En la adquisición de un vehículo uno de los factores que más influyen es el sensible. De ahí que tal vez se han puesto tan de tendencia los automóviles tipo SUV, que, si bien tienen incontables aspectos positivos, muchas veces no resultan exactamente los más convenientes ni por capacidad ni por consumo ni por utilidad.

En el punto absolutamente contrario esta semana hemos probado a fondo una de las más recientes novedades de Skoda, su sólido Scala. Un vehículo que a pesar de no pertenecer a un segmento de tendencia ofrece muchas y buenísimas cualidades para que sea un vehículo para el día tras día, con capacidad para llevar a toda la familia, cómodo y agradable, coun un consumo muy reducido, y con una agradable sensación de conducción cuando salimos de la urbe y nos disponemos a emprender un viaje por autopista y carretera.

El modelo elegido es un vehículo de gasolina de diez litros TSI con 115 CV de potencia,c ambio manual de 6 velocidades y acabado Style. Y la primera cosa que hay que decir del vehículo tras nuestro contacto es que «entra por los ojos». A su atractivo color verde hay que incorporar una línea con carácter deportivo y familiar al tiempo. Con cuatro,36 metros de largo y 1,47 de altura es capaz de «meterse» en el tráfico urbano con total soltura, haciendo gala de una resaltable habitabilidad. 5 adultos se acomodan perfectamente en un interior que cuenta con unos acabados de calidad y abundante detalles como los puertos USB tres en las plazas delanteras y traseras, en los que podemos conectar nuestros teléfonos móviles y usar los sistemas multimedia asociados.

Ficha técnica
Motor:
Gasolina TSI 115 CV
Consumo:
desde cinco con siete l/100 km
Largo/ancho/alto (metros):
cuatro,36/1,79/1,47
Maletero:
467/1.410 litros
Precio:
19.800 € (sin descuentos ni ofertas) Gama desde 16.990 €
El salpicadero con «Virtual Cockpit» opcional cuenta con una pantalla de 10,25 pulgadas. Los sistemas de infoentretenimiento incluyen una pantalla de entre seis con cinco y nueve con dos pulgadas y el Skoda Sound System opcional incorpora un subwoofer y diez altífonos. A través de los sistemas Apple Car Play y Android Auto podemos tener en la pantalla multimedia acceso a las aplicaciones instaladas en nuestro móvil, como música y navegador.

Como afirmábamos, en numerosas ocasiones se accede a un SUV pensando que vamos a contar con de mayor espacio para los ocupantes y para el equipaje. Mas la verdad es que este sólido dispone de espacio suficiente para todos, sin estrecheces, y con un maletero cuadrado y profundo que nos deja un volumen de 467 litros, extensibles hasta los 1.410 si abatimos los asientos.

En el apartado mecánico, siendo un vehículo «bajito» la aerodinámica le hace ganar muchos puntos especialmente cuando circulamos por autopista, transformando al Scala en un vehículo muy sigiloso. Los 115 CV de potencia con un motor de un litro de entrada pueden parecer escasos, mas el resultado final nos afirma todo lo opuesto. En nuestra prueba hemos efectuado recorridos de todo género, aun hemos subido algún puerto de montaña, sin que en ningún caso nos llegara la sensación de precisar más potencia, siempre que hagamos una conducción de tipo «normal». Asisten mucho las relaciones del cambio de marcha de 6 velocidades, que nos dejan adelantar sin temor a quedarnos atrasados a mitad de maniobra.

El consumo es otro de los puntos a favor, con una media a lo largo del total de la prueba de cinco con cinco litros a los 100 km, prácticamente calcando la cantidad homologada de cinco con seis l/100 km (conforme WLTP).

El Scala ha adoptado abundantes sistemas de ayuda a la conducción, como la función opcional Side Assist que muestra si se acerca un vehículo desde detrás que desea adelantar o bien si está en el punto ciego desde una distancia de hasta 70 metros. Disponemos asimismo de Control de Crucero Adaptativo (ACC), que se puede utilizar a velocidades de hasta 210 km/h, y asistente de parking Park Assist opcional. Mientras que el Lane Assist que sostiene el vehículo en el carril de circulación y el Front Assist vienen de serie.

El modelo de prueba está en el mercado por unos 19.800 €, si bien podemos acceder a un Skoda Scala de gasolina y 95 CV, que de forma perfecta podría resultar interesante para quien no vaya a hacer demasiados quilómetros por carretera, desde unos 16.900 euros (sin aplicar ningún género de descuento ni promoción).

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *