Suecia abraza el arrojo del científico español


Los Reyes iniciaron en la tarde de ayer su viaje de Estado a Suecia con una primera parada especial: el encuentro con los españoles residentes en este país escandinavo en la residencia de la embajadora Cristina Latorre.

Aunque menores en grupo que en otros países europeos -Reino Unido, Francia, Alemania, Italia…- la presencia de compatriotas en Suecia tiene la particularidad de haberse disparado en los últimos cinco años en un 37,12% y todo ello pese a la pandemia. «Actualmente superan los 12.500 nacionales españoles inscritos en el Registro de Matrícula Consular», informó la embajadora en un encuentro con la prensa española. Esa cifra, de modo extraoficial y sin constar en el registro, podría ascender a unos 30.000.

 de españoles en Suecia se ha visto espoleada especialmente por la demanda y atracción de talento científico de Suecia, basado en la triple colaboración Gobierno, empresa y universidad.

La Reina Leticia saluda a españoles que viven y trabajan en Suecia

Exponente de ello es el profesor asociado Francisco Vilaplana, natural de Muro de Alcoy (Alicante), que dirige un departamento de biotecnología de carbohidratos en el Real Instituto de Tecnología (KTH, en sus siglas en inglés) en Estocolmo. Una de las instituciones que Don Felipe visitará mañana.

Tras un Erasmus inicial en 2003 y una posterior tesis iniciada en 2011, Vilaplana decidió quedarse en el KTH en su triple dedicación: educar a nuevos ingenieros, investigar y colaborar con los sectores público y privado.

Graduado en la Universidad Politécnica de Valencia, el año que viene se convertirá en catedrático del centro más prestigioso de ingeniería en Suecia. «Con 42 años eso es difícil de conseguir en España. Aquí hay una estabilidad laboral y se dan oportunidades al talento joven. Hay una apuesta de lo público pero también de las empresas por el I+D», explica a ABC Vilaplana que junto a otros 200 investigadores españoles han fundado la Asociación de Científicos Españoles en Suecia. En total, hay unos 1.500 investigadores españoles, más allá del trabajo en las universidades.

El ‘boom’ español en Suecia

Ingenieros, arquitectos, docentes, empleados en sectores como la hostelería, la atención domiciliaria o la construcción son el resto de grandes sectores que completan el
‘boom’ de la presencia española en Suecia durante los últimos cinco años.

En cierto modo, Suecia ha aprendido a ver en España algo más que un país de sol y playa -esa que tan bien reflejó en el cine el ‘landismo’-. Ahora se va también en busca del talento científico y empresarial español. «Hay un concepto que utilizan mucho en el ámbito de la investigación: «Es el ‘kör på’ [pronúnciese ‘sher poa’] o ‘adelante’ cuando se les presenta una idea o proyecto», cuenta Vilaplana. Claro está -y esta es la otra gran cualidad de la triple colaboración- si existe la más mínima posibilidad de comerciar la idea o patentarla se hace en la mayor brevedad.

Eva Garmendia, madrileña de 31 años y licenciada en Biología por la Universidad de Granada, trabaja en Uppsala donde coordina el Centro del Antibiótico de la universidad de esta ciudad situada a 70 kilómetros al norte de la capital. ¿Qué le trajo hasta Suecia? «La estabilidad científica que ofrece. Cuando empiezas la tesis ya eres una empleada aquí».

Garmendia coincide con Vilaplana en querer regresar algún día a España «pero no a cualquier precio. El sueldo no es lo principal, sino el proyecto científico estable. Y, sí, algún día nos gustaría devolver a nuestro país la formación que nos ofreció».

Precisamente, en su discurso ante la representación nacional, el Rey expresó «nuestra admiración a los muchos investigadores que estáis hoy aquí por vuestro trabajo y compromiso, puesto que también a diario os convertís, simbólicamente, en embajadores de España».

Don Felipe destacó el carácter científico de este primer viaje de Estado realizado tras la irrupción de la pandemia, así como «su importante componente económico» para que «contribuya a impulsar una mayor presencia empresarial española en Suecia».


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *