Con la llegada del invierno, en numerosos países europeos amanecer bajo cero grados es de lo más frecuente, y son temperaturas que afectan a todo género de automóviles, mas ¿de qué manera afecta a los híbridos enchufables, y como podemos sacarle el máximo desempeño aun en temporadas invernales?

-Carga con el turismo caliente: la autonomía en modo eléctrico de un turismo híbrido enchufable se puede ver perjudicada a bajas temperaturas mas existen diferentes funciones y métodos de administración energéticos en el sistema de baterías que asisten a mitigar al límite este efecto. «El frío afecta al desempeño de las baterías por los efectos electroquímicos que tienen sitio dentro de las celdas de Litio-Ión», resalta Francesc Sabaté, responsable de Desarrollo de Sistemas de Energía de Seat. «Es aconsejable cargar la batería en zonas interiores con temperaturas menos frías, poner el vehículo a cargar justo después de su conducción asimismo es buena práctica a fin de que la temperatura de la batería se sostenga y, de esta manera, prosperar el desempeño del proceso de carga», explica Sabaté.

-Preacondiciona la climatización: no hay una temperatura idónea para viajar en turismo, puesto que las circunstancias metereológicas exteriores influyen en las interiores. Incluso de esta manera, los componentes eléctricos rinden de la forma más eficaz a entre 21,5 y 22 grados, con lo que se considera una temperatura deseable. Para alcanzarla sin que repercuta en la autonomía de la batería «con el vehículo todavía conectado al punto de carga, y unos minutos ya antes de su empleo, es conveniente preacondicionarlo usando las funciones de calefacción a distancia, o bien activando los asientos y volante calefactables», aconseja Sabaté. «De esta forma el interior del vehículo va a estar adaptado al acceder a él, sin precisar emplear la energía de la batería para efectuar esta acción una vez comencemos nuestro trayecto», agrega.

-Arranca en modo combustión: en temporadas de frío extremo se aconseja dejar el turismo conectado al punto de carga, esto dejará el empleo de la función de preacondicionamiento, calentando la batería anterior al comienzo de la marcha. Solo en un caso así, «el vehículo va a arrancar el motor de combustión, de esta manera se alcanzará la temperatura adecuada para el empleo de la batería», recomienda el ingeniero. Las pruebas en condiciones extremas a las que estos automóviles eléctricos son sometidos aseguran el adecuado funcionamiento en tales condiciones.

-Conduce suavemente: una conducción suave siempre y en toda circunstancia es clave para reducir el consumo. En un turismo híbrido enchufable, además de esto, es verdaderamente precisa al arrancar en pleno invierno, pues el motor eléctrico entrega su fuerza desde el comienzo. Por otra parte, conducir de forma apacible nos ayuda a acrecentar la energía conseguida por el freno regenerativo. Por poner un ejemplo, en el caso del León y también-Hybrid, «al levantar el pie del freno, sin que los frenos mecánicos lleguen a actuar, la energía cinética del frenado se transforma en eléctrica y es guardada para su uso», concluye Sabaté. De esta forma, se puede acrecentar la autonomía de la batería en exactamente el mismo recorrido.

Y además de esto, 3 consejos generales
-Repasar los neumáticos ya antes de arrancar y llevar cadenas en el caso de nieve.

-Llevar una rasqueta en el turismo para eliminar el hielo los cristales, jamás hacerlo con agua caliente.

-Revisar el nivel de líquido refrigerante (por su parte, anticongelante) para asegurar una buena refrigeración.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *