «Cuando hablamos de este cifrado se supone que ni el distribuidor del servicio es capaz de leer los mensajes que un usuario le manda a otro», explica a ABC Lorenzo Martínez, directivo de la compañía informática Securízame.

En su sitio, Telegram emplea un cifrado en base al protocolo MTProto -Mobile Transport Protocol-, que la compañía apuntó que resguarda con fuerza las conversaciones. No obstante, si el usuario no se conforma, la «app» sí que cuenta con una funcionalidad que deja que el cifrado de los mensajes sea de extremo a extremo: los «chats secretos».

«Los chats secretos están concebidos para quienes desean más seguridad que una persona promedio. Todos y cada uno de los mensajes en los chats secretos emplean un cifrado end-to-end (de extremo a extremo). Esto quiere decir que solo y tu receptor podéis leer esos mensajes; absolutamente nadie más puede descifrarlos, incluyéndonos a nosotros en Telegram. Los mensajes no pueden ser reenviados desde los chats secretos. Y, cuando suprimes mensajes en tu lado de la charla, la aplicación en el otro lado del chat secreto va a tener como orden quitarlos también», explican desde la aplicación de correo.

De qué manera hacerlo
Para mandar un mensaje que, de seguro, absolutamente nadie de Telegram más va a poder leer, debes abrir la aplicación y buscar el contacto específico con el que desea charlar. Tras pulsar encima, vas a ver de qué manera se abre la charla y se despliega, en la parte superior de la pantalla, el nombre del contacto y su imagen de perfil.

Deberás pulsar sobre el nombre y vas a ver de qué manera se abre una nueva pantalla en la que se recogen, en el rincón superior derecha en el caso de Android, y en la parte central, en la de los iPhone, múltiples iconos entre aquéllos que figuran un teléfono, para las llamadas, una cámara, para las video llamadas y 3 puntos invertidos, que es donde debes hacer «clic». Allá se te va a dar la opción de escoger la funcionalidad «chat secreto». Una vez empieces, el servicio informará a tu contacto de que deseas efectuar un chat secreto con él.

La herramienta asimismo ofrece programar la autodestrucción de los mensajes pulsando en el icono con forma de reloj que aparece recogido al lado de la barra de texto. Las opciones van desde 1 segundo hasta una semana.

Debes tomar en consideración que si empleas el cifrado de extremo a extremo, los mensajes no van a estar en la nube, por ende solo vas a poder preguntar la charla desde el dispositivo que has empleado para mandarlo. «Todos los chats secretos en Telegram son concretos de cada dispositivo y no son una parte de la nube de Telegram. Esto quiere decir que solo puedes acceder a los mensajes en un chat secreto desde el dispositivo de origen. Están seguros en tanto tu dispositivo esté seguro en tu bolsillo», apuntan desde la aplicación.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *