El mercado de trabajo semeja estar tocando techo. Aunque la fotografía fija que dejan los datos de afiliación media a la Seguridad Social reflejan un récord absoluto de 19,5 millones de personas ocupadas en el primer mes del verano, la mejor cifra desde el instante en que se tienen registros, la caída del paro en un mes siempre y en toda circunstancia beneficioso para el uso ha sido la más baja en diez años con respecto a mayo y la contratación indefinida se ha desplomado en 60.000 contratos menos en lo que va de año con respecto al mismo periodo del año precedente. En todo caso, el número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) ha bajado en 146.476 personas con respecto al mismo mes del ejercicio precedente, con un ritmo de reducción interanual del cuatro,63%, la rebaja más leve desde 2015, cuando en el primer mes del verano bajó el paro en 329.000 personas con respecto al mismo mes del año precedente. En comparación con mes de mayo, el desempleo ha disminuido en 63.805 personas en el primer mes del verano, lo que representa un descenso del dos%, con relación a el mes precedente. Se trata del peor dato desde 2009. Baste con apuntar que en 2013, 2014 y 2016 el descenso mensual del paro en el primer mes del verano fue el doble que el registrado el mes pasado. El total de desempleados se ha ubicado en tres.015.686 personas, la cifa más baja desde noviembre de 2008. No obstante, el paro ha subido en el primer mes del verano en ocho.986 personas con respecto al mes de mayo en términos desestacionalizados. El desempleo masculino ha bajado en 32.756 personas con respecto a mayo y se ubica en 1.218.056 personas. El desempleo femenino ha disminuido en 31.049 personas y se ubica en 1.797.630 personas. Si lo equiparamos con el mes de junio de 2018, el paro masculino ha bajado en 77.296 personas y el femenino se ha reducido en 69.180. Por su lado, el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se ha reducido en el primer mes del verano en 15.970 personas con respecto al mes precedente, mientras que el paro entre las personas de 25 y más años de edad ha bajado en 47.835. El paro registrado ha bajado en todas y cada una de las Comunidades Autónomas, entre aquéllas que destacan: Cataluña (-13.819), Castilla y León (-siete.169) y la capital de España (-seis.523) con el campo servicios como primordial motor generador de empleo. Número de contrataciones El mes pasado de junio se registraron dos.009.011 contratos. De ellos, 174.159 son contratos de carácter indefinido, otros 1.823.177 son temporales y 11.675 de carácter formativo. Con todos estos datos, el sistema sumó 75.584 trabajadores (0,39%) y 510.707 en los últimos 12 meses (dos,69%) hasta lograr el récord de 19,5 millones de ocupados. El mayor dato de afiliación correspondía hasta el momento por mes de julio de 2007 con 19.493.050, esto es, 24.647 personas afiliadas menos que en el primer mes del verano del actual año. Otro dato significativo es el número de mujeres afiliadas a la Seguridad Social, que supera el resultado de mayo, con nueve.050.836 personas, la cantidad más alta que figura en los registros. Representan el 46,37% del total de ocupados. En este sentido, hay que resaltar que el cómputo de los últimos 12 meses muestra que prosigue medrando más el uso de mujeres que de hombres, tanto en cifras absolutas como en tasa. En el último año el número de ocupados se ha aumentado en 239.000, el dos,34%; en exactamente el mismo periodo, la cantidad de ocupadas ha aumentado de 271.707, el tres,09%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *