¿Se puede considerar astronautas a Jeff Bezos y Richard Branson? Un nuevo reglamento lo pone difícil

Publicado el Por Julio Gracia



Que el turismo espacial va a aumentar en los próximos años debido a compañías privadas como la de Jeff Bezos (jefe de Amazon y de Blue Origin) o la de Richard Branson (el magnate poseedor de Virgin Galactic) es un hecho. La intención es crear vuelos regulares y afirman tener una gran demanda. Y la máquina del marketing ya está en marcha. Entre los mensajes que se envían, uno de los que sobresale es el hecho de que estos turistas podrán convertirse en ‘astronautas’. Pero, ¿quién realmente puede considerarse como tal y qué requisitos han de tener? ¿Son nuevos astronautas Bezos y Branson?

En Estados Unidos, cuna del emergente turismo espacial, tan solo existen tres agencias que designan a las personas como astronautas: el ejército, la NASA y la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés). Las dos primeras solo consideran astronautas a sus empleados, mientras que la última sí otorgaba el título de ‘astronauta comercial’ a todo aquel piloto que superase las 50 millas de altura (80 kilómetros por encima de la superficie terrestre). Sin embargo, la FAA acaba de endurecer sus normas sobre cómo otorga las famosas ‘alas’ que acreditan el título -aunque es un distintivo honorífico y no tiene ningún privilegio particular salvo el poder de ‘fanfarronear’ con él-, y surgen algunas dudas acerca de si Branson y Bezos pueden ser considerados ‘astronautas’.

El nuevo reglamento recoge que, para obtener las alas, la compañía que realiza el vuelo debe contratar a los astronautas; es decir, que pagar por tu billete al espacio elimina todas tus opciones para conseguirlo. Aunque deja igual el límite físico para considerarse astronauta: 80 kilómetros, exige pasar por un entrenamiento específico y, durante el vuelo en sí, «haber demostrado actividades que fueron esenciales para la seguridad pública o contribuyeron a la seguridad de los vuelos espaciales tripulados», según reza la nueva normativa.

¿Qué clase de contribución habría que llevar a cabo? La respuesta sencilla es: lo que consideren los funcionarios de la FAA. Durante la última década, la agencia ha otorgado alas de astronauta solo a los pilotos de naves espaciales, con la única excepción de Beth Moses, jefa de entrenadores de Virgin Galactic, que voló a bordo de la nave SpaceShipTwo de la compañía en 2019 para evaluar la experiencia de los futuros clientes. Pero todo apunta a que el criterio principal será que los astronautas deben ser designados como miembros de la tripulación y realizar alguna tarea a bordo, no ser meros pasajeros.

¿Son Bezos y Branson verdaderos astronautas?
Entonces, ¿se consideran astronautas a los pasajeros de los recientes vuelos de Virgin Galactic y Blue Origin? La respuesta es algo complicada. Virgin Galactic designó como miembros de la tripulación a los tres pasajeros del pasado vuelo de prueba del pasado 11 de julio, pero no está claro si contribuyeron realmente a «la seguridad de los vuelos espaciales humanos» en general.

En el caso de la prueba de Blue Origin del 20 de julio las cosas cambian: la nave espacial estaba tripulada desde tierra, por lo que ninguno de los pasajeros intervino en las maniobras. Tan solo se sentaron en sus asientos para disfrutar. Además, Oliver Daemen pagó por su billete, lo que le excluiría automáticamente de conseguir la certificación. Sin embargo, Wally Funk sí que había realizado múltiples cursos preparatorios (los de la compañía de Bezos, además de los que llevó a cabo durante el programa Mercury, en los años 60, que finalmente se canceló por cuestiones de género).

Aún así, la FAA otorga alas honorarias a «personas que demostraron una contribución extraordinaria o un servicio beneficioso a la industria de los vuelos espaciales tripulados comerciales», pero que no cumplieron con los demás requisitos. Por eso es posible que Funk sea la única del grupo que consiga las ansiadas alas que la acreditarían como astronauta por la agencia estadounidense.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *