No hay mal que por bien no venga, ni síndrome postvacacional que no se cure con una nueva escapada. Septiembre es uno de los meses preferidos si deseas planear un viaje huyendo de las aglomeraciones veraniegas. ¿Nuestra recomendación? Vietnam

Tanto si eres de los que todavía no te has ido de vacaciones tal y como si has vuelto y la depresión postvacacional te tiene en un ‘sin vivir’, la mejor cura es una nueva aventura. Desde GrandVoyage.com, nos aconsejan este destino indispensable.

Exótico, furioso y delicioso

Exótico, furioso y exquisito. Vietnam es un país de contrastes con una historia rica, una naturaleza exuberante y una población que jamás ha perdido la sonrisa pese a las contrariedades. Un destino de contrastes, en el que gozarás de templos milenarios, urbes escandalosas, enormes arrozales y playas de arena blanca envueltas en místicas leyendas. Una mezcla tan singular y pasmosa como su exquisita gastronomía y que, como esta, probablemente te apresará mordisco a mordisco.

Acá os dejamos los indispensables que no os podéis perder en este destino rico y variopinto:

Su capital, Hanói

Mercado de Hanói (Vietnam)
(Getty / Getty)

Las calles angostas del distrito viejo, llenas de casas-tienda y puestos de comida itinerante, conviven con muy elegantes parques, avenidas arboladas y monumentos que destilan historia. Estruendosas motocicletas y vendedores de imitaciones van a ser tus compañeros inseparables mientras que exploras una urbe mística y alucinante que va a quedar en tu memoria por siempre. No te olvides de visitar:

La pagoda de un pilar

La pagodad de un pilar, Hanoi, Vietnam

La pagodad de un pilar, Hanoi, Vietnam
(fototrav / Getty Images)

El emperador Ly Thai Tong levantó en el siglo XI un templo que, retando a las leyes de la arquitectura, se sostenía en un pilar. Pues en 1954 los franceses la destrozaron, los vietnamitas efectuaron esta reconstrucción para honrar su memoria.

El templo de la Literatura

Templo de la Literatura (Van Mieu) Hanoi, Vietnam

Templo de la Literatura (Van Mieu) Hanoi, Vietnam
(tbradford / Getty Images/iStockphoto)

Está dedicado al pensador chino Confucio y es de los mejores ejemplos de la arquitectura tradicional de Vietnam. El valor sentimental que tiene para los vietnamitas se debe a que cobijó la primera Universidad del país.

El complejo memorial de Ho Chi Minh

El Palacio de la Reunificación de Ciudad Ho Chi Minh

El Palacio de la Reunificación de Urbe Ho Chi Minh
(master2 / Getty Images/iStockphoto)

Los bellos jardines en los que descansa el líder de la República Democrática de Vietnam de la temporada marxista son una experiencia vital. En el complejo hallarás el mausoleo de Ho Chi Minh y la casa de Ho Chi Minh, donde vivió el líder desde 1948 hasta sus últimos días.

Lago Hoan Kiem

Lago Hoan Kiem, Vietnam

Lago Hoan Kiem, Vietnam
(kyonntra / Getty Images/iStockphoto)

El casco viejo de Hanói ofrece la posibilidad de efectuar un tour en una bicicleta tradicional vietnamita o bien «Cyclo Push». Recorre con ella las callejuelas angostas del Distrito Viejo y termina relajándote en los aledaños del lago Hoan Kiem, donde los vietnamitas practican taichí al salir del sol.

Hoi An

Hoi An (Vietnam)

Hoi An (Vietnam)
(Nikada / Getty Images)

Uno de los primordiales puertos internacionales del sureste asiático. Su casco histórico y sus playas lo transforman en una de las urbes con más encanto y también historia del país debido a que conserva la esencia de las etnias china, nipona y francesa que pasaron por ella.
No te puedes perder su mercado, donde eminentemente se vende pescado mas donde asimismo hay artesanías y exquisitos puestos de comida para llevar. Allá hallarás el tradicional «Cao Lau», un plato elaborado con noodels, pan, carne de cerdo y agua de los pozos de Hoi An y su centro histórico, reconocido por la UNESCO en 1999 como patrimonio de la humanidad. En él hallarás calles llenas de farolillos, pagodas, innumerables sastrerías y ciertos mejores restoranes de todo el país.

La bahía de Halong

Halong bay, Vietnam

Halong bay, Vietnam
(Juan Carlos Hernández Hernández / Getty Images/iStockphoto)

Tras el bullicio de Hanói, una escapada a Halong es la mejor forma de relajarse. Uno de los paisajes vietnamitas más hermosos y propios que, conforme la historia legendaria, se creó en el momento en que un dragón bajó de las montañas y escupió joyas que se convirtieron en piedras. Envuelta en agua de color esmeralda, la Bahía de Halong fue declarada patrimonio de la humanidad en 1994 por la UNESCO y considerada en 2011 una de las ‘7 Maravillas Naturales del Mundo’.

Sapa

Mujer y niño en las terrazas de arroz del valle de Sapa

Mujer y pequeño en las terrazas de arroz del val de Sapa
(chanuth / Getty Images)

La verde inmensidad de los arrozales del norte. Haciendo frontera con China, Sapa es una zona alta, recóndita y distanciada de Vietnam, universalmente famosa por sus escalonadas terrazas de arroz, sus increíbles paisajes de montaña, su pluralidad biológica y por los conjuntos étnicos que habitan en ella. No dejéis de visitar la aldea de Taphin, el sitio ideal para conocer a los 2 conjuntos étnicos más grandes de la zona: los Black Hmong y los Red Dao. Vas a poder visitar casas familiares de las dos etnias y revisar de qué forma conviven sosteniendo tradiciones que se transmiten de generación en generación.

Phu Quoc

Phu Quoc, Vietnam

Phu Quoc, Vietnam
(HuyThoai / Getty Images/iStockphoto)

Finalmente, no te puedes perder el distrito de Phu Quoc, con sus puestas de sol imborrables. Está compuesto por 28 islas, si bien la mayor parte de ellas están despobladas. La isla de Phu Quoc es la más grande del golfo de Tailandia y el sitio en el que gozarás de los mejores atardeceres del país. Llena de espesa flora tropical, arrendar una motocicleta es la opción mejor a fin de que recorras rincones desiertos de la isla.
¿A que haces las maletas?

¿A que haces las maletas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *