Ni parquedad, ni crisis. El nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez –que se va a conocer oficialmente mañana– llega de la mano del despilfarro en su estructura. Un presidente, 4 vicepresidencias y entre 18 y 17 ministerios. En suma, 23 carteras con sus pertinentes secretarios de Estado, subsecretarías, secretarios generales, directivos generales…un suma y prosigue de personal cuya tarea costará a las arcas públicas más de 21 millones de euros, conforme los cálculos de LA RAZÓN.Es bastante difícil contabilizar con precisión el gasto que supone un ministerio. La ley 40/2015 establece que cada unidad está formada por secretarios de Estado, subsecretarios, secretarios generales, secretarios técnicos, directivos generales y subdirectores generales. Para calcular a cuánto asciende el gasto para el tesoro público de los 17 o bien 18 ministros –sin contar vicepresidencias–que formarán una parte del Ejecutivo, se toma como referencia las 34 secretarios de Estado y 18 subsecretarios que conforman el viejo equipo de Gobierno. El R. D.-ley 24/2018, de 21 de diciembre, fijó las remuneraciones para estos cargos. Por lo menos un secretario de Estado recibe 71.666 euros anuales, sin contar con las pagas extras. Con lo que los 34 del gobierno precedente de Sánchez supusieron un gasto anual de dos.436.644 euros que multiplicado por los 4 años que dura generalmente una legislatura asciende a nueve.7456.576 euros. A ello hay que incorporar los subsecretarios. Por norma general son uno por estructura ministerial, si bien hay libertad absoluta para designar cuantos el Ejecutivo desee. Los 18 del precedente gobierno costaron 1.135.710 euros anuales, en tanto que conforme el citado R. D. perciben por lo menos 63.095 euros. Esto es, a lo largo de una Legislatura supone cuatro.542.840 euros por lo menos.A este cálculo –centrado solo en el primer peldaño de cada Ministerio– agregamos las 4 vicepresidencias. Jamás ya antes en la Democracia un Gobierno contó con tantas. Solo en sueldos va a suponer un desembolsó de 1.247.976. Cada vicepresidente percibe anualmente 77.991. El gasto, solo en remuneración por la función que desempeñan los 18 titulares de las carteras que formarán una parte del Consejo de Ministros, asciende a cinco.271.192 euros, utilizando como referencia para el cálculo lo que percibieron en 2019: 73.211 euros. Para finalizar, hay que incorporar el sueldo del Presidente Sánchez que en el ejercicio precedente fue de 82.978.Todos estos cálculos son orientativos y por lo bajo en tanto que, en un comienzo, todos deberá acrecentar cuando el Ejecutivo esté en plenas funciones en tanto que a lo largo del periodo de interinidad el presidente anunció que subiría un 2% el sueldo de los funcionarios.Además, como se ha citado, solo se contabiliza la primera estructura de cada ministerio. A los gastos de cada estructura de gobierno hay que sumar los asesores: esas personas de confianza que son nombradas a dedo. Cuando Sánchez llegó a La Moncloa tras la petición de censura a Rajoy aumentó la contratación de estos efectivos ocasionales de libre designación hasta los 670, esto es un 11,9% más en tanto que superó en 71 efectivos los 599 cargos de confianza con los que el Gobierno de Rajoy arrancó 2018. Su puesto acostumbra a asociarse a la categoría 30 de la administración, la más alta, con un salario al cargo de los Presupuesto que acostumbra a rondar los 55.000 euros.Otro de los gastos para el tesoro público es el relacionado con la cartelería, material de oficina y tarjetas de visitas de cada departamento. Al acrecentar en 5 carteras, el gasto se acrecentará de forma notable en tanto que muchos de los nombres de la estructura de Gobierno cambiarán su nomenclatura, a juzgar por lo revelado hasta el instante. También hay que incorporar el gasto en parquet móvil, en seguridad en viajes y en dietas de todos y cada uno de los ministros y sus equipos de trabajo a lo largo de la legislatura.Con estos números –orientativos– no cabe duda de que Sánchez va a poner en marcha el Gobierno más costoso de la historia. No obstante, no es la primera vez que Pedro Sánchez aumenta su costo. En el mes de junio de 2018, cuando tomó posesión por vez primera, aumentó el número de los ministerios de la administración de Mariano Rajoy. Específicamente, se pasó de 11 carteras a un total de 17, lo que supuso un aumento del 30% en materia de sueldos públicos. Ahora, al pasar de 11 a 22, el socialista va a dibujar un Ejecutivo un 50% más costoso que el de Rajoy.Todo este incremento de gasto se genera en la mitad de las alarmas frente a la llegada de otra recesión económica que, conforme los especialistas, no va a ser tan dura como la precedente, mas precisa de planes de contingencia y no despilfarro económico. Además de esto, con su programa en la mano, el socialista tiene previsto disparar el gasto social y la inversión y con las arcas temblando la única vía para asegurar todo este gasto –el de la estructura ministerial es cuestionable– va a ser la subida de impuestos.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *