Era un anuncio con sorpresa. Y si bien Sony no deseó descubrir nada por adelantado y se daba por seguro que se trataba de juegos o bien, todavía mejor, de un buen vistazo a la nueva plataforma PS5, la firma sorprendió con un lanzamiento en especial concebido para los amantes de la música.

Hiroshi Nakamura, directivo de la división de dispositivos móviles de la compañía, resaltó la relevancia de la tecnología para los autores de contenidos, especialmente de música, y dio un buen repaso a la compilación de auriculares de la compañía para llegar a los nuevos WH-1000X M4, lo último en cancelación de ruidos y calidad de sonido, unos auriculares de diadema que se ajustan de forma automática hasta 700 veces por segundo. Merced al control Adaptive Sound, los auriculares aprenden, con su empleo, a reconocer los lugares que visitamos más habitualmente, como cafeterías, gimnasios o bien puestos, adaptándose a cada una de ellas.

Un nuevo algoritmo se amolda de manera continua a los ruidos externos y los anula con una eficacia ignota hasta el momento. El control adaptativo de sonido, con el procesador QN1, advierte acciones y lugares y cambia las peculiaridades del sonido de forma automática para sostener la máxima calidad de reproducción en todo instante.

El dispositivo deja ajustar el sonido entorno conforme las preferencias de cada uno de ellos, aun hasta el punto de poder sostener una charla corta sin quitarse los cascos y parar la música. Para lograrlo, el dispositivo detiene la reproducción cuando reconoce nuestra voz, y no vuelve a activarla hasta pasados 30 segundos, tiempo más que suficiente para solicitar un café o bien comunicarnos escuetamente con alguien. 360 Reality Audio torna posible, además de esto, que parezca que el sonido viene de todas y cada una partes, sumergiéndonos por completo en él. Conforme la compañía, estos cascos son idóneos para el empleo diario, en cualquier entorno y en cualquier situación.

Si, al contrario, precisamos percibir de manera rápida un sonido externo, como por servirnos de un ejemplo el anuncio de un vuelo en el aeropuerto, va a bastar con poner la mano derecha sobre el auricular a fin de que los cascos bajen de manera rápida el volumen y dejen pasar el sonido entorno.

Los WH-1000XM4 incorporan 2 micrófonos
en todos y cada auricular, que se emplean para la cancelación de ruidos. Así, el estruendos entorno pasa al procesador QN1, que lo anula de forma inteligente. Todo el proceso se efectúa en tiempo real.

En lo que se refiere a la calidad del sonido, el sistema EDGE-AI DSEE Extreme es capaz de reconstruir el audio perdido a lo largo de la compresión digital para otorgar una lealtad completa. La música se examina en tiempo real y el sistema distingue entre los múltiples instrumentos y géneros musicales para restaurar los sonidos de alto rango que se perdieron a lo largo de la digitalización.

Los nuevos auriculares de Sony son compatibles con NFC y Bluetooth y tienen una autonomía de hasta 30 horas. Un sistema de carga veloz, además de esto, deja agregar hasta 5 horas de reproducción en apenas diez minutos.

Los nuevos WH-1000XM4 cuestan 380 euros y van a estar libres a fines del verano.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *