Sexdolls, las muñecas sexuales más realistas

El sector de los sexshop y de los juguetes sexuales están constantemente investigando nuevas formas de conseguir placer sexual de la forma más satisfactoria, ya sea en soledad o en pareja. Es un universo en auge donde la innovación y la creatividad es muy importante. Todo esto se aplica a las sexdoll, muñecas sexuales hiperrealistas que nada tienen que ver con las muñecas hinchables que, hoy en día, sirven para poco.

Se trata de un producto cada vez más demandado, muñecas que prácticamente podríamos confundir con una mujer real. Su mirada, sus posturas y el tacto de su piel transmite una increíble sensación de placer. El catálogo de estos productos es muy variado para que cada usuario pueda encontrar la muñeca que mejor despierte sus instintos sexuales. Muñecas a la carta que recibirás en tu domicilio en tiempo récord.

Conoce a las sexdoll ¿qué las hace tan realistas?

Una de las características que más llama la atención de las sexdoll son sus proporciones. Aunque puedes encontrar varios modelos dependiendo de la talla de pecho o del volumen de los glúteos, en general tienen las mismas proporciones que una mujer. La altura, por ejemplo, va desde los 100 hasta los 180 cm. El peso, por su parte también varía. Las hay más o menos voluminosas y, dependiendo de la altura, el peso puede variar. Aunque, para que sean manejables y ligeras sin alejarse mucho de la realidad, su peso ronda entre los 30 y los 40 kg. 

La cara también cuida cada detalle, diseñando rostros totalmente proporcionados en los que destacan los labios y los ojos. Existe un amplio catálogo disponible para seleccionar el color del pelo de la cada muñeca, así como el largo o la forma del mismo. El objetivo es que el producto se adapte totalmente a las necesidades y gustos del cliente, para que el disfrute y el placer sean mayores.

Uno de los puntos más importantes es el material con el que se confeccionan. Es suave y su textura es totalmente natural, con un agradable tacto similar al de la piel humana. Incluso al ejercer presión sobre algún punto, el material se hunde un poco, como en un cuerpo real. Muy diferente del plástico rígido con el que se confeccionaban anteriormente este tipo de productos. Para una experiencia mucho más realista, la piel puede calentarse y mantener un tiempo esa temperatura. Otra facilidad es que las puedes meter en el agua sin miedo a que se estropeen.

Las sexdoll incorporan aberturas estratégicas, agujeros con diferentes profundidades tanto en la boca, como en la vagina y el ano. Las profundidades de estos están convenientemente detallados en las fichas técnicas de cada muñeca.

Por último, encontrarás que todas ellas tienen su propio nombre, un elemento que las dota de identidad y las hacer, si cabe más realistas. Como tienen cuerpos reales podrás vestirlas a tu gusto, con toda clase de ropa interior y complementos

Garantía de calidad y controles europeos

Las sexdoll no tienen comparación con las muñecas hinchables que estamos acostumbrados a ver, es un producto con una calidad muy superior. Están confeccionadas con silicona o bien, con un nuevo material llamado TPE, elastómero termoplástico, fácil de moldear y muy resistente. Las actuales muñecas de silicona pasan por todos los controles y filtros de calidad que establece la Unión Europea.

Todas las muñecas a la venta en amordegoma.com han sido estrictamente revisadas para que, en primer lugar, se garantice la calidad del material y no existan fisuras, burbujas o poros en él.

 También es importante que las sex dolls tengan total libertad de movimiento, que todas sus extremidades roten en cualquier dirección, sin limitaciones y sin peligro de rotura o de deformaciones por su uso. Por su parte, la cabeza, la zona más delicada también se revisa y embala de forma independiente para asegurar que llegue en perfectas condiciones, junto con todos los accesorios que el cliente haya solicitado.

Los materiales plásticos cumplen los requisitos sanitarios más exigentes y los productos van acompañados de los certificados de conformidad con la legislación europea. También en el envío el cuidado y los detalles están garantizados ya que tanto el paquete como el remitente son de lo más discretos.

La mejor compañera para hacer frente a la soledad

Aunque no son mujeres reales, una muñeca de silicona como estas pueden proporcionar, más allá del placer, una agradable sensación de compañía. Muchas personas necesitan sentir la presencia de alguien para evitar la soledad, poder tocar otro cuerpo o dormir con él. Aunque no puedan hablar, esta presencia en ocasiones es más que suficiente. Una muñeca puede ser una buena compañía y una buena compañera de juegos: podrás cambiarle la ropa, peinarla, acariciarla…

Estas sexdoll son consideradas por muchos como una obra de arte por lo que también son un producto de coleccionismo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *