«Se ha convertido en predominante en dos semanas»


La detección este jueves, por parte de un grupo de científicos sudafricanos, de una nueva variante del Covid-19, ha suscitado preocupación en muchos países del mundo. Hasta la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha trasladado este viernes que Europa propondrá la suspensión de los vuelos con las regiones del sur de África para frenar la transmisión de la nueva variante. Tras el anuncio, han llegado las primeras suspensiones de vuelos, entre ellos la de España, que lo propondrá el próximo martes en el Consejo de Ministros.

El catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra Guillermo Martínez de Tejada, ha trasladado a este periódico su
preocupación por la nueva forma del virus. «Algo muy destacable, que no se ha visto con anterioridad, es que la variante Delta llegó a ser predominante en tres meses, esta lo ha hecho en tan solo dos semanas», confiesa.

A diferencia de la
Delta plus, esta presenta algunas novedades, «acumula unas 50 mutaciones, de las cuales 30 de ellas están en la zona de la proteína de la espícula del virus y 10 en el receptor», explica. Lo que esto significa es que algunas de las mutaciones son conocidas y otras no. Según el microbiólogo, la preocupación viene dada porque la cantidad de mutaciones se encuentran en la zona de la proteína que la vacuna emplea para generar inmunidad.

Pese a que todavía es «muy pronto»,
la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene que determinar si clasifica a la variante B.1.1.529 como «preocupante» y para ello ha convocado una reunión este mismo viernes, y ha
elevado las mutaciones hasta 100 en un comunicado. «Está claro que estamos ante un escenario muy preocupante. Ya se han puesto en marcha los experimentos para comprobar si los anticuerpos que genera el pinchazo son capaces de neutralizar a B.1.1.529», aclara Martínez de Tejada.

¿Qué medidas habrá que tomar?

Aunque aún no se sabe si ‘Nu’, el nombre que tendrá la variante probablemente según la OMS, será causante de una enfermedad más grave, parece que será «más transmisible». Por esta razón, el catedrático recalca la importancia de continuar con algunas medidas. «Creo que se debería
restringir la llegada de pasajeros de países con una alta incidencia de la nueva variante para evitar su transmisión», recalca.

Asimismo, recuerda que las medidas «de siempre» —distancia social, lavado de manos y uso de mascarilla— serán efectivas ante todas las mutaciones que puedan surgir.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *