Si hace algunos días anunciábamos en esta sección el taxi volador de Uber que empezaba a operar en la ciudad de Nueva York, ahora el estrellato es para una compañía de España, que asimismo desea posicionarse en la carrera del transporte autónomo aéreo de pasajeros. El futuro de la movilidad urbana está en el cielo, y en el futuro próximo va a haber automóviles sobrevolando las grandes urbes del planeta, un negocio que podría desplazar en torno a 32.000 millones de euros en 2035 conforme una investigación efectuado por Porsche Consulting. En el Centro Tecnológico de Investigación y Desarrollo Tecnológico TECNALIA trabajan 1.400 especialistas de 30 nacionalidades, orientados a convertir la tecnología en algo ventajoso para las personas y las compañías. Entre sus proyectos estrella está el taxi volador que fue presentado el día de ayer en San Sebastián, uno de los seis prototipos que existen a nivel del mundo destinado a cubrir cortos recorridos en urbes de forma autónoma. El taxi aéreo de TECNALIA es un prototipo que tiene capacidad de transportar hasta 150 kilos, que pueden ser pasajeros o bien mercaderías, cubriendo una distancia de 15 quilómetros en más o menos 15 minutos. Alcanza una velocidad de crucero de 90 km/h y una velocidad máxima de hasta 190 km/h, operando a una altura entre 100 y 300 metros, siempre y en toda circunstancia conforme con la legislación actual. El módulo de transporte de TECNALIA es una cabina aerodinámica de uno con ocho metros por dos metros con puerta y ventana que se mueve de forma autónoma con la ayuda de cuatro drones que van puestos en la parte superior y también inferior de la nave a través de un sistema de control avanzado que los regula para favorecer la estabilidad y precisión en los movimientos. En este vídeo se puede ver una demostración del funcionamiento. La diferencia en frente de los drones usuales y las presentes aplicaciones tipo ‘air taxi’ radica en que “por su arquitectura la cabina puede sostener su orientación con independencia de la velocidad”, mejorando la experiencia de vuelo en una sensación afín a la de viajar en vehículo o bien autobús desde el punto de vista dinámico”, asevera Joseba Lasa, uno de los responsables de este renovador desarrollo de TECNALIA. El aerotaxi de España va a tener capacidad de aterrizaje y despegue precisos en espacios reducidos y aguantará condiciones ambientales desfavorables. Ha sido concebido para que pueda tener interacción móvil, identificación de la aeronave a pie de calle y con accesibilidad desde la parte posterior, con lo que está muy indicado en empleo compartido en el momento en que una persona precisa desplazarse de una parte a otra de la urbe, o bien asimismo para transportar mercaderías urgentes. El proyecto de TECNALIA se halla en fase de negociación con diferentes asociados industriales para acometer la fase final, con la pretensión de que esté en el mercado en el plazo de 5 años. Asimismo se trabaja paralelamente sobre la regulación legislativa que precisa esta nueva actividad de transporte. Agustín J. Sáenz, subdirector de TECNALIA y los estudiosos responsables del proyecto Joseba Lasa y también Iñaki Iglesias al lado del aerotaxi autónomo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *