En la mitad del Alentejo, en la localidad de Monte Mor o bien Novo, descubrimos uno de los grandes restaurants de Portugal y, ahora, el único que cuenta con una estrella Michelin en la zona. Les hablo de L´AND. El marco es inigualable. Ubicado en las supones del pasmante hotel de 5 estrellas L´and Vineyards (www.l-and.com), los dos conforman la combinación idónea para pasar un imborrable fin de semana. La delicadez y la excelencia que ofrece este establecimiento hotelero (espléndida bodega propia incluida) al lado de un escenario gastronómico tan excelente como el que nos ofrece José Miguel Tapadejo, su chef jefe. Un viaje por medio de texturas, sabores, olores, técnicas, maridajes y presentaciones que cuenta con un aliado imprescindible: Gonçalo Mendes, su sommelier. Un extenso local, con grandes ventanales y tremenda iluminación, de techos llenos de lámparas de diferentes tonalidades esmeradamente puestas y con bellas vistas al castillo de Monte Mor o bien Novo crean una atmosfera que se me antoja la más ideal para esa ansiada actuación. Una enorme representación que se marcha a festejar en nuestras mesas y de la que vamos a ser testigos privilegiados. Apostando por los productos próximos, por la agricultura biológica, dando valor a lo autóctono, fortaleciendo lo alentejano y buscando la excelencia en todos y cada instante, este equipo de profesionales sigue poniendo el nombre de L´AND en las más altas cúspides de la gastronomía portuguesa. Deseo, pues me semeja de justicia, remarcar un detalle auxiliar que no debe olvidarse. Un muy esmerado servicio, la excepcional calidad de los productos y el hecho de buscar la perfección, siempre y en toda circunstancia es más difícil -desde la perspectiva de la aptitud de un restorán- cuando se asienta en una localidad pequeña. Más todavía en el momento en que nos referimos a un establecimiento de este alto nivel. Un plus que no debe caer en saco roto. L´AND es, consecuentemente, un órdago a favor del Alentejo y lo que supone esta zona. Una apuesta, que sigue actual, por esta tierra merced a la personalidad y a la manera de comprender José Miguel Tapadejo su trabajo en cocinas. Más que un menú degustación lo calificaría como un alucinante “recorrido degustación”. Un regalo al paladar que ofrece una pluralidad digna de ser señalada. Pescados, arroces, algas, ostras, carnes, espumas, salsas, helados, chocolates… son ciertas preparaciones con las que este joven chef nos maravilla. Magia en la cocina. Aquellos estupendos y resplandecientes años en los que el enorme Miguel Laffan tomó las bridas de este restorán continúan, de la mano de José Miguel Tapadejo, reluciendo en el firmamento gastronómico portugués. Sigue la excelencia como razón de ser, como bandera y como divisa de L´AND. La enorme guía roja puso, en su instante, sus ojos en este restorán premiándole con una justa estrella Michelin. Bajo mi punto de vista, debe continuar afirmándola. Hay sobrados razonamientos que lo acreditan. Esta estrella se halla cómoda en la puerta de L´AND. Los motivos son tan conocidos y evidentes que, a veces, la mejor sugerencia es asesorar acercarse. En esta bella representación en la que el comensal es el epicentro de la función solo ha alterado uno de sus actores. La calidad, la calidez, el mimo, la profesionalidad y la excelencia que siempre y en toda circunstancia caracterizaron a L´AND continúan reluciendo con exactamente la misma fuerza. La función sigue y el nuevo actor primordial está llamado a muchas tardes llenas de aplausos. Quien les escribe gozó hace poquitos días de esta brillante representación. Saboreó espléndidos vinos y probó impecables preparaciones propias de un profesor. El enorme telón de este escenario está abierto al más exigente de los públicos y la conocida dedicación de sus actores prosigue recogiendo el mejor de los encomios. Háganme caso, si procuran algo singular, si están por estas entrañables tierras del Alentejo, si desean una gratificante experiencia gastronómica, acérquense al que es, por mérito propio, uno de los templos de la cocina del país vecino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *