Rutas gastronómicas con encanto: A Coruña, destino perfecto para gourmets

Mariscos, pescados, carnes y un sinfín de platos atraen día a día a los más exquisitos comensales. A Coruña reúne, a lo largo de sus calles, restaurantes, bares, tabernas y tascas rebosantes del sabor más puramente gallego.

Si existe un término que englobe la gastronomía gallega es prestigio. Extensamente conocida por la variedad y la calidad de sus productos, multitud de personas incluyen Galicia como destino imprescindible de sus rutas gastronómicas.

Y con ese propósito, no puede pasar desapercibida A Coruña, que no solo destaca por su riqueza cultural, sino, además, por su tradición culinaria procedente del mar.

Sabor gallego

Distinguiéndose mariscos frescos y de calidad como las almejas, los centollos, las nécoras, los mejillones, los percebes, el pulpo, las vieiras o las zamburiñas, así como pescados dignos de ser degustados, como el lenguado, la merluza, el rape, el rodaballo o las sardinas, A Coruña resulta un destino digno de los gourmets más exigentes.

Ciertamente, las frías aguas del Atlántico son el cultivo perfecto para estas piezas capaces de hacer vibrar los sentidos, pero, para los amantes de la carne, no se deben obviar los idílicos prados propios de los paisajes gallegos, cuna de la reconocida ternera gallega.

Entre otros manjares, destacan las empanadas, con rellenos para todos los gustos, tanto de lomo de cerdo hasta de chicharrones, y los quesos, que son los acompañantes perfectos a la tradición vinícola del lugar. Qué mejor que degustar un queso de tetilla, acompañado de un Ribeiro o un Rías Baixas.

Encontrar estos sabores tan característicos no es difícil, puesto que la especialización gastronómica ha hecho posible la apertura de un gran número de bares y restaurantes en los que degustar tapas de todo tipo.

El encanto de las tapas

Para encontrar bares, restaurantes, tascas y tabernas tradicionales basta con seguir la famosa “Ruta de vinos de A Coruña”, que va desde la Plaza de María Pita hasta la calle de la Estrella, pasando por las calles de la Franja, Barrera, la Galera y Olmos, y concluyendo en la Ciudad Vieja, en Capitán Troncoso.

Durante esa ruta es posible encontrar algunos de los lugares más emblemáticos en los que se debe comer al menos una vez en caso de visitar A Coruña, como son A Mundiña, A Troula, La Bombilla, O Courno y O Tarabelo, que, además, gracias a su buena ubicación no quedan lejos de las zonas turísticas.

Como es de esperar, realizar una ruta gastronómica de este calibre implica algo más de un fin de semana, pero por suerte, muchos restaurantes tienen en cuenta esto y por eso trabajan con plataformas de servicio a domicilio, de tal forma que es posible encargar comida para llevar en A Coruña con Just Eat para no tener que recorrer largas distancias de un lugar a otro.

Para recuerdos inolvidables

Por supuesto, a parte del tapeo, A Coruña cuenta con restaurantes de renombre para los que arreglarse y vivir una velada de ensueño.

Desde los restaurantes del Paseo Marítimo hasta la Ciudad Vieja; los restaurantes de moda, como A pulpeira de Melide y Casa Pardo; y, por supuesto, los restaurantes con Estrella Michelín Alborada, que está a cargo del chef Javier Rey y Árbore da Veira, a cargo del chef Luís Veira, el ocio y el sabor están asegurados, aderezados, por supuesto, con las maravillosas vistas de una ciudad considerada una de las 10 joyas ocultas de Europa.

A Coruña es sin lugar a dudas el destino perfecto para entregarse a los sabores, tanto es así que pocos son los que tras una primera ruta gastronómica son capaces de resistir a las ganas de repetir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *