En la actualidad meditar en un trabajo con buena retribución y muchas salidas profesionales semeja prácticamente imposible. En el contexto de un mercado de trabajo en incesante transformación, las profesiones de nuestra niñez van a desaparecer y van a nacer otras vinculadas al desarrollo de las nuevas tecnologías. Uno de los ámbitos más prometedores y con mayor demanda de trabajadores es el de la ciberseguridad. El 40% de las compañías españolas tiene contrariedades para hallar especialistas tecnológicos que las defiendan contra las ciberamenazas, transformando este ámbito en un nicho de ocasiones laborales. Mas en este mercado emergente no solo son precisos perfiles técnicos, sino más bien asimismo licenciados en derecho que conozcan el marco regulatorio; sociólogos que asistan a la concienciación sobre ciberseguridad; como especialistas en comunicación que sepan trasladar el mensaje a la alta dirección, apunta Elena Matilla de Red Eléctrica, en el informe de Google sobre el actual panorama de la ciberseguridad en España. La raíz del inconveniente se halla en la capacitación. España tiene una extensa oferta de másteres y cursos en el campo de la ciberseguridad, no obstante, estos son muy genéricos y no dan contestaciones a las necesidades de las compañías, apunta Hugo Teso, especialista en ciberseguridad. Para tener profesionales especializados, primero son precisos educadores especializados. Para esto, el Gobierno prepara un sistema integral de F.P. (Formación Profesional) que incluirá disciplinas como ciberseguridad, robótica, big data, análisis de datos, fabricación 3D, realidad virtual, realidad ampliada, etc. Asimismo se precisan mujeres que lideren un ámbito tecnológico de forma tradicional masculino. Los primordiales obstáculos para el acceso de las mujeres a este ámbito son la carencia de referentes, la baja presencia de mujeres en carreras STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics), la falta de conocimiento de la existencia de ciberseguridad o bien la creencia de que es un campo exageradamente técnico. Conforme un informe de Kasoersky Lab, el 69% de las jóvenes jamás ha conocido a alguien que trabaje en ciberseguridad y menos todavía (11%) a otra mujer, lo que se traduce en falta de referentes femeninos. Además de esto, el 45% de las encuestadas ignora la existencia de las carreras de ciberseguridad. Sin embargo, algo va mudando conforme ISC2, en 2017 apenas el 11% de los profesionales dedicados a la ciberseguridad en Europa eran mujeres, al paso que en 2019 ese número ha aumentado al 24%. «La ciberseguridad en España puede ser un ámbito que nos saque del turismo y de los servicios y asimismo puede suponer una esperanza para muchos jóvenes que pueden tener una ocasión laboral que en otro campo no va a aparecer», declara Rubén Santamarta, Primordial Security Consultant en IOActive. En la actualidad en España solo un dos% de la masa laboral corresponde al ámbito tecnológico a pesar de ser uno de los más prometedores. En Europa se precisarán 350.000 profesionales del ámbito de la ciberseguridad en los próximos 3 años, un mercado en el que el desempleo solo es del 1%. Virtualmente, «desempleo cero», conforme el estudio «2017 Global Information Security Workforce Study», elaborado por ISC. Este ámbito es una extensa fuente de trabajos para un elevado número de profesionales recién formados. El informe anual del portal InfoJobs 2017 comprueba que el 47% de las compañías españolas con más de 50 empleados tiene previsto contratar profesionales del ambiente TIC, singularmente «ethical piratas informáticos», especialistas en ciberseguridad y «data scientists». Mas lo más jugoso de este mercado de trabajo no es solo su elevado nivel de empleabilidad (primer situación en el ranking), sino más bien asimismo su remuneración. El sueldo bárbaro promedio del ámbito de la Informática y Telecomunicaciones es de 32.640 euros anuales (más o menos seis.000 euros sobre el sueldo medio de España).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *