La aspirante del Partido Popular a la Reunión de la capital española, Isabel Díaz Ayuso, puede estar sosegada. Caso de que no logre cerrar los apoyos para su investidura como presidente regional, una hipotética reiteración de las elecciones le haría ganar más fuerza y 5 escaños con respecto a los comicios del pasado mes de mayo. De este modo lo refleja la encuesta efectuada por NCReport para LA RAZÓN en la que se resalta que los 5 miembros del Congreso de los Diputados más que conseguirían los populares serían a costa de la perdida de apoyos de Vox, que se queda sin 3 escaños, y Ciudadanos, que se dejaría 2 representantes regionales con respecto a los 26 conseguidos en el mes de mayo. En verdad, el Partido Popular sería el único partido que ganaría sufragios en una nueva cita con las urnas, aunque en porcentaje asimismo el Partido Socialista Obrero Español ganaría algo de peso si bien se deje más de 36.000 votos en el camino. Conforme los resultados de la encuesta, los socialistas con Ángel Gabilondo a la cabeza serían de nuevo el partido más votado con 848.000 votos (884.218 en el mes de mayo) que les supondría un miembro del Congreso de los Diputados más, a pesar de perder sufragios, alcanzando de esta forma los 38 representantes en la Reunión, y un desarrollo del 0,5%. Seguidamente se ubicarían los populares que conseguirían 795.000 votos, 75.000 más que en el mes de mayo, un desarrollo del tres,8% y 5 miembros del Congreso de los Diputados más, subiendo de esta forma hasta los 35 representantes en el Parlamento vallecano. Le proseguiría Ciudadanos, que conseguiría 542.000 votos lo que supone la mayor caída de votos de todos y cada uno de los partidos con representación en la Reunión en tanto que perdería prácticamente 88.000 sufragios con respecto a mayo. Con todo, la caída del uno con ocho%, significaría la pérdida de dos miembros del Congreso de los Diputados, quedando en 24 representantes. Hay que tener en consideración que en las elecciones de 2015 Cs consiguió 17 miembros del Congreso de los Diputados, con lo que sostendría su desarrollo, más moderado, con respecto a los comicios de hace 4 años. También pierde votos Más Madrid, que sostendría su cuarto puesto mas se dejaría más de 40.000 votos por el camino, un 0,5% con respecto a las elecciones de mayo, y un miembro del Congreso de los Diputados. O sea, el medio punto y el representante que gana el Partido Socialista Obrero Español procedería de los de Íñigo Errejón. Con todo, la segunda mayor caída es la de Vox, que todavía en el quinto puesto, conseguiría 216.000 votos, 71.000 menos que en el mes de mayo, y perdería tres miembros del Congreso de los Diputados que se marchan al Partido Popular, con una bajada porcentual afín a la de Ciudadanos, un uno con ocho% de apoyos. Finalmente y con la menor de las caídas, Unidas Podemos en el caso de reiterar su alianza, se quedaría como está, la sexta fuerza en la Reunión y 7 representantes que le corresponderían por sus 156.000 votos, 25.000 menos que en el mes de mayo. Mismos bloques A pesar del desarrollo del Partido Popular y de un escaño más para el Partido Socialista Obrero Español, el equilibrio de fuerzas entre izquierda y derecha sería afín con 68 miembros del Congreso de los Diputados para Partido Popular, Ciudadanos y Vox y 64 para Partido Socialista Obrero Español, Más la capital española y Unidas Podemos. Eso sí, la repercusión de Vox sería menor en tanto que la suma de Partido Popular y Cs –59 diputados– sería superior a la de Partido Socialista Obrero Español y Más la capital española –57 representantes–, cosa que hoy en día no ocurre pues los populares y la capacitación naranja tan solo suman 56 escaños. Es decir, en el caso de que Vox se abstenga de respaldar a Díaz Ayuso como aspirante a la presidencia, el Partido Socialista Obrero Español precisa aliarse no solo con Más la capital española sino más bien con Unidas Podemos para conseguir rehusar en segunda votación –que es por mayoría simple–, la investidura de la aspirante popular. Otra de las cuestiones más atractivas de la encuesta se refiere a la abstención, que medra sensiblemente. Específicamente, en el caso de haber reiteración de las elecciones autonómicas en la capital española no asistiría a votar el 39,3% del censo, frente al 35,7% que no deseó ejercer su derecho en los pasados comicios de mayo. El tedio de los madrileños por la carencia de pactos poselectorales tanto en el Gobierno nacional como en el Parlamento vallecano se hace evidente con una caída de tres,6 puntos que proceden básicamente de los votantes de izquierdas. Un ocho,3% de quienes votaron a Unidas Podemos en el mes de mayo no volvería a las urnas, como un siete,8 de quienes apoyaron al Partido Socialista Obrero Español y un seis con tres de los que dieron su voto a Más la capital española. En el caso del bloque de derechas, Ciudadanos sería quien perdería más votos por la abstención, con un siete,1%, seguido de Vox, con un seis con tres% y el Partido Popular, que dejaría de percibir un cuatro con nueve% de los apoyos de mayo. En verdad, un 67,2% de los encuestados está contra una reiteración electoral, al tiempo que un 21,3% la apoyaría y un 11,5 prefiere no pronunciarse a este respecto. Los votantes más interesado en reiterar los comicios son los de Vox, con un 52,5% de los encuestados, lo que supondría un fallo de cálculo de los de la ciudad de Santiago Abascal en tanto que perderían hasta 3 miembros del Congreso de los Diputados si vuelve a haber elecciones autonómicas. En cambio, los votantes de Ciudadanos, con un 14,8% y del Partido Popular, con un 20,7% son quienes menos interés tienen en regresar a las urnas, a pesar de que los datos, en el segundo caso, dan una mejora con respecto a los apoyos conseguidos en la cita de mayo. Lo raro es que, pese a la desviación cara el Partido Popular que presenta la encuesta sobre los posibles resultados de una elección electoral, a el interrogante de si votarían al mismo partido que el 26-M, un 71,9% de los encuestados asegura que de esta forma lo haría. Tan solo un 16,3% confiesa que cambiaría su voto y un 11,8% no lo tiene claro o bien prefiere no responder. En este sentido, los votantes del Partido Popular son quienes más fieles serían a su voto de mayo, con un 92,1% que introduciría exactamente la misma papeleta en la urna. Le prosiguen en lealtad los votantes socialistas con un 86,2%, Ciudadanos con un 77,8% y Vox con un 70,7%. En cambio, tan solo un seis con nueve% de los votantes de Más la capital española asevera que les volvería a votar, en frente de un 83,1% que asegura que no lo va a hacer, a pesar de que la pérdida de votos a esta capacitación se cifra en unos 40.000 apoyos. Evitar bloqueos Con respecto a la actual situación de bloqueo institucional para poder formar Gobierno en la capital española, hay división entre quién es el culpable del mismo. Un 22,5% de los encuestados piensa que todos y cada uno de los partidos son culpables, al tiempo que un 19,9% piensa que Ciudadanos es el responsable y un 16,2% lo atribuye a Vox. Sobre este partido además de esto, el 53% estima que lo que desean son «sillones» en frente de un 38,9% que rechaza esta cuestión y un ocho,1% que no lo valora. También, un 58,1% está en favor de mudar la Ley para eludir que haya bloqueos como el que se está generando tanto en la capital española como en otras comunidades autónomas y en el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados para ungir a sus respectivos líderes. Un 24,7% piensa que no es preciso y un 17,2% no se pronuncia a este respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *