El binomio entre turismos deportivos y alta relojería jamás ha vivido un instante tan dulce. Los dos son el objeto de deseo de muchos. Estos 3 relojes resumen la perfecta simbiosis y la perfecta cooperación entre los dos universos. Hublot con Ferrari, Porsche Design, la rama relojera del fabricante alemán de turismos y Roger Dubuis con Lamborghini y Pirelli.

Hublot. Classic Fusión Ferrari GT

Desde el momento en que anunciaron su pacto de cooperación en 2011, Hublot y Ferrari siempre y en toda circunstancia han creado relojes que exhiben un diseño y una ingeniería únicos. Este año, Hublot presenta un ejemplar ligero y muy elegante relacionado con el cosmos del “Gran Turismo”. El Classic Fusión Ferrari GT, cuyo diseño atrevidamente renovador integra el nuevo mecanismo patentado UNICO en una caja con líneas esbeltas y activas, prueba que Hublot y Ferrari han empezado a redactar un nuevo capítulo en la historia de su coalición. La carrera en pos de la innovación y la perfección encarna el impulso creativo imparable que mueve al Centro de Diseño de Ferrari y al equipo de Hublot. El planeta del GT se identifica por la innovación y el refinamiento, como por la pasión por la mecánica, el desempeño y la innovación; valores que comparten tanto Ferrari como Hublot. El fruto de la cooperación es el Classic Fusión Ferrari GT, con una caja, concebida como un auténtico elemento concéntrico en suspensión que mejora la presencia de la esfera, con movimiento UNICO HUB1280, cronógrafo flyback de carga automática frecuentemente de 28.800 alternancias hora y una reserva de tres días (72 horas). Este modelo está libre en 3 versiones de cajas diferentes: titanio (1.000 piezas, 22.450 euros), King gold (500 piezas, 39.700 euros) y lignito 3D, material muy empleado en los circuitos, (500 ejemplares, 27.900 euros).

Porsche Design. 1919 Chronomiter Flyback

Reloj Porsche Design. 1919 Chronomiter Flyback

Porsche Design incorpora un nuevo miembro a su compilación 1919: el cronógrafo flyback con el calibre Werk 01.200 (este mecanismo de carga automática late a 28.800 alternancias por hora y dispone de una reserva de marcha de 48 horas). La función Flyback deja llevar a cero el cronógrafo sin detenerse y iniciar por un instante una nueva cuenta desde cero (basta una sola pulsación para detener la medición de una medición, poner la aguja a cero y reanudar la marcha de manera inmediata al soltar el botón). El nuevo 1919 Chronotimer Flyback Black & Leather es el resultado de centrarse en la máxima funcionalidad y prueba claras semejanzas entre Porsche y el modelo 911. Asimismo muestra un diseño claro y sin concesiones, con un enfoque en la funcionalidad. Está claro que el diseño de la reedición totalmente con la esfera en negro hace referencia a los circuitos al unísono que rinde homenaje al legendario Chronograph I de Porsche Design, el primer modelo desarrollado por el maestro F. A. Porsche. La caja, de 42 milímetros de diámetro y fabricada en titanio, da paso a una esfera en la que aparecen los contadores del cronógrafo: el de 30 minutos bajo las 12 horas y el de 12, a las 6. La ventana de data se ubica a las 4:30, justo bajo el logotipo de la firma. Su costo es de cinco.950 euros.

Roger Dubuis. Excalibur One-off

Reloj Roger Dubuis. Excalibur One-off Reloj Roger Dubuis. Excalibur One-off

El Excalibur One-off, inspirado en los asociados Lamborghini Squadra Corse y Pirelli, está basado en el supercoche Lamborghini SC18 Alston, primer hipercoche único desarrollado por la división del deporte del motor de Lamborghini únicamente para empleo recreativo del usuario en el circuito de carreras. Además de esto, este modelo es una pieza única que nunca será de nuevo producida. Este Excalibur One-off está compuesto por una pasmosa pluralidad de materiales entre aquéllos que resalta su caja, de 47 mm., formada por lámina compuesta moldeada de fibra de carbono (SMC), cobijando en su interior el tercer calibre producido en el marco de esta asociación a 3 bandas, en forma del movimiento RD106SQ con doble tourbillon volante mecánico inclinado a 90 grados. Construido como el motor de un supercoche, emula la geometría en forma de V de los motores Lamborghini. A las 12 en punto, el reloj muestra una hora saltante de doble disco con una aguja para los minutos y un contador de horas saltante (tal y como si fuera un Lamborghini, en el que una sola aguja señala el número de revoluciones y un contador muestra la velocidad). Asimismo se rinde homenaje al Lamborghini SC18 Alston con un selector de función reminiscente que deja al usuario escoger los ajustes del reloj (W = dar cuerda al reloj, S = ajustar la hora). Este único modelo se vendió en el marco del Salón de relojería de Ginebra por 1.150.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *