El Partido Socialista se queda solo. Todos y cada uno de los partidos, exceptuando el socialista, han reclamado al Gobierno en el Senado que neutralice el levanta fiscal en el impuesto de matriculación que, desde el 1 de enero, ha encarecido en 800 euros de media el costo de los vehículos. Un levanta motivada por la llegada de unas pruebas de emisiones más exigentes, lo que afecta al cálculo del tributo.

A instancias del Conjunto Parlamentario Popular, la petición solicita «que el Gobierno actúe en exactamente la misma línea de otros Gobiernos de la UE, y modifique el artículo 70 de la ley 38/1992, de Impuestos Singulares, para anular la subida del impuesto». Países como Francia, Italia o bien Portugal han eludido trasladar a los compradores. El resto de grandes mercados europeos, como Alemania o bien R. Checa, de manera directa carecen de tal tributo.

El texto pide asimismo reunir en el plazo de 15 días a la Mesa de la Automoción para regular las medidas a adoptar, «de forma que se evite el perjuicio que está causando a los compradores de vehículos y al campo de producción y distribución de automóviles, como hemos visto en estas primeras semanas del año, aparte de avanzar en la preparación de un plan de choque». Además, la petición pide «modificar y llenar el Plan de la Automoción aprobado en el comienzo del verano tras ver los resultados logrados hasta ahora». En lo que va de año, las ventas de vehículos han caído un 51,3% en el mes de enero y más de un 40% en el mes de febrero, conforme han alertado las patronales Anfac, Faconauto y Ganvam.

La petición, protegida por el miembro del Senado burgalés Javier Lacalle, responsable de Industria del Partido Popular, fue subscrita por Bildu, PNV, Ciudadanos, Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Més Per Mallorca, Compromís, Más la capital española y Catalunya en Comú Podem), el Conjunto Nacionalista (Junts Per Catalunya, Alianza Canaria/Partido Nacionalista Canario) y el Conjunto Mixto.

 Tanto PNV como Vox -representado en el Conjunto Mixto- presentaron rutas enmiendas a la petición popular. La capacitación de la ciudad de Santiago Abascal planteó «instar al Gobierno a adoptar todas y cada una de las medidas y acciones precisas para asegurar la supervivencia y también impulsar al campo de automoción español», entre ellas, «la puesta en marcha de un plan histórico y nacional de dinamización a la demanda», como la «suspensión de la llamada Transición Ecológica para todas y cada una de las administraciones españolas».

Segundo intento en el Congreso
Mientras que, en el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados se halla en proceso de tramitación una propuesta para cancelar la subida del impuesto en la próxima Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, conforme Europa Press. El Partit Demòcrata (PDeCAT) ha impulsado esta iniciativa en la llamada Ley Antifraude, una vez que el Congreso rechazase, con los votos contra Partido Socialista, Podemos, ERC, Más País y Bildu, una enmienda al proyecto de Presupuestos Generales del Estado que pretendía alterar dicha tasa.

Esta enmienda asimismo había sido presentada por el PDeCAT y contaba con el apoyo de Partido Popular, VOX, Ciudadanos, Junts per Catalunya, Alianza Canaria, Nueva Canarias, CUP, UPN, Foro de discusión Asturias y PRC, aparte de los primordiales fabricantes del campo, que han protegido en público este cambio.

En el último mes del año, el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados, con los votos de Partido Socialista, Podemos, ERC, Más País y Bildu, rechazó una enmienda a los Presupuestos Generales para eludir el golpe fiscal.
Ahora, el partido catalán reanuda su propuesta, consistente en que los modelos que emiten menos de 144 gramos de dióxido de carbono (CO2) por cada quilómetro recorrido no paguen el impuesto de matriculación, al tiempo que actualmente están exentos de abonar esta tasa los vehículos que emiten menos de 120 g/km. Conforme Europa Press, la nueva iniciativa ya está registrada, si bien la tramitación de la Ley Antifraude se halla a la espera de que se conforme la comunicación de la Comisión de Hacienda que examinará el texto y comenzará a efectuar los primeros cambios.

La propuesta que estudia el Congreso asimismo altera el resto de peldaños, puesto que los automóviles que emiten entre 144 y 192 gramos de CO2 pagarían un cuatro,75% de este impuesto (120-160 gramos actualmente), al tiempo que un nueve,75% lo abonarían aquellos clientes del servicio que optaran por vehículos que emiten entre 192 y 240 gramos de CO2 (ahora está en los 160-200 gramos). El último tramo, a abonar por aquellos automóviles que expulsen más de 240 gramos, sería del 14,75% (actualmente pagan este porcentaje los que emiten más de 200 gramos de CO2 por quilómetro).

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *