El presidente de Suzuki Ibérica, Juan López Frade, ha denunciado a lo largo de un encuentro con la prensa la inacción del Gobierno en ampliar la moratoria a fin de que el impuesto de matriculación se pague en función de las emisiones reales de los automóviles (emisiones WLTP) desde el 1 de enero. López Frade critica que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no haya querido ver en Francia y Portugal el ejemplo a continuar para eludir un aumento del coste medio de los turismos, puesto que con las mediciones de emisiones WLTP el 50% de los automóviles que en la actualidad están exentos del impuesto de matriculación tendrán que pagarlo.

El presidente de Suzuki Ibérica efectuó un análisis de la situación provocada por la pandemia, que se ha traducido en una caída de las ventas amontonadas del mercado en lo que va de año del 36,8%. Un dato que en el caso de la marca nipona es todavía más grave con un descenso del 40,9%. Exactamente por este parón del mercado López Frade incide en la carencia de sensibilidad por la parte del Gobierno cara un campo, el de la industria de la automoción, al no ampliar la moratoria, lo que se van a traducir, según él, en una subida media del cuatro.75% del coste final de los turismos matriculados. Por este motivo ha pedido al Ejecutivo que, si la industria del motor es el tractor de la economía, no le ponga «palos en las ruedas» el año próximo, pues la subida del impuesto es «algo que nos va a matar». La industria ha propuesto al Gobierno que suba un 20% las emisiones encuentres de cada uno de ellos de los tramos para eludir subidas de costos (los 2 sobrantes son el nueve,75% para los automóviles de hasta 200 gr/km y del 14,75% para los de esa cantidad o bien más), lo que, hasta el instante, no ha sido admitido.

Frade asimismo ha lamentado en su cómputo de 2020 que no estén marchando los planes Renove y Moves de ayudas a la adquisición de automóviles una vez que fuesen anunciados el 17 de septiembre pasado a «bombo y platillo» y el campo «los celebrará». En su entender, el Moves no marcha al no estar centralizado y ser las comunidades autónomas las que se hacen cargo de su administración. Es «inaceptable» que Murcia, Extremadura y Ceuta aún no lo hayan puesto en marcha, al tiempo que en la villa de Madrid y Barna hace ya tiempo que se han agotado los fondos pues el criterio de reparto es el del territorio en lugar de el del peso del mercado.

Del Renove ha explicado que son un laberinto burocrático que complica el acceso a las ayudas, «complica la vida a los concesionarios y los clientes», razón por la que ha pedido un plan afín al de ediciones precedentes, en el que la red comercial se ocupaba de administrar las ayudas en lugar de los compradores, como sucede ahora.

Del mercado generalmente resalta que su previsión es que 2020 se cierre con 850.000 matriculaciones (el 32,cinco% menos que en 2019), de las que 5.100 le corresponderán a Suzuki (el 36,7% menos en tasa interanual), lo que le va a dejar una cuota del mercado del 0,60%, frente al 0,64% de un año ya antes.

Para 2021 estima que el mercado medrará el 17,6%, hasta un millón de unidades; y que Suzuki va a subir el 39,2%, hasta las siete.100 unidades, con una penetración del 0,71%. A ello contribuirá el que recobrarán el Suzuki Jimny como vehículo comercial y a que va a llegar un nuevo modelo que impulsará las ventas y que no ha concretado, si bien ha dicho que no va a ser un eléctrico.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *