Sudáfrica pide que «no cunda el pánico innecesario» mientras que Europa sigue sumando casos de la variante Ómicron


La nueva variante del coronavirus, Ómicron, sigue extendiéndose por todo el mundo. Este domingo, las autoridades sanitarias holandesas anunciaron que los 13 casos de la variante se encontraron entre los
61 pasajeros que dieron positivo al aterrizar en Ámsterdam este viernes en un vuelo procedente de Sudáfrica.

El descubrimiento de Ómicron, calificada como «variante preocupante», esta semana pasada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha despertado la preocupación en todo el mundo. Descubierta por primera vez en Sudáfrica, la variante se ha detectado desde entonces en países como Reino Unido, Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos, Botsuana, Israel y Hong Kong.

Austria es otro de los países que también se encuentra investigando un caso sospechoso. En Francia el Ministro de Sanidad, Olivier Veran, ha asegurado que es «cuestión de horas» que empiecen a salir los positivos en la nueva variante en el país.

Para finalizar, Dinamarca ha sido el último país europeo en confirmar dos nuevos casos.

Además, fuera de Europa, las autoridades sanitarias de Australia declararon este domingo que dos pasajeros que llegaron a Sídney procedentes del sur de África por la noche habían dado positivo en la variante Ómicron del coronavirus. Ambas personas, que eran asintomáticas, estaban totalmente vacunadas y se encontraban en cuarentena, el sistema sanitario nacional. Sumado a estos, otros 12 pasajeros procedentes del sur de África tendrán que cumplir cuarentena en un hotel durante 14 días, mientras que a otros 260 pasajeros y a la tripulación también se les ha ordenado aislamiento.

Sudáfrica denuncia el «pánico innecesario»

Por su parte, el gobierno sudafricano ha calificado como «injustas y potencialmente perjudiciales para la economía» las restricciones de viaje al sur de África que muchos países ya están implantando. También han afirmado que se les está castigando por su capacidad científica para identificar tempranamente las variantes del coronavirus.

La presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica y una de las descubridoras de la variante Ómicron, la doctora Angelique Coetzee, ha pedido que no cunda el «pánico innecesario» ante esta nueva modalidad, cuyos síntomas son, según los datos que baraja en estos momentos, «muy débiles».

«Lo que estamos viendo en Sudáfrica y, recordemos, estoy en el epicentro, es muy débil. Para nosotros son casos leves», ha declarado a la cadena BBC. «Estoy bastante segura de que en Reino Unido», donde se han confirmado dos casos, «existe un pánico innecesario, aunque dentro de dos semanas podría estar diciendo lo contrario».


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *