Corría el año 1933 cuando la marca Heuer (antecedente de lo que entonces sería TAG Heuer) presentó un reloj para salpicadero que servía indiferentemente para ponerlo en el tablón de mandos de un vehículo o bien de un aeroplano. Heuer bautizó ese modelo como Autavia (la unión en francés de Automobile y Aviation). Con el paso del tiempo, el Autavia fue evolucionando y fue en 1962 cuando se transformó en un reloj de pulsera con 3 subesferas y en 1969 cuando se le incorporó el nuevo calibre cronógrafo automático. TAG Heuer dejó de fabricar este reloj en 1985, mas en 2016 deseó que fuesen los entusiastas de la marca los que eligieran el modelo con el que se festejaría el 55 aniversario entre 16 propuestas sugeridas. El escogido fue el modelo Autavia de 1966 que llevaba siempre y en toda circunstancia el conduzco de Fórmula 1 alemán Jochen Rindt. En 2017 la firma lanzó el Autavia Edición singular con caja de acero 42 mm, bisel de aluminio con esfera negra con contadores en blanco.

TAG Heuer Autavia Isograph con caja de acero Pvp tres.200 Euros

Y es en este 2019 cuando la firma suiza ha decidido fortalecer este mítico modelo con una compilación de 7 relojes que se inspiran en los modelos originales mas que se pertrechan con una tecnología puntera propia del siglo XXI, como por servirnos de un ejemplo, su renovadora espiral de carbono a la que no le afecta la gravedad ni los golpes, tiene más propiedades antimagnéticas, es más flexible y aguanta mejor los cambios de temperatura. Esa espiral se aloja en el calibre 5, un movimiento de cuerda automática, con certificado COSC, que tiene una frecuencia de 28.800 alternancias a la hora y tiene una reserva de marcha de 38 horas. Hay que resaltar que por vez primera, no se incluye ningún cronógrafo en la colección en tanto que todos y cada uno de los modelos que se presentan son 3 agujas con ventana de data. La caja es de acero de 42 milímetros (5 modelos) o bien de bronce (los 2 sobrantes) con el fondo grabado con una hélice y un neumático, como recuerdo a los orígenes del primer modelo, y son herméticos hasta los 100 metros. Los modelos en acero fortalecen su estética vintage merced a que emplean exactamente la misma caja de los modelos de la primera generación y las asas biseladas de los años 60. El bisel grabado con escala sexagesimal, de porcelana negra o bien azul, a juego con el tono de la esfera, remarca el carácter deportivo. Están libres con esferas ahumadas en tonos azul, negro o bien gris. Las pulseras en los modelos de acero son de piel de becerro en cobrizo obscuro o bien claro y también se puede seleccionar un brazalete metálico, que se puede eliminar sencillamente sin emplear herramientas y substituir por una tercera correa NATO incluida en el estuche.

TAG Heuer Autavia Isograph con caja de bronce Pvp 3.900 Euros TAG Heuer Autavia Isograph con caja de bronce Pvp tres.900 Euros

Los 2 relojes sobrantes que completan la compilación vienen con caja de bronce con el fondo de titanio, el primero con un bisel giratorio bidireccional fabricado en porcelana negra, con esfera verde y pulsera de cuero en verde kaki, siendo el segundo con el anillo en cobrizo, la esfera en color cobrizo ahumado y la correa de cuero asimismo cobrizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *